Publicidad

Patatas chafadas al horno con yogur y hierbas: receta de guarnición o picoteo que se devora por sí sola

Patatas chafadas al horno con yogur y hierbas: receta de guarnición o picoteo que se devora por sí sola
Sin comentarios
1 votos

En ocasiones, hay que ponerse un poco brutos en la cocina. Lejos de elaboraciones delicadísimas como la famosa guarnición de Zalacaín, las patatas chafadas o machacadas huyen de finuras para regalarnos un bocado sabrosísimo, que además no podría ser más fácil.

El único secreto está en emplear patatas de calidad, nuevas y pequeñas, redonditas, de piel fina y buen sabor. El resto es tan sencillo como precocerlas ligeramente, chafarlas con el tenedor -o el puño- y hornearlas. Unos cuantos aderezos culminan el plato convirtiendo la guarnición en un bocado digno de disfrutarse por sí solo.

Sin nada más que un poco de sal y pimienta ya están muy buenas, pero siguiendo esta idea podemos aprovechar para coronarlas con buen yogur griego aderezado con hierbas frescas y el siempre refrescante toque de ralladura de limón. En su lugar podemos usar mayonesa, crème fraîche o nata agria, queso fresco o cualquier otra combinación de hierbas que nos guste.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Patata nueva pequeña de guarnición 900 g
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Ajo granulado
  • Yogur griego 250 g
  • Ralladura de limón 1
  • Cebollino
  • Tomillo fresco o seco (u otra hierba)
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer patatas chafadas al horno con yogur y hierbas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 55 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 45 m

Precalentar el horno a 180ºC, lavar las patatas y ponerlas a cocer en abundante agua con un poco de sal. Contar unos 12-15 minutos desde que el agua vuelva a hervir. Deben poder atravesarse con un palillo sin desmoronarse. Escurrir.

Distribuir con cuidado de no quemarse en dos bandejas de horno, dejando cierta separación entre ellas. Con un tenedor, chafarlas apretando varias veces en el centro de cada una, con cuidado de no hacerlas estallar. Dejar el centro un poco más aplastado y recomponer los laterales si se hubieran deshecho demasiado.

Patatas Chafadas. Pasos

Regar con un generoso chorrito de aceite de oliva cada patata, salpimentar y añadir ajo en polvo al gusto. Hornear durante unos 30-35 minutos, hasta que estén bien doradas y crujientes por los laterales.

Mientras se hornean, batir el yogur escurrido con unas varillas o tenedor. Podemos dejarlo sobre un paño limpio o varias capas de papel de cocina, sobre un colador, para escurrir más el líquido y dejarlo más espeso. Salpimentar ligeramente.

Picar un manojo de cebollino con hojas de tomillo, lavados y secos. Coronar cada patata con una cucharadita de yogur, añadir hierbas, ralladura de limón y un golpe extra de pimienta, si se desea.

1 votos

Con qué acompañar las patatas chafadas al horno

Es conveniente servir las patatas chafadas recién cocinadas, aunque atemperadas un poco siguen estando muy ricas; lo que ya desmerecería sería guardarlas en la nevera, pues perderían esa textura tan sabrosa que es parte de su encanto. Podemos tomarlas como picoteo, entrante o de guarnición de pescados al horno, aves asadas o carnes a la plancha. Y se pueden convertir en una base de canapé estupenda, coronándolas con unas lonchas de salmón ahumado o huevo, por ejemplo.

En Directo al Paladar | Receta de papas aliñadas (y las claves para que te salgan como si estuvieras en Cádiz)
En Directo al Paladar | Ensalada de patata y yogur griego: receta para olvidar la mayonesa

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios