Publicidad

Alubias negras en olla de cocción lenta: la forma más fácil de cocinar esta legumbre (y aprovecharla en muchas recetas)

Alubias negras en olla de cocción lenta: la forma más fácil de cocinar esta legumbre (y aprovecharla en muchas recetas)
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Aprovechar la olla de cocción lenta cuando tenemos que quedarnos en casa también tiene muchas ventajas. Aunque es fantástica para preparar guisotes suculentos y carnes que se deshacen la boca, una Crock-Pot es la mejor herramienta para quitarnos de encima de una vez por todas la pereza de cocer nuestras propias legumbres.

Las alubias negras, ya sean de Tolosa o de otra variedad, son un fondo de nevera o congelador de lo más versátil. Pequeñas y sabrosas sin llegar a ser tan cremosas como las canela o algunas pintas, su piel fina hace que se puedan cocinar más rápidamente que otras judías o garbanzos. Y no siempre hay que acordarse de dejarlas en remojo.

Si la alubia negra es de temporada, de cosecha reciente, y de buena calidad, el remojo no es imprescindible, más todavía si vamos a cocerlas en una olla lenta. Apenas ganaremos tiempo y perderemos sabor, pero sí es cierto que con el remojo serán más digestivas, si somos especialmente delicados. Además, remojarlas inhibe la acción de los antinutrientes.

En cualquier caso, se recomienda hervir 10 minutos las legumbres antes de cocinarlas en una olla lenta para evitar las toxinas naturales (lectinas) presente en las alubias crudas. Al cocinarlas a baja temperatura, esta toxina puede no desaparecer del todo y causar molestias, especialmente si no las hemos remojado antes.

Excepto la sal, todos los demás ingredientes son opcionales, pero muy recomendables. Podemos jugar con lo que tengamos en la despensa, aprovechar para dar salida a una cebolla que ya peligre, o probar con otras hierbas secas, incluso con chiles, algas o setas secas.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Alubias negras 450 g
  • Laurel 1
  • Diente de ajo 2
  • Cebolleta o cebolla 1
  • Vinagre de Jerez
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal 2 cucharaditas

Cómo hacer alubias negras en olla de cocción lenta

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 6 h 2 m
  • Elaboración 2 m
  • Cocción 6 h
  • Reposo 8 h

Si queremos ganar algo de tiempo y hacer más digestivas las alubias, ponerlas a remojo la víspera o unas ocho horas antes. Para ello, enjuagarlas primero por si hubiera alguna impureza, y cubrir con abundante agua fría con una cucharadita de sal.

Enjuagar con suavidad tras el remojo, poner en una olla o cazuela con agua nueva y llevar a ebullición. Hervir 10 minutos y trasladar con esa misma agua a la olla de cocción lenta. Añadir el laurel, los ajos, la cebolla, un chorrito de vinagre y otro más generoso de aceite de oliva.

Agregar más agua hasta sobrepasarlas un par de dedos. Añadir una cucharadita de sal, mezclar suavemente y poner la tapa de la olla.

Alubias Slowcooker. Pasos

Programar 6 horas en potencia baja. Este tipo de alubia, cuando es fresca, no suele necesitar más tiempo, pero depende de la variedad y el gusto. Comprobar el punto y, si fuera necesario, aumentar el tiempo en intervalos de media hora. No las queremos muy blandas.

Echar al final de la cocción la otra cucharadita de sal. Las dejaremos enfriar en el propio caldo dentro de la olla y así cogerán mejor textura, suavizándose un poco más. Utilizar como se desee.

Con qué acompañar las alubias negras

Una vez se hayan enfriado lo suficiente, podemos separar los aromáticos de la olla y guardar las alubias en raciones según nos interese. Por ejemplo en porciones para un comensal con su caldo, que se pueden congelar, o escurriendo la legumbre por completo para guardar en seco. También podemos triturar todo para convertirlas en una crema más o menos espesa, combinándola -o no- con otras verduras que tengamos asadas o cocidas.

Las alubias negras son un excelente relleno de fajitas, tacos, burritos y enchiladas, y podemos freírlas o saltearlas para combinarlas con arroz, verduras o carnes. Podemos usarlas para completar ensaladas frías o templadas, enriquecer cremas de verduras o una sopa ligera con pasta. quinoa o arroz. También se pueden convertir en hummus, hamburguesas vegetarianas, etc.

En Directo al Paladar | Estofado fácil de ternera con mostaza en olla de cocción lenta: una de nuestras recetas favoritas para Crock-Pot
En Directo al Paladar | Fabada fácil en olla de cocción lenta: la receta más sencilla para sacar partido a la Crock-Pot

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios