Compartir
Publicidad

Los mejores restaurantes (y bares) para comer los clásicos que nos encantan

Los mejores restaurantes (y bares) para comer los clásicos que nos encantan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La cocina española está repleta de grandes recetas que no nos cansamos de comer una y otra vez. Y es que a quién no le gustan unos huevos rotos, unas buenas patatas bravas, unas tortillitas de camarones crujientes o unos reconfortantes callos. Para los amantes de estas delicias, entre otras, nos hemos puesto a buscar los mejores restaurantes para comer los clásicos que nos encantan.

Porque comer los clásicos que nos encantan lo podemos hacer en muchos sitios, pero que los borden hasta conseguir la perfección es otro cantar. Los mejores restaurantes para comer los clásicos que nos encantan, según nuestro equipo de editores y colaboradores y sus finos paladares, es un trabajo que podemos completar y pulir entre todos. Así que, si tenéis alguna recomendación, no dudéis en dejárnosla en los comentarios.

Los arroces de Casa Benigna

Casa Benigna

Casa Benigna es un pequeño restaurante familiar abierto en 1990 donde el arroz se sirve en "patella", un recipiente ideado por el chef Norberto Jorge, similar a la paella. La patella, que es más gruesa, no tiene asas y está hecha de cobre, cerámica o cromo duro, conserva el calor durante más tiempo. Esto facilita el juego del "cucharón y paso atrás" que proponen en este restaurante donde la patella se coloca en el centro de la mesa y se come directamente de ella.

Casa Benigna
Calle Benigno Soto 9, Madrid
914 133 356

La fabada y la crema arroz con leche de Casa Gerardo

Casa Gerardo

No es que Asturias necesite una excusa para visitarla, pero si hay que buscarla pues buen es que uno no puede morir sin antes probar la fabada y la crema de arroz con leche de Casa Gerardo. Las dos recetas más emblemáticas de este restaurante centenario conviven alegremente junto a platos de total vanguardia. Sus recetas están a disposición de todo aquel que las quiera probar en casa. Todo un detalle.

Casa Gerardo
Carretera AS-19, km. 9, Prendes, Asturias
985 887 797

Las tortillitas de camarones de Ventorrilo El Chato

14925420 1437771892917349 1890644497831600276 N

Con la variedad de camarón de salina se llevan preparando las tortillitas de camarones en Ventorrillo El Chato desde 1993. Potencian su sabor añadiendo lechuga de mar, un tipo de alga, y las fríen en aceite limpio y muy caliente. Así consiguen que se forme ese encaje tan característico y que queden crujientes, rubias y sin exceso de grasa. Como mandan los cánones.

Ventorrillo El Chato
Playa de Cortadura, Ctra de Cádiz a San Fernando, Cádiz
956 250 025

Las patatas bravas de Docamar

Docamar

Si la perfección patatobravera existe entonces las patatas bravas de Docamar la alcanzan. De un tamaño y forma perfectos, tiernas por dentro y crujientes por fuera, las acompaña su salsa secreta. Tan buena que se puede comprar para llevar, por si alguien se anima a emularlas en casa. Docamar se encuentra alejado del centro de Madrid, pero bien merece un desvío de la ruta habitual y deleitarse con sus famosas patatas bravas.

Docamar
Calle de Alcalá, 337, Madrid
913 678 317

La tortilla de patatas de Mesón O'Pote

Tortilla

La tortilla de Betanzos es famosa por ser una tortilla muy poco cuajada y cremosa en su interior que, al cortar, se desparrama por el plato. Elaborada con buenos ingredientes de la tierra, patata gallega de la variedad kennebec, huevos de gallina de corral, aceite de oliva virgen extra y sal, no necesita de más que de buena mano en la cocina y se ha ganado la fama en todo el país.

Mesón O'Pote
Travesía do Progreso, 9, Betanzos, A Coruña
981 774 822

Las rabas de Bar Gelin

1024px Rabas Calamares A La Romana

En Santander son célebres las rabas en muchos bares y restaurantes, pero las de Gelin le han valido al local el apodo de "el rey de las rabas". Es muy popular y siempre está lleno, pero el servicio es raudo y veloz. Aunque si hay que esperar a probar sus rabas tiernas por dentro y crujiente por fuera, pues se espera mientras se va haciendo boca con una caña bien fresca.

Bar Gelin
Calle de Vargas, 29, Santander
942 232 785

La paella valenciana de Casa Pepe Sanchís

18814171 1215889311853967 9178746157991085828 N

Cuando se trata de paella valenciana a la familia Sanchís no hay quien la supere. Galardonado con el premio a la mejor paella valenciana del mundo en 2016, en este restaurante cordobés se cocina la paella a leña y se utilizan exclusivamente productos valencianos. Y es que los Sanchís son valencianos de pura cepa y llevan la paella en la sangre.

Casa Pepe Sanchís
Av. Aeropuerto esq. Calle Naranjal de Almagro, 12, Córdoba
957 412 295

Los huevos rotos de Casa Lucio

Huevosrotos4

En pleno corazón de Madrid, Casa Lucio resiste el paso del tiempo y se mantiene como uno de los lugares de parada obligada en la capital. Su cocina gira en torno a ingredientes de primera calidad, lo que explica que un plato tan básico y humilde como los huevos rotos sean emblema del lugar. ¡Ay, si le hubieran hablado al Lucio de 12 años recién llegado a este restaurante de la popularidad que alcanzaría!

Casa Lucio
Cava Baja 35, Madrid
913 658 217

El pollo asado de Casa Mingo

Casamingo Terraza 5

Otro de los míticos establecimientos madrileños es Casa Mingo, una sidrería asturiana que atrae a las masas por lo jugosos y sabrosos que están sus pollos asados y su sidra natural. Montado dentro de un centenario almacén ferroviario con paredes de madera, barriles y terraza, es habitual ver largas colas de gente esperando a coger mesa, especialmente los fines de semana. Lejos de salir corriendo, os animamos a que tengáis paciencia y os quedéis. Merece la pena.

Casa Mingo
Paseo de la Florida, 34, Madrid
915 477 918

Los langostinos de Casa Bigote

9430776104 C85ac4d412 Z

Casa Bigotes se compone de un bar y un restaurante en el que se sirve, lo que muchos consideran, el mejor marisco de Sanlúcar de Barrameda. Pero lo que de verdad ha trascendido son sus langostinos, del tamaño de dinosaurios, que son tan sabrosos y frescos que si uno tiene la mala fortuna de pasar por allí un día de temporal no encontrará ni langostinos de Sanlúcar ni muchos de sus otros platos estrella.

Casa Bigote
Calle Pórtico Bajo de Guía, 10, Sanlúcar de Barrameda, Cádiz
956 362 696

El salmorejo de La salmoreteca (Córdoba)

10526023 384125535095239 4239681183224963783 N

Tomate de tres variedades diferentes, ajo morado de Montalbán y dos tipos de aceite de oliva virgen extra hacen del salmorejo de La salmoreteca un boccato di cardinale. Es fino, cremoso, aromático y bien emulsionado, el salmorejo clásico es un placer para el paladar al que se unen otros salmorejos de autor como el de maíz, el de setas y trufa, el de tinta de calamar, etc. Un paraíso.

La salmoreteca
Mercado de la Victoria, Paseo de la Victoria, s/n, Córdoba
Agora Mercado Gastronómico, Av. del Brillante, 83, Córdoba
Mercado Lonja del Barranco, Calle Arjona, s/n, Sevilla
Mercado La Galería, Calle España, 5, Fuengirola, Málaga

Las croquetas de croquetas de Echaurren

20525623 1493955677314420 7754417133461353298 N

Crujientes por fuera y con una masa fina y cremosa, casi líquida, por dentro, las croquetas de Marisa Sánchez, madre del bi-estrellado chef Francis Paniego, están consideradas como las mejores croquetas de España. Hace más de 50 años que Marisa, ahora también su hijo, las elaboran de esta manera y son marca de la casa, que bien merece una visita a La Rioja.

Echaurren
Calle Padre José García, 19, Ezcaray, La Rioja
941 354 047

El cocido de Casa Carola

18622441 10154674787128014 2132562820569383233 N

Varios son los establecimientos de la capital en los que se sirve un cocido madrileño que quita el hipo, pero la palma se la lleva Casa Carola, galardonada con el premio al mejor cocido en 2016. Tradicional donde los haya, se sirve en tres vuelcos: primero la sopa con gundillas y cebolleta, después los garbanzos y las verduras (zanahoria, repollo, patata y puerro) y por último las viandas, que incluyen morcilla, morcillo, chorizo, jamón, pollo, tocino y hueso de caña.

Casa Carola
Calle Padilla, 54, Madrid
914 019 408

Los callos de Casa Ciriaco

Callos

En pleno centro de la capital, junto a la Catedral de La Almudena y cercano al Palacio Real, se encuentra este centenario restaurante de comidas caseras hechas con cariño y tradición. Un sitio sin grandes lujos pero muy acogedor en el que se sirven unos callos a la madrileña que podrían resucitar muertos. Al frente de la cocina desde hace más de 40 años se encuentra Amparo Moreno, toda una institución en el local.

Casa Ciriaco
Calle Mayor, 84, Madrid
915 480 620

En Directo al Paladar | Los 11 mercados más bonitos del mundo
En Directo al Paladar | Receta de salmorejo cordobés con Thermomix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos