Compartir
Publicidad
Publicidad

Restaurante Loft 39

Restaurante Loft 39
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A última hora de la mañana, he recibido una llamada para secuestrarme a comer, solo me han dicho la hora y el lugar: Loft 39. Y claro, a mi estas invitaciones me encantan. Así que allí estaba yo puntual, dispuesto a conocer un restaurante de inspiración mediterránea del que he oído hablar mucho y que últimamente está ganando adeptos por momentos.

Aunque se llama Loft, en realidad no lo es. Es un amplio espacio ubicado en el madrileño barrio de Salamanca, en el que puedes comer, cenar o bien tomarte una copa en el Longue. Con un ambiente tranquilo y relajado, a la hora de la comida había pocas mesas y varios almuerzos de trabajo.

Ensalada de queso feta

A los pocos minutos de sentarnos, nos han traído dos ricos aperitivos. El primero unas croquetas de pimiento del piquillo y unas cucharitas de foie, mientras revisábamos la carta. Ésta se divide en entrantes, arroces, carnes, pescados y postres.

Después de tomar la comanda, nos ofrecen una amplia selección de panes entre los que se encuentran el integral, el de pasas, el de aceite, el de tomate o el de curry, que me ha parecido de lo más original.

Para empezar hemos pedido dos entrantes: habitas baby salteadas con chistorra, puntilla de huevo y patitas de chipirón. También hemos pedido unos fardos crujientes de queso brie y frambuesa ácida sobre una cama de canónigos y tomates cherries confitados, que por cierto estaban pelados. Este último entrante reinventa una vez más el clásico aperitivo de brie y lo consigue.

Habitas baby

Yo de segundo he pedido un steak tartar, que me han traído previamente para comprobar el punto de pimienta. Una vez servido ha sido una experiencia muy buena. Lo que más me gusto sin duda fue que lo combinan con un poco de tapenade lo que le da un toque diferente.

Steak tartar loft 39

Mi acompañante ha pedido un risotto de torta del casar con jamón ibérico. Estaba muy rico, pero el arroz estaba un pelín duro para su gusto. Aunque la verdad que según lo fuimos comiendo (la tuve que ayudar, que no le entraba nada), el arroz consiguió un punto muy bueno. Además el toque de la torta del casar es muy original y queda fabuloso y muy cremoso.

Risotto de torta del casár

Sinceramente, lo que más nos ha sorprendido, y muy gratamente, ha sido el postre. Un precioso lingote de oro, chocolate blanco, relleno de aceite y acompañado de helado de balsámico. Un lujo para la vista, el olfato (huele a aceite, como si estuvieras echando un chorrito en el pan) y por supuesto para el gusto. Podría decir, que ha sido lo mejor.

Un precioso lingote de oro, chocolate blanco, relleno de aceite y acompañado de helado de balsámico

Otro punto a su favor es el tamaño de sus raciones, son amplias y generosas. De hecho los dos entrantes los hemos compartido y hemos quedado más que satisfechos. Eso sí, debemos tenerlo en cuenta a la hora de seguir pidiendo entrantes o el segundo.

También existe la opción de un Menú ejecutivo, en el que por 25 euros, podemos comer un primero, un segundo y postre. Para que un día te puedas acercar a comer sin llevarte un gran disgusto a la hora de la cuenta.

Loft 39

Calle de Velázquez 39
Precio de carta 50€/persona aprox.
91 432 43 86

Más información | Restaurante Loft 39
En Directo al Paladar | Baby Beef Rubaiyat, mestizaje culinario en Madrid
En Directo al Paladar | Menú Calle 13 en el Hotel Room Mate Óscar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos