Compartir
Publicidad

Los chiringuitos de nuestras playas

Los chiringuitos de nuestras playas
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son el sustento de muchas familias durante el invierno, son el sitio donde trabajan miles de trabajadores durante el verano, desde que sale el solo hasta más allá de la puesta. Para los veraneantes es el sitio donde reponer energías de la playa agotadora o simplemente el lugar donde ir a charlar un rato junto a una ración y una caña fresquita. Los chiringuitos pueblan nuestras playas pero los hay de mil tipos diferentes.

El Chiringuito-kiosco

Del chiringuito más pequeño y con menos servicios podemos recorrer una misma playa hasta el chiringuito más preparado y que se puede considerar un restaurante en toda regla.

El honor de ser un chiringuito-kiosco recae sobre el típico puestos de helados que ha evolucionado un poco y se ha convertido en una caseta de madera donde encontrar refrescos, algunos aperitivos en formato bolsa de chuches, los helados para los peques y poco más, la verdad. Oferta gastronómica variada, como que no encontramos siendo sinceros. Pero cumplen su función.

El chiringuito-kiosco con sillas

Chirinquito kiosco con sillas

Ocupan un poco de más espacio en las playas y de lejos puede parecer que nos encontramos ante un chiringuito en toda regla. Pero no nos dejemos engañar, el chiringuito-kiosco con sillas es precisamente eso, el kiosco anterior pero con sillas para sentarse bajo una sombra.

La verdad que resulta ideal para escapar por un momento de las tumbonas y sillas de playa que se clavan en los higadillos. Por cierto, a lo mejor tenéis suerte y estos chiringuitos enanos tienen una freidora y un mini horno y su oferta gastronómica pasa de ser de bolsas de chuches a patatas fritas y pizzas precongeladas. Lejos de nuestras sardinas a la plancha.

El chiringuito que quiere ser restaurante

Chiringuito algo más

De un año para otro nos encontramos algunos chiringuitos que han evolucionado. La oferta de ofrecer revistas de letura, flotadores, chuches y helados varios se ve que les ha ido bien y encontramos como ahora si pueden considerar un chiringuito en toda regla, o casi al menos.

Las sillas no están sobre la arena, han puesto un suelo. La zona de servicio ha crecido, tienen incluso grifos de cerveza e incluso tienen una pequeña cocina que les permite preparar algunas raciones que pueden llamarse eso, raciones. Aunque seguimos con una oferta limita y basada en platos precongelados.

El chiringuito restaurante

Chiringuito restaurante

Los restaurantes que están en la misma playa ya si que son un lujo, pasamos del chiringuito al restaurante que ofrece la comida de un buen chiringuito y que para ser restaurante se queda un poco limitada para ser un buen restaurante.

Pero seamos sinceros, eso no nos importa. Aquí tenemos las raciones de toda la vida, bien hechas, con ese sabor a playa inconfundible y que las hace especiales. Y por supuesto podemos disfrutar de un menú del día, arroces por encargo y algunos otros platos que vienen siendo la locura del verano y que yo personalmente no entiendo, como son las pizzas.

De aquí en adelante hay algún otro tipo de chiringuito que evolucionado de la conjunción del chiringuito restaurante y de otras tendencias más gastronómicas, como pueden ser los gastrobares. Ofrecen además de muy buenas vistas, buena atención y sobre todo un buen ambiente acompañado de una buena oferta gastronómica.

En Directo al Paladar | Raciones de chiringuito, las sardinas
En Directo al Paladar | Las comidas de los domingos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio