Raclette: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones

Raclette: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
Sin comentarios

Preguntar a un suizo si le gusta más la raclette o la fondue puede generar intensos debates, aunque en el fondo cualquier buen helvético se quedará con ambos platos, ¿por qué elegir? La raclette, que define tanto a la elaboración como a un queso con denominación de origen protegida, es quizá más versátil y agradecida, pues apetece tanto en la temporada de frío como en los días de verano. Y para muchos suizos es el plato oficial de Nochevieja, perfecto para montar toda una fiesta alrededor de la mesa.

En realidad, aunque solemos identificar la palabra raclette también con el aparato, en alemán se refieren a sus artilugios con términos específicos, como racletteöfen, ya que son inventos más modernos. El raclette es un queso típico de la región del Valais, zona francesa, y se dice que el plato nació a raíz de la costumbre de los pastores de fundirlo al fuego para calentar el estómago en el frío de las montañas.

Raclette Pro

Para poder comerlo, el queso había que "rasparlo" con un cuchillo sobre el plato o pan, y de ahí nacería el tradicional plato suizo, muy popular también en Francia y hoy extendido a medio mundo. Hoy se ha convertido en todo un ritual que reúne a familias y amigos alrededor de una mesa bien poblada de rebanadas de queso, buen pan, patatas cocidas, encurtidos y otras viandas.

Como ya explicamos más a fondo al ahondar en la historia y pormenores de la raclette, para facilitar su preparación se diseñaron aparatos específicos destinados tanto al servicio profesional en hostelería como el doméstico. Hoy en día encontramos múltiples opciones con diferentes artilugios para recrear la raclette suiza en casa, con opciones que se adaptan a distintas necesidades. Veamos cuáles son.

En qué te tienes que fijar a la hora de comprar una raclette

El formato

Raclette Queso

Una raclette se puede preparar siguiendo tres métodos: al fuego de leña, raspada y con raclonette. Son estos dos últimos los que nos interesan para recrear la experiencia helvética en casa, y se diferencian por el formato del artilugio a usar:

  • Raclette raspada. Es el sistema que se emplea a nivel más profesional, en restaurantes y ferias, y el preferido por los verdaderos apasionados de este queso. Llamado Racletteöfen, es un aparato patentado a mediados del siglo XX en el que se colocan medias ruedas del queso sobreuna placa metálica, exponiendo la superficie del corte al calor que emite un calefactor. A medida que se funde la capa externa, el queso se va raspando para su servicio. Los resultados son mucho más sabrosos pero el artilugio es más aparatoso y requiere más trabajo.

  • Raclonette. El modelo doméstico más popular presenta sartenes individuales donde cada comensal deposita su porción de queso para fundirlo en el cuerpo principal del artilugio, mediante calor eléctrico. Normalmente tienen una plancha o grill antiadherente superior que permite cocinar otros alimentos al mismo tiempo, convirtiendo la raclette en un menú completo perfecto para compartir. Es muy sencillo de usar y los hay muy compactos.

Dimensiones y comensales

El tamaño de una raclonette viene marcado principalmente por el número de comensales a los que puede servir, es decir, el número de mini sartenes individuales que alberga. En realidad se podrían compartir entre varios, pero es mucho más cómodo -e higinénico- que cada comensal disponga de su sartén propia para ir preparándose el queso a su gusto.

Las hay desde individuales -una monada, que suelen calentarse con velas especiales- y dobles, muy compactas, hasta para 12 personas, las más voluminosas. Suelen aumentar en números pares y, según el diseño, pueden ser redondas, cuadradas o rectangulares.

Sartenes

Optar por un modelo u otro dependerá de cuántos solamos ser en casa o para cuántos invitados queremos preparar el festín. Por sus dimensiones, y puesto que no se pueden plegar para guardar, no recomendamos ir a los modelos más grandes salvo que estemos muy seguros de que vamos a darle mucho uso y aprovechando toda su capacidad.

Para una familia estándar o una pareja que pueda tener invitados, el tamaño de cuatro o seis puede ser el ideal. Las raclettes de ocho también son un formato popular porque dan más juego de cara a celebraciones en casa, y siempre se pueden aprovechar las sartenes sobrantes para cocinar varias raciones a la vez, en tiempos distintos, evitando tener que esperar mucho entre un queso y otro.

Potencia y termostato regulable

El objetivo de este aparato es fundir el queso a una velocidad razonable y cocinar a la plancha o grill verduras y otros alimentos, por lo que necesitamos buena potencia. Una buena raclette de ocho personas deberá tener, al menos, 1200W de potencia, siendo más recomendables las de 1400W-1600W. Hoy en día son muchos fabricantes los que directamente ofrecen potentes máquinas de 2000W, aunque, lógicamente, gastan más. Las más pequeñas rinden bien con unos 600-800W.

Termostato

Aquí entra en juego además la importancia de ofrecer un termostato regulable, que nos permite jugar con la temperatura según el gusto o las necesidades. No todos los quesos funden igual a la misma temperatura, y a veces no nos interesa que lo hagan demasiado rápido.

Los materiales

La superficie de las sartenes debe ser de material antiadherente de calidad para que el queso pueda coger bien el calor, se funda y se deslice sin dificultad. El cuerpo del aparato suele ser metálico, pero algunos fabricantes añaden toques de madera para darle ese punto más rústico y "alpino" que evoca a la raclette original helvética. Además, debería ser termoresistente, seguro al tacto para evitar quemaduras.

Raclette Peque

En cuanto a la plancha o grill superior, el formato puede variar; a menudo una misma marca presenta distintos modelos de una misma raclette: con plancha antiadherente metálica lisa, combinando plancha y grill, de piedra natural o combinando piedra y plancha/grill. Elegir una superficie u otra va en función de gustos y precio.

La piedra es más cara, pesa más y no ofrece tanta antiadherencia, pero si se trata bien ofrece resultados mucho más sabrosos en verduras, carnes o pescados. El grill es más recomendable si tenemos previsto cocinar alimentos más grasos, pues la marca de la parrilla realmente no ofrece más ventajas que recoger la grasa, más allá del dibujo en el alimento.

Accesorios y extras

Raclette Pala

Generalmente todos los fabricantes incluyen un juego de palas, normalmente de madera, para deslizar el queso de las sartenes, pero no viene mal comprobar que así sea. En caso contrario, siempre se pueden adquirir aparte.

Otros detalles a tener en cuenta son la facilidad de limpieza (si la plancha o piedra es extraíble o apta para el lavavajillas) y la seguridad, muy importante especialmente con niños en casa. Además de que el cuerpo sea frío al tacto, conviene optar por una raclette con pies antideslizantes, fusibles especiales contra sobrecalientamiento y una luz que indique la temperatura.

Diferentes modelos que encontramos en el mercado

Cecotec Raclette Cheese€Grill 12000 Allstone

Raclette Cecotec Piedra

El modelo más vendido de raclette en Amazon es de formato rectangular, tiene 2000W de potencia, ocho sartenes y una parrilla superior de piedra natural extraíble. El cuerpo con acabado inoxidable cuesta 64,90 euros en la plataforma, y actualmente está un poco más barato en la web de la marca (63,90 euros).

Aunque también podemos optar por dos versiones, algo más económicas, con plancha antiadherente o con medio grill y media piedra, el modelo con piedra completa nos parece una mejor inversión por su alta calidad. La piedra tiene una superficie de cocinado de 50,9 x 25,3 cm y se puede lavar en lavavajillas. Con termostato regulable y luz indicadora de temperatura.

Cecotec Raclette de Queso y grill Cheese&Grill 12000 Inox AllStone. 2000 W, Parrilla superior de piedra natural, Acabados en acero inoxidable, 8 sartenes individuales, Diseño extraíble

Mini raclette Kuhn Rikon

Mini

Bonita y elegante, esta mini raclette de uso individual también puede ser un pequeño complemento a una comida y cena en pareja. Muy pequeña y compacta, está formada por una sola placa-sartén alargada que se calienta por el calor de tres velas, por lo que al principio hay que tener paciencia para que el queso se derrita.

Una vez entra en calor el proceso va bastante rápido, y permite también cocinar verduras a la plancha, tostar pan o calentar alimentos. También es ideal para mini tortitas, burritos o crêpes. Cuesta 21,90 euros.

KUHN RIKON 32108 - Set Mini raclette, Color Rojo

Princess Stone Grill

Princess

La gama de Princess de raclette también es muy popular y dispone de diversos modelos con tamaños para todos los gustos. Esta en concreto puede ser una gran opción para quien busque un modelo más compacto y versátil, con grill de piedra natural y cuatro sartenes. Cuesta 36,99 26,50 eruos.

Con un tamaño de 33x21x11,2 centímetros y poco más de tres kilos de peso, tiene 600W de potencia, termostato regulable, luz indicadora de temperatura y una piedra fácil de limpiar de 21 cm de lado, cuadrada. Es además apta para su uso en campings.

Princess 162810 Stone Grill Party – Raclette y parrilla para 4 personas

Raclette Party de Severin

Severin

Este modelo es otro de los más populares, mejor valorados y más vendidos, que además puedo dar fe personal de que funciona la mar de bien y es perfecto para mesas de 4-6 personas. Tiene 1500W y cuesta actualmente 55,99 euros.

Cuenta con ocho minisartenes y una piedra de excelente calidad para cocinar a la plancha verduras, carnes o marisco al mismo tiempo. La piedra hay que calentarla con cierta antelación -tampoco demasiada- y no requiere engrasarla con nada, solo aderezarla con un puñado de sal gruesa. Permite regular la potencia de la temperatura y también tiene luz indicadora de la temperatura.

SEVERIN Raclette con piedra natural, parrilla reversible con superficie de piedra y 8 sartenes antiadherentes, parrilla eléctrica para 8 personas, máx. 1400 W, negro, RG 2372

Raclette H.Koenig RP418

Koenig

Este modelo ovalado con ocho minisartenes logra un aprovechamiento máximo del espacio y además cuenta con tres placas superiores intercambiables, lo que multiplica las opciones a la hora de montar fiestas y comidas en casa. Cuesta 119 69,99 euros.

Así, además de cocinar el queso raclette (u otro), podemos usar la parte superior con placa para mini tortitas, plancha grill con dos superficies separadas o una piedra natural completa. Con 1500W de potencia, luz indicadora y termostato regulable.

H.Koenig RP418 Raclette - Grill para 8 personas, 1500 W, Acero Inoxidable, Negro, Gris, Rojo

Cecotec Raclette Cheese&Grill 6000 Black

Raclette Cecotec

La casa española tiene, además de sus modelos de raclonette tipo plancha, un fantástico modelo doméstico que adapta la tradición suiza al hogar, y que pudimos analizar a fondo probándolo en casa, sacando una nota más que alta. Además de no ser demasiado aparatoso, está a muy buen precio, pues solo cuesta 35,12 31,90 euros.

En elegante color negro completo, este artilugio de 600W es más que potente y capaz de fundir con eficacia el queso en pocos minutos; tiene una plancha superior donde se pueden cocinar verduras u otros alimentos al mismo tiempo y viene con dos espátulas de madera para raspar el queso o deslizar las porciones individuales, si usamos ese formato. El termostato es regulable y y el soporte para el queso se puede extraer por completo.

Cecotec Raclette Cheese&Grill 6000 Black. Potencia 600W, Función Grill, Acabado Acero INOX, Termostato Regulable, 2 espátulas de Madera, Parrilla Superior Antiadherente

Klarstein Appenzell XL

Raclette Klarstein

Para verdaderos apasionados de este plato o quienes busquen vivir la auténtica experiencia de todo su ritual en casa, a falta de horno de leña en las montañas. Por 79,99 euros. Como el caso anterior, este tipo de artilugios no necesitan más que unos 600W de potencia para ofrecer excelentes resultados.

En este caso tenemos un modelo con dos soportes para queso, regulables en altura para jugar con la potencia y los tiempos, totalmente reclinables hacia fuera para deslizar fácilmente el queso, y son ajustables para sujetar mejor cada pieza de queso. Además también incluye la plancha superior antiadherente para verduras o lo que se tercie, y el termostato es regulable.

Klarstein Appenzell XL - Raclette con plancha, 600 W, termostato, resistencia de acero inoxidable, parrila en la parte superior, portaquesos con altura regulable, giratorios e inclinables, negro

Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

En Directo al Paladar | Barbacoas eléctricas: ¿cuál es mejor comprar? Consejos y recomendaciones
En Directo al Paladar | Qué es la raclette y cómo prepararla: la guía definitiva para disfrutar de este magnífico plato de queso suizo

Temas
Comentarios cerrados
Inicio