Compartir
Publicidad
Publicidad

El bogavante del almirante, Boga bar

El bogavante del almirante, Boga bar
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo que quería ir a el bogavante del almirante, ahora llamado Boga bar. Siempre me habían hablado muy bien de él, no por ser un sitio de moda puntual si no por ser un restaurante de valor seguro, buena comida, buen servicio, buen ambiente.

La ocasión se hizo propicia hoy, ya que estaba muy cerca del restaurante y que mejor que terminar la semana laboral que comer bien con tu pareja, tranquilos y relajados. Además me había hablado que curiosamente en El bogavante del almirante tienen una guerra con el restaurante de enfrente, el Óliver. Una promoción muy interesante, una semana gastronómica hasta este domingo, cada día un menú español o francés dependiendo si comes en el Boga o en el Óliver.

Sala de el bogavante del almirante

Por eso si veis en la foto alguna banderita española, saber que se debe a la semana gastronómica, y el Óliver las tiene, lógicamente, de Francia. El ambiente del restaurante es muy tranquilo, las mesa amplias y la iluminación invita a comer relajados. Parece, por otro lado, que la gente está dejando de fumar, a pesar de estar totalmente lleno el restaurante y a pesar que se permite fumar tuvimos la suerte de no coincidir con ningún fumador.

El restaurante está, como muchos restaurantes en Madrid construido en semisótanos antiguos, con bóvedas de ladrillo visto. Una ambientación cálida, detallista que combina elementos clásicos pero a la vez modernos. Además una atención muy buena por parte de Alberto Moya, el dueño.

La carta está compuesta principalmente por pescados y mariscos, cosa que a mí personalmente me encanta, ya que son más los restaurantes que dan prioridad a las carnes en sus cartas. Finalmente nos decidimos por comer de carta. Empezamos con un tartár de atún rojo, muy equilibrado, acompañado por unas tostas de pan, que la verdad estaban genial.

Tartár de atún

Seguimos con más entrantes. En este caso podríamos decir que es una ensalada tibia, aunque el nombre del plato era ensalada de pulpitos al jengibre. Justo ha coincido que he comprado hace unos días unos pulpitos congelados y me apetecía probarlos de esta forma. Así que lo mismo me animo y hago algo similar.

Ensalada de pulpitos al jengibre

Alberto nos sorprendió con un plato de temporada realmente bueno. Se trata de un huevo escalfado (en su punto, todo hay que decirlo) sobre un salteado de boletus. Muy buena materia prima para un plato de diez. No todo tienen que ser esferificaciones y espumas.

Huevo escalfado y boletus

El plato que nos hizo decantarnos por la carta en lugar del menú de su “guerra” con Óliver fue el plato estrella, que por algo se llama Boga bar el restaurante, dándole un toque Bistró muy interesante. Bueno, al grano se trata del arroz con bogavante. Muy bueno, de los mejores que he comido, y el bogavante una pieza espectacular.

Arroz con bogavante

Por último, no nos podíamos ir sin probar la tarta de manzana. Postre tradicional en muchos restaurantes y que ellos han sabido darle su toque.

Tarta de manzana

El bogavante del almirante, Boga Bar

Moderno y tranquilo
Precio:30 a 50 euros por persona
Menú especial durante la semana del 2 al 8 de noviembre a 25 euros
Calle del Almirante 11
91 532 18 50

En Directo al Paladar | Restaurante Loft 39
En Directo al Paladar | Menú Calle 13 en el Hotel Room Mate Óscar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos