Publicidad

Sepia con salsa brava y patatas al microondas, la sorprendente preparación que no te cansarás de comer

Sepia con salsa brava y patatas al microondas, la sorprendente preparación que no te cansarás de comer
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Parece mentira qué fáciles resultan algunos platos. Había preparado en casa mis clásicas patatas bravas, con la receta auténtica que no lleva tomate y me había sobrado un poco de salsa que guardé en la nevera. Al día siguiente ví en el mercado unas sepias o chocos en oferta y con lo uno y lo otro hice esta sepia con salsa brava y patatas al microondas, una sorprendente preparación que está tan rica que no te cansarás nunca de hacerla.

No puede ser más fácil, y solamente lleva estos tres ingredientes, sepia, salsa brava y patatas cocidas, y os aseguro que en los últimos dos meses, la hemos ya en casa cuatro o cinco veces de tanto que nos gusta. Y no os engaño si os digo que ahora al escribirla y ver las imágenes que tomé para su elaboración, ya estoy deseando hacerla otra vez. Probad esta receta, hacedme caso.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Sepia 1
  • Patata 4
  • Salsa brava al gusto

Cómo hacer sepia con salsa brava

Dificultad: Media
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 15 m
  • Reposo 1 h

Cortamos la sepia en tiras y después las tiras en tacos. En una sartén con unas gotas de aceite de oliva, vamos dorando los tacos de sepia hasta que estén muy blancos y con pequeñas costras marrones en la parte exterior, tal como se ve en la primera foto del collage que tenéis más abajo.

Por otro lado vamos cociendo las patatas en el microondas, y así de paso le vamos dando más uso, no solo para calentar el desayuno. Pelamos las patatas, las cortamos en trozos y las pinchamos. Después las envolvemos en papel film, las metemos en el microondas y las cocinamos a potencia de 700W dos series o tandas sucesivas de 5 minutos cada una, dejando un minuto de espera entre una y otra.

Preparamos una salsa brava clásica siguiendo las instrucciones de esta receta o si no tenéis tiempo o lo preferís, podéis usar una salsa comercial. Servimos la salsa sobre los trozos dorados de sepia y mezclamos bien a fuego vivo, para que la sepia se impregne del sabor.

Agregamos los trozos de patata cocida y los integramos en el guiso de sepia, removiendo para que estén bien repartidos. Tras cinco minutos, apagamos el fuego y dejamos reposar una hora antes de dar otro calentón y llevarlo a la mesa, para alegría de los comensales.

Sepia Brava

Con qué acompañar la receta de sepia con salsa brava

Para acompañar esta receta de sepia con salsa brava, os recomiendo que hagáis como yo y la estiréis con unas patatas cocidas, que en pocos minutos las tenéis listas y funcionan obviamente muy bien con esta salsa. Para beber, un vino blanco muy muy frío, resulta la opción perfecta. Recordad que estas recetas, como ya os dije al elaborar los calamares en salsa americana, mejoran mucho si se cocinan de víspera para que los sabores sean más intensos.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir