Compartir
Publicidad

Receta de corvina guisada en pisto

Receta de corvina guisada en pisto
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta es una receta de las que me gustan más. Una receta de aprovechamiento de sobras. Resulta que tenía en casa un lomo de corvina, (con el otro habíamos preparado un estupendo ceviche el fin de semana) y restos del pisto de calabaza que publicamos el otro día. La combinación de pescado y pisto me parecía sugerente, y decidí preparar esta receta de corvina guisada en pisto, que sin duda prepararemos más veces, pues nos gustó mucho en casa.

Si tenéis el pisto ya hecho, como era nuestro caso, podéis tener el plato en la mesa en menos de 15 minutos. Además, el pisto puede ser el de calabaza que teníamos o el tradicional con calabacín o cualquier otra fritada casera de vuestro agrado. ¿Será por eso que siempre hago grandes cantidades de pisto y las congelo para poder usarlo en otras recetas?

Ingredientes para 4 personas

  • 8 tajadas de corvina, (puede ser merluza, rosada o bacalao), 400 gr. de pisto de calabaza.

Cómo hacer la corvina guisada en pisto

Lo primero, cortamos el lomo de la corvina en tajadas rectangulares como las de la foto siguiente y guardamos la parte final de la cola para otra ocasión. Puede ser perfecta cortada en taquitos para alegrar una sopa de pescado, así que la congelaremos. En una sartén, marcamos las tajadas por las dos caras, levemente saladas, y una vez pierden el color crudo, las retiramos del fuego. No necesitamos que queden ya cocinadas, es preferible que queden poco hechas, pues luego cocerán un par de minutos dentro del pisto. Reservamos las tajadas.

Una vez retiremos la corvina de la sartén, añadimos el pisto de calabaza, dejando en la sartén el aceite de marcar el pescado, para que aporte al pisto su sabor. Cuando el pisto esté bien caliente, colocamos las tajadas de corvina sobre él y dejamos que cuezan durante dos o tres minutos. Y ya tenemos nuestro guiso de pescado listo para llevar a la mesa.

Tiempo de elaboración | 15 minutos Dificultad | Baja

Degustación

Servir colocando dos tajadas en cada plato, una sobre otra, y cubrir con un poco de pisto, bien caliente, por encima. Con el sabor tan estupendo que tiene la corvina, y lo fina, tersa y blanca que es su carne, esta receta de corvina guisada en pisto, sólo os puede deparar alegrías. Una combinación de sabores, que nos ha gustado tanto, que seguro que la repetiremos en más ocasiones.

En Directo al Paladar | Ceviche peruano de corvina En Directo al Paladar | Corvina con espárragos verdes y salsa romesco

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio