Compartir
Publicidad

Crostini o tostas de cerezas agridulces con queso de cabra. Receta de aperitivo veraniego

Crostini o tostas de cerezas agridulces con queso de cabra. Receta de aperitivo veraniego
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tengo que hacer grandes esfuerzos por recordar que la fruta estival es estupenda para cocinar recetas dulces y saladas, porque me gusta tanto que la suelo devorar tal cual cuando vengo de la compra. Pero recetas sencillas como estos crostini o tostas de cerezas agridulces con queso de cabra me confirman que merece la pena dedicarles un poco de atención en la cocina.

Los crostini son hoy un clásico de los antipasto en restaurantes italianos, y como todo han evolucionado con todo tipo de variantes. Creo que se usa más el término para porciones pequeñas de pan tostado, casi como canapés, mientras que la bruschetta suele ser más grande. En cualquier caso, nos sirve sin problemas nuestra palabra tosta para denominar a este aperitivo de temporada perfecto para ir abriendo boca en un día de verano.

Ingredientes para unas 10-15 unidades

  • 400 g de cerezas o picotas jugosas, 1 cucharada de vinagre balsámico, 1 y 1/2 cucharaditas de miel, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1/4 cucharadita de salsa Worcestershire, 1 cucharadita de mezcla de hierbas provenzales, 1 pizca de pimentón ahumado o picante, pimienta negra, sal, queso de cabra cremoso, cebollino picado, sal en escamas, aceite de oliva virgen extra, 1 barra de pan estilo baguette o rústica.

Cómo hacer crostini o tostas de cerezas agridulces con queso de cabra

Lavar bien las cerezas, secar y retirar los rabitos. Abrir por la mitad y retirar los huesos. Mezclar en un cuenco el vinagre con la miel, el aceite de oliva, la salsa Worcestershire, las hierbas provenzales, el pimentón y salpimentar. Añadir las cerezas y mezclar muy bien. Dejar marinar o cocinar directamente.

Calentar una sartén y añadir las cerezas con toda la salsa. Cocinar a fuego medio, removiendo de vez en cuando, unos 15-20 minutos, o hasta que las cerezas estén muy tiernas y jugosas, y el líquido haya espesado. Dejar enfriar.

Cortar rebandas de pan de un dedo de grosor y tostar en tostadora, en el horno o a la plancha. Cubrir con una capa de queso de cabra cremoso y repartir por encima las cerezas con parte de los jugos. Agregar cebollino picado y unas escamas de sal en cada unidad.

Crostini de Cerezas y Queso. Pasos

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Lo mejor es servir los crostini o tostas de cerezas agridulces con queso de cabra en el momento, para que el pan no se reblandezca y la sal esté crujiente. Podemos preparar la fruta con antelación y montar las tostas en el momento de servir, aunque es preferible que no estén muy frías para que hagan un ligero contraste con el frescor del queso. Son un aperitivo o primer plato delicioso, cuyo sabor agridulce se puede ajustar un poco al gusto cuando hagamos la mezcla del marinado, haciéndolo más picante incluso.

En Directo al Paladar | Tostas de tomate y mozzarella con mortadela de Bolonia. Receta
En Directo al Paladar | Tostas de albaricoques asados con queso de cabra. Receta de aperitivo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio