Compartir
Publicidad
Publicidad

Taberna La Alacena, un pequeño gran local en Hoyo de Manzanares, Madrid

Taberna La Alacena, un pequeño gran local en Hoyo de Manzanares, Madrid
Guardar
10 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas, mi amiga Lúa Monasterio preguntaba en Twitter si pagaríamos cien euros por comer en un restaurante. Reflexionando sobre esta cuestión, llegué a la conclusión de que en pocas ocasiones me plantearía pagar ese precio por una comida, y me di cuenta de que en realidad me llaman mucho más la atención los pequeños restaurantes con un origen y desarrollo humilde, esos que no están en las listas, ni gozan siquiera de un boca a boca demasiado extendido pero que siempre están llenos, pues tienen su parroquia fiel gracias a su buen hacer.

Un tiempo después reservaba una mesa para comer en la Taberna La Alacena, en Hoyo de Manzanares, con una referencia oral por toda seña. Nos habían dicho que el restaurante era muy pequeño, apenas cuatro o cinco mesas pero que merecía la pena comer allí, pues cuidaban mucho la cocina. Una vez aparcado el coche comenzamos a buscarlo bajo la lluvia. Tuvimos un momento cómico, cuando despistados y guarecidos en la puerta del restaurante preguntamos a un transeúnte por dicho local. Disimulando una risa floja, señaló hacia nosotros y dijo: es aquí.

Comedor
Croquetas de boletus

Una vez dentro, nos sorprendió el pequeño espacio del restaurante. Dividido por un escueto biombo, una tradicional barra de bar da servicio al tapeo, mientras que unas pocas mesas con una capacidad para unas doce personas acomodan la zona de restaurante. Esa coincidencia entre quienes comen y quienes toman una caña en la barra puede ser algo incómodo si te toca la mesa más cercana a esta, pero pasa pronto, ya que a eso de las tres solo quedan los comensales y el ambiente se relaja.

Ensalada de habitas

Tras dar la bienvenida a un aperitivo a base de pescado y marisco, llega la carta, sencilla y con unas pocas referencias como es de esperar, y de agradecer, en un local pequeño. A la hora de tomar nota, es la cocinera quien ataviada con su pulcra chaquetilla verde nos atiende, transmitiendo tranquilidad y gusto por su trabajo. Es un placer preguntarle por algunos platos, pues no escatima en detalles y su trato augura buena comida en la mesa.

Tartare de salmón

Compartimos unas croquetas de boletus, caseras, correctas y con un profundo sabor a hongos, y una ensalada de habitas tiernas con jamón de pato y mango, salpicada de fresas, bien aliñada y quizá demasiado abundante.

Rape al cremat con gambas y cigalas

De segundo, mi pareja escogió un tartare de salmón, mezclado con hortalizas y rematado por unas hermosas gambas; tras las explicaciones de nuestra anfitriona, me decanté por un rape al cremat con almejas. Una receta que no conocía, con una salsa a base de ajo y almendras muy sabrosa, que cubría pescado y marisco en el centro, dejándose rodear por unas lascas de rape. Me gustó, pero llegó algo frío a la mesa, presentar el pescado finamente troceado tiene esos riesgos.

Tarta de chocolate blanco y queso

De postre había dos platos: arroz con leche y tarta de chocolate blanco y queso. Nuevamente agradecimos que solo hubiera dos referencias en la carta; un local que pretenda hacer una cocina casera y fresca no puede permitirse un gran número de platos en carta, es una garantía de calidad que en la Taberna La Alacena entienden a la perfección.

Ambos pedimos la tarta de chocolate blanco y queso, fresca y esponjosa, que sorprendía con un suave sabor, mezcla de los dos ingredientes.

En el capítulo de los precios, hay que decir que estos son muy ajustados, sobre todo en carnes y pescados. La cuenta final, con un Albariño Princesa da Veiga Rías Baixas y un café, arrojó un saldo de treinta y tres euros por persona.

Taberna La Alacena

Cocina tradicional y creativa de temporada Plaza de la Hontanilla, 11 Hoyo de Manzanares, Madrid 91 856 69 87 - 636 46 41 54 Precio medio: 30 euros www.tabernaalacena.com

En Directo al Paladar | Juanalaloca, de tapas por La Latina en Madrid En Directo al Paladar | Restaurante En Bandeja, una sorpresa escondida entre naves industriales

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos