Compartir
Publicidad
Publicidad

Pasta con salsa de requesón y olivada. Receta

Pasta con salsa de requesón y olivada. Receta
Guardar
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He de reconocer que hasta que no cociné esta receta, no me quedé a gusto. Cuando me imaginaba la mezcla, me resultaba muy atractiva, pero lo de mezclar pasta con salsa de requesón y olivada, no era igualmente atractivo para mi familia.

Aprovechando que tenía Pacheri, una variedad de pasta que traje de mi último paseo gastronómico por las calles de Roma, logré convencerles y como al probar la combinación de ingredientes de la salsa, la receta ha sido todo un éxito, aquí me tenéis ahora, encantado de presentaros el invento.

Ingredientes para 4 personas

  • 320 gr. de pasta corta de tamaño grande, 250 gr. de requesón de oveja, 4 hojas de achicoria, 1 cucharada de olivada, media trufa de las de conserva, picada, 100 ml de nata líquida y queso parmesano rallado

Cómo hacer pasta con salsa de requesón y olivada

Comenzamos poniendo la pasta a cocer, en abundante agua hirviendo. Este tipo de pasta corta pero de gran tamaño, suele requerir un tiempo largo de cocción, por lo que mientras se hace la pasta, tendremos tiempo de preparar nuestra salsa.

En el caso de los pacheri, son necesarios 18 minutos para que estén en su punto. Yo suelo esperar a que el agua esté hirviendo, antes de añadir la sal y la hoja de laurel, y luego, cuando recupera el hervor, añado la pasta y cuento los minutos que indique el fabricante.

100canon1.jpg

En ese tiempo iremos salteando en una sartén la achicoria roja o radicchio finamente troceada. Cuando esté preparada, añadimos el requesón, una cucharada de pasta de olivada o de aceitunas y un trozo de trufa picada en trozos muy pequeños, y mezclamos removiendo.

Al mezclar esos ingredientes, obtendremos una pasta de color grisáceo, y con un sabor intensísimo, gracias a la pasta de aceitunas. Con esa pasta, rellenamos los pacheri con una cucharilla y los emplatamos.

Tiempo de elaboración | 25 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Como todas las recetas de pasta, hay que ser rápido a la hora de emplatar para que la pasta llegue bien caliente a la mesa. En este caso, cubrimos con una reducción de nata líquida que haremos en dos minutos en una sartén y decoramos con un cordón de aceite de oliva virgen extra y con queso parmesano rallado, espolvoreado por encima.

En Directo al Paladar | Tallarines con queso de Burgos y pesto de espinacas y pistachos
En Directo al Paladar | Tallarines con salmón, espinacas y queso azul

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos