Publicidad

Albóndigas de merluza en salsa de vino blanco, receta para disfrutar cocinando y degustando

Albóndigas de merluza en salsa de vino blanco, receta para disfrutar cocinando y degustando
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Aunque estamos más acostumbrados a preparar albóndigas con carne y puede que suene un poco original hacerlas con otros ingredientes, os aseguraramos que si probáis esta receta de albóndigas de merluza en salsa de vino blanco quedaréis encantados con ella.

La merluza es un pescado de sabor suave y si os gusta el sabor del ajo y perejil esta receta os gustará, puesa ellos sabe esta salsa. Os aconsejamos acompañar las albóndigas con una buena rebanada de pan, porque os aseguramos que lo mojaréis hasta dejar el plato bien limpio.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Cebolla pequeña 1
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Merluza (puede ser congelada) 600 g
  • Dientes de ajo 2
  • Perejil fresco
  • Panecillo remojado en leche y escurrido 1
  • Huevo 1
  • Vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Harina para rebozar
  • Dientes de ajo (para la salsa) 2
  • Perejil fresco (para la salsa)
  • Cebolla troceada (para la salsa) 150 g
  • Aceite de oliva virgen extra (para la salsa)
  • Harina (para la salsa) 50 g
  • Vino blanco (para la salsa) 80 g
  • Caldo de pescado o fumet (para la salsa) 450 ml
  • Sal (para la salsa)

Cómo hacer albóndigas de merluza en salsa de vino blanc

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 30 m
  • Elaboración 1 h 30 m

Empezamos preparando las albóndigas. Hervimos la merluza y la dejamos enfriar, después retiramos la piel y las espinas. Trinchamos la cebolla muy menuda y la sofreímos en una sartén con un poco de aceite. Agregamos los ajos picados y dejamos que se hagan sólo ligeramente.

Añadimos la merluza desmigada y el perejil picado. Removemos para que se una todo. Escurrimos el pan de la leche y lo añadimos.Incorporamos el huevo, el vino blanco, la sal y la pimienta y lo removemos todo al fuego hasta conseguir una masa blanda pero firme. Si queda demasiado blanda le podemos añadir un poco de pan rallado.

Cuando la masa haya enfriado, formamos las albóndigas, las pasamos por harina y las freímos. A medida que las vayamos sacando las ponemos sobre un plato con papel de cocina para que escurran el aceite sobrante.

Para elaborar la salsa, troceamos los ajos, el perejil y la cebolla. Calentamos un poco de aceite en una sartén y sofreímos primero la cebolla y luego añadimos los ajos y el perejil, con cuidado de que no se quemen.

Añadimos la harina y removemos rápidamente para integrarla y no se queme. Agregamos el vino blanco, el caldo, la sal y la dejamos reducir un poco. Yo la pasé por el túrmix para que mis hijos no encontraran trozos de cebolla, pero no es necesario.

Agregamos las albóndigas a la salsa y lo dejamos cocer todo junto hasta que la salsa espese, removiendo con mucho cuidado de vez en cuando para que no se peguen las albóndigas pero para que no se deshagan.

DaP-paso-a-paso

Con qué acompañar las albóndigas de merluza en salsa de vino blanco

La ventaja de esta receta de albóndigas de merluza en salsa de vino blanco es que puede prepararse con antelación y calentarse antes de servir, estará igual de deliciosa. Acompañadla de un plato de patatas fritas o de un ensalada completa.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir