Sopaipillas pasadas: receta tradicional chilena

Sopaipillas pasadas: receta tradicional chilena
3 Comentarios
16 votos

Las sopaipillas pasadas es una preparación típica chilena. La comemos mucho durante las tardes frías, opacas y lluviosas de invierno, algo así como los buñuelos de viento. La receta de este pan frito llega a América en 1726 junto con los colonizadores españoles, los que las llamaban “sopaipa” palabra de origen árabe–española que significa pan mojado en aceite y que los araucanos la bautizaron como sopaipillas en honor a un ave.

El aporte americano fue darle el baño de chancaca, lo que las hace muy propias. Esto consiste en pasarlas por una salsa hecha con chancaca, que es un producto típico de la repostería chilena elaborado con azúcar sin refinar y melaza. Ésta la disolvemos en agua que saborizamos con canela y cáscara de naranja o limón.

A lo largo de nuestro país nos podemos encontrar con pequeñas variaciones de la receta. En el sur se le adiciona puré de papas a la masa base, en la zona centro es habitual que se les agregue puré de zapallo o calabaza, mientras que en las regiones del norte se preparan sólo con harina, agua, manteca, bicarbonato o polvos de hornear.

Ingredientes

Para 30 unidades
  • Puré de calabaza tamizado, 1 taza
  • Harina de trigo 2-3 tazas
  • Mantequilla fundida, 2 cucharadas
  • Levadura química 1/4 cucharadita
  • Sal
  • Aceite para freír en abundancia
  • Chancaca (similar a la melaza) 450 g
  • Agua 800 ml
  • Canela en rama 1
  • Piel de naranja 1
  • Harina de maíz refinada 25 g

Cómo hacer sopaipillas pasadas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 20 m

En un bol colocamos el puré de calabaza, 2 1/2 tazas de harina, la levadura, la mantequilla y la sal. Amasamos hasta que obtengamos una masa homogénea. Añadimos más harina si es necesario.

Sobre una superficie enharinada estiramos la masa con la ayuda de un rodillo, la dejamos de 1 cm de espesor. Cortamos discos del tamaño deseado y con la punta de un cuchillo le hacemos un orificio en el centro o la pinchamos con el tenedor.

sopaipillas 2

En un sartén profunda colocamos el aceite y lo calentamos a fuego medio. Freímos las sopaipillas por ambos lados, hasta que estén doradas, retiramos y las escurrimos en papel absorbente.

Para la salsa, en una olla colocamos la chancaca, el agua, la canela y la cáscara de naranja. La llevamos a fuego medio y con la ayuda de una cuchara la revolvemos para ayudar a que se disuelva.

Una vez que la salsa esté hirviendo agregamos la maicena disuelta en un poco de agua. Revolvemos y esperamos que hierva. Retiramos la olla del fuego y le agregamos las sopaipillas. Las servimos inmediatamente.

16 votos

Con qué acompañar las sopaipillas pasadas

La costumbre de comer sopaipillas está tan arraigada a nuestra cultura que en la calle nos podemos encontrar con un gran surtido de carritos vendiéndolas durante todo el año, los que se esmeran en ser “los reyes de la sopaipilla” ofreciendo un sin fin de acompañamientos innovadores como: pebre, azúcar flor, pasta de ají, mostaza, kétchup y muchos más. Pero la reina de ellas es sin duda la sopaipilla pasada, no hay nadie que se resista ante tan delicioso manjar. Si algún día vienen a Chile no dejen de probarla.

Espacio culinario


Espacio Culinario es un espacio virtual creado por dos chilenas donde se propicia el encuentro abierto a todas aquellas personas y edades que estén interesadas en aprender sobre la cocina chilena e internacional, la buena mesa y la cultura gastronómica en un lenguaje sencillo.


En Directo al Paladar | Chorrillana. Receta tradicional chilena
En Directo al Paladar | Disfrutemos de la gastronomía chilena con Espacio Culinario

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio