Compartir
Publicidad

Pasta casera: todo lo que necesitas para empezar con las mejores ofertas

Pasta casera: todo lo que necesitas para empezar con las mejores ofertas
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo, cuando aún me proponía retos culinarios de cara al año nuevo, me autoimpuse lanzarme a intentar la pasta casera. La primera vez fue un poco caótica -y yo tendría unos 18 añitos- pero lo importante es que salió deliciosa y no tardé en repetir. ¿A ti también te apasiona la pasta y quieres probar a hacerla en casa? Toma nota de estos consejos para principiantes y apunta las mejores ofertas para ir equipándote con lo básico, más algunos utensilios de pro para triunfar.

Si hay una tendencia que no falla cuando se habla de modas gastronómicas cada año, es la vuelta del DIY, do it yourself, el hazlo tú mismo de toda la vida. Lo que se hacía antiguamente en todas las casas ahora se está recuperando y a veces con un aura de cierto postureo moderno. Pero nosotros celebramos que se redescubra el placer de amasar pan, hornear pizza o hacer pasta casera desde cero. Se puede empezar por lo más básico y sencillo para luego ir complicándonos todo lo que nos apetezca. Cuidado que engancha.

Pasta fresca casera: el secreto está en la masa

Pasta

Si os fijáis cuando compréis pasta, la mayoría de la seca solo contiene harina de trigo y agua, salvo cuando se especifica que es pasta al huevo. Y es que la base de la pasta no podría ser más sencilla, una masa formada por dos ingredientes que puede adquirir miles de formas y combinaciones de sabor una vez cocinada. Pero la harina usada, floja, con poco gluten, hace que sea difícil de trabajar, por eso a nivel casero se suele recomendar la pasta al huevo.

Una vez se tiene la receta básica de masa, se puede hacer casi cualquier cosa con ella. Con una proporción de unos 100-120 g de harina por cada huevo L, se trabaja relativamente con facilidad, una vez cogido el tranquillo. Un poco de sal, algo de aceite de oliva y listo, se amasa hasta que queda homogénea y se deja reposar antes de estirar muy, muy bien. Después tan solo hay que cortarla según se prefiera, a cuchillo o con máquinas y moldes específicos.

Como consejos generales, es recomendable tamizar la harina muy bien y trabajarla a la antigua usanza, formando un volcán en el que se echarán los huevos. Entonces se baten con un tenedor y se va incorporando la harina poco a poco. Aunque tengamos una máquina, el rodillo será imprescindible para empezar a estirarla, y no nos podemos olvidar de dejarla secar. ¿Os atrevéis con unos ravioli caseros?

Máquinas para hacer pasta

Pasta casera

Las llamadas genéricamente máquinas de pasta lo que hacen es facilitarnos la tarea de estirar la masa y cortarla según los patrones de los accesorios que incorpore. Hay muchos modelos en el mercado, algunos demasiado barateros -como diría mi madre-que terminan saliendo caros. Si os interesa de verdad el mundo de la pasta casera, mejor invertir un poco en una buena máquina, pues será más fácil de usar, con mejores resultados y no se os estropeará a las primeras de cambio.

Si apostamos por marcas italianas de confianza acertaremos sin riesgos. Una de las más populares es la máquina Imperia SP150, que está ahora mismo a 55,38 euros en Amazon. Permite regular seis espesores distintos e incluye dos cortadores para tagliatelle y fettuccine. Otra muy conocida es la Marcato Atlas, que sale por unos 56,25 euros, en este caso con diez grosores distintos y un cuerpo de acero cromado. Si preferís algo más económico para empezar, la conocida casa Ibili tiene de oferta a 29,11 euros su propio aparato.

Accesorios para la máquina

Pasta casera

Estas máquinas de pasta suelen ofrecer accesorios que se venden aparte para acoplarlos y cortar la masa en las formas que se prefieran. Hay tanta variedad de pasta en Italia que las opciones son múltiples, con muchas formas y anchos distintos. La casa Marcato tiene hasta 13 modelos entre los que elegir, y podemos destacar el de raviolis, a 44,45 euros en Amazon o el de sus primos pequeños raviolini, a 47,90 euros en Le Cuine. Tampoco podemos olvidar los imprescidibles espaguetis, cuyo accesorio está a 22,14 euros en Hiperchef, donde se puede ver además la gama completa.

Para la máquina Imperia tenemos algún accesorio muy original, como este en Amazon para hacer los gnocchetti sardi, a 34 euros. Este otro es muy práctico porque permite hacer tanto espaguetis como trenette, y sale por 34,90 euros. El accesorio para hacer raviolis de Ibili cuesta por su parte 16,35 euros, también en Amazon.

Cortadores y moldes manuales

Pasta casera

No es necesario hacerse con un arsenal de accesorios para la máquina, ya que además se puede empezar cortarndo la pasta simplemente con un cuchillo y alguna regla que sirva de guía. Otra opción son los rodillos cortadores, más económicos y que ocupan menos sitio en la cocina. En Amazon tenemos varios ejemplos, como este de acero para tallarines finos a 10,49 euros, un juego de rodillos de madera para sacar cuatro cortes diferentes por 28,90 euros, o este tan práctico con 12 hojas diferentes para distintos tipos de corte, que sale a 19,80 euros.

También es una buena idea hacerse con un cortador de pasta rellena, estilo ravioli, ya que además nos pueden servir para otras elaboraciones de repostería y masas como empanadillas pequeñas. El redondo de Ibili está de oferta a 4,79 euros, al mismo precio que el cuadrado. Este cortador de hoja doble, lisa y dentada, también es una buena opción, y podemos usarlo para muchas pastas distintas y otras masas como galletas, a un precio de 14,70 euros. Si preferís los moldes para la pasta rellena, el set de tres diseños de Imperia puede ser una buena inversión, a un precio de 39 euros.

Otros utensilios para terminar de triunfar

Pasta casera

Quien se tome esto de hacer pasta casera realmente en serio puede plantearse equipar la cocina con algunos utensilios extra para terminar de convertirse casi en un profesional. Hemos dicho que la pasta se debe secar antes de cocinar, y aunque se puede hacer sobre un paño de tela limpio -o colgada en el tendedero-, no es mala idea hacerse con un colgador de secado especial.

Los hay de madera, más clásicos, y también de materiales más actuales y ligeros, con brazos a diferentes alturas para ahorrar espacio. Por ejemplo, tenemos este fantástico de Marcato a 35,84 euros, de gran calidad y plegable, con 16 brazos cristalinos. Más clásico es este modelo de madera a 20,37 euros, de Imperia, con 12 brazos paralelos, y más económico encontramos este modelo de plástico desmontable a tan solo 9,99 euros.

Pasta casera

Por último, quizá nos interese invertir en accesorios muy especiales, como el precioso cortador de pasta guitarra con su rodillo, a 31,95 euros, o el rodillo especial para amasar la masa de pasta, bicónico de madera de haya, que sale a 15, 40 euros. Y conocer saber todo lo que hay que saber sobre el arte de la pasta casera, el libro Pasta Fresca de las hermanas Simili es un básico para cualquier cocina, y está a un precio de 17,10 euros. Ideal para empezar.

Como comentaba al principio, las bases de la pasta casera son muy sencillas y a partir de nuestra primera incursión podemos animarnos a perfeccionar más el proceso. Cuando yo hice pasta la primera vez amasé a mano, estiré con rodillo, corté a ojo con cuchillo y dejé secar la pasta colgando sobre un paño colgado de la mesa. Salió con una forma algo rústica, pero deliciosa. ¿Os animáis con alguno de estos utensilios?

En Directo al Paladar | Las mejores sartenes antiadherentes que hemos encontrado en las rebajas para cocinar como un profesional
En Directo al Paladar | Baja temperatura y vapor a precios bajos: Los 21 utensilios para cocinar más saludable este 2017

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos