Publicidad

Probamos la hamburguesa de paella, el delirante invento de un restaurante valenciano para Fallas

Probamos la hamburguesa de paella, el delirante invento de un restaurante valenciano para Fallas
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

No sabemos si es el viento del Levante, la velocidad con la que operan las neuronas de sus habitantes o su legendario espíritu comerciante, pero solo a un valenciano se le podría ocurrir semejante engendro de la naturaleza: la hamburguesa de paella.

Esta semana la ciudad vive su fiesta mayor y para festejar por todo lo alto el restaurante deli_rant ha incluido en su menú del día este invento, que pretende ser la mezcla perfecta entre ambos platos universales, pero ¿lo han conseguido?

Nos acercamos a la sede madrileña del restaurante, en el barrio de Chueca, donde por primera vez se han animado a servir también un menú de Fallas, que puede probarse hasta el sábado, y en el que se esconde el invento.

Su responsable, Pilar Borrell, nos cuenta que la hamburguesa de paella ha sido una idea de Carlos Pinazo, chef del restaurante, que elabora las cartas para los locales de Valencia y Madrid, jugando siempre con los dobles sentidos.

Deli2 La "hamburguesa" por dentro.

La hamburguesa de paella tiene, en efecto, forma de hamburguesa, pero no es propiamente ni una hamburguesa ni una paella. Para empezar, no lleva arroz. Para emular el sabor del mítico plato lo que hacen es mezclar el resto de los ingredientes de la paella valenciana: sofrito de tomate, judía verde, pollo y, sobre todo, garrofó, que es el sabor predominante, para conformar lo que recuerda más a una hamburguesa vegana de legumbres que a una de carne (aunque no es vegetariana).

El resto es el acompañamiento normal de una hamburguesa: un pan rico, tomate, lechuga, cebolla y, como guarnición, un kétchup con romero (otro elemento típico de la paella) y unas patatas asadas.

Lo cierto es que, para lo aberrante que resulta siquiera concebir una hamburguesa de paella, el invento es comestible, incluso se puede decir que está (relativamente) bueno, aunque ni siquiera sabe mucho a paella. Es mucho mejor un arroz o una hamburguesa por separado, pero hay que tomárselo como lo que es: un juego.

Deli6 El restaurante está repleto de libros que te puedes llevar.

Un restaurante repleto de metáforas

La hamburguesa de paella nos sirve para conocer deli_rant, un restaurante que abrió en Valencia en 2010, donde ha cosechado un gran éxito, y que, desde hace año y medio, podemos visitar en Madrid.

El restaurante parte de una propuesta conceptual. La comida se elabora a partir de juegos de palabras. “Primero van los nombres y luego los platos”, explica Borrell. Así encontramos en la carta propuestas como la ensaladilla lusa (con bacalao en vez de atún), el tajín de tajá (cuscús con panceta) o el fizz and chips (un bacalao rebozado con peta zetas).

Esto da pie a presentar numerosos trampantojos, como la crema catalana de torta del casar, en el que este queso extremeño se presenta imitando el popular postre o la Macdalena, una magdalena que esconde en su interior una hamburguesa.

Deli4 Torrija de tomate con jamón.

En nuestra visita probamos la torrija de tomate con jamón ibérico, una simpática tapa que constituye una forma distinta de presentar el típico pan con tomate y jamón. También nos recomendaron el churro con rabo de toro, una especie de crêpe de rabo de toro acompañada de su propia salsa que, aunque se queda a medio camino como trampantojo (el churro no parece un churro), estaba muy sabroso.

Terminamos la comida con un postre bautizado como tiramisushi que da lo que promete: un tiramisú presentado a modo de sushi (que se presenta a nuestro gusto demasiado frío, quizás por el congelado necesario para obtener su forma).

Deli3 Churro de rabo de toro.

Tapas asequibles y menú del día

A la carta, compuesta en su mayoría por tapas y raciones para compartir bastante asequibles, se suma al medio día un menú del día de 15 euros, que a veces sorprende con inventos como la hamburguesa de paella, pensada para Fallas. Como nos cuenta Borrell hay menús especiales (pero al mismo precio) para Navidad, Acción de Gracias, el Año Nuevo Chino o San Valentín. También hay disponible un menú degustación de 30 euros con una selección de los platos de la carta.

Deli5 Tiramisushi.

La oferta del local se completa con seis grifos de cerveza artesana –de la fábrica valenciana Tyris– y una carta de cócteles donde, de nuevo, se juega con los dobles sentidos con propuestas como la beergarita (cerveza con tequila) o el thaquiri (un daiquiri con especias tailandesas).

Deli_rant no tiene una propuesta gastronómica de vanguardia, y quizás no complazca a los paladares más exigentes, pero tiene una oferta de tapas simpática, que, al menos en Madrid, se puede disfrutar en un local muy agradable –que recuerda al salón de una casa, donde incluso te puedes llevar los libros– y a un precio muy asequible.

Qué pedir: no te vayas sin probar el churro de rabo de toro y alguna de las cervezas artesanas, que están también muy bien de precio.

Datos prácticos
Dónde: Carrer del Almirante, 20 (Madrid) y Plaça del Col·legi del Patriarca, 4 (Valencia)
Precio medio: en torno a 30 euros
Reservas: 915 327 968 (Madrid) y 963 25 89 19 (Valencia) Horario: Cierra domingos y lunes.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir