Publicidad

Cómo hacer pasta fresca al huevo: la receta básica que siempre funciona

Cómo hacer pasta fresca al huevo: la receta básica que siempre funciona
10 comentarios
13 votos

Hacer pasta fresca en casa es sencillo. No requiere más que de un rodillo para estirarla y un cuchillo para cortarla. La puedes personalizar, tiene más sabor y mejor textura y produce una sensación de logro que no se te va a quitar en mucho tiempo.

Hay dos tipos de pasta fresca base. Por un lado, la que se elabora con harina de trigo duro y agua para, una vez formada, dejar secar. Por otro lado, la pasta fresca al huevo. Esta última se hace con harina floja y necesita la adición de huevo (proteína) para poder dar cohesión a la propia masa así como elasticidad.

La pasta fresca al huevo tiene más color y mayor valor nutricional. La peculiaridad de esta masa es que, precisamente por llevar huevo, se debe consumir fresca. Una vez lista se puede mantener en la nevera durante un par de días, pero lo ideal es cocinarla inmediatamente.

Además de harina y huevo, a este tipo de pasta hay quien le añade un poco de agua para conseguir la consistencia adecuada. Otros incorporan un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Incluso hay recetas de pasta fresca al huevo en las que solo se usan las yemas. Nosotros te vamos a enseñar la receta básica que siempre funciona.

Esta es una receta que se puede hacer perfectamente a mano, pero hay instrumentos que facilitan enormemente la tarea, como son las amasadoras y las cortadoras de pasta.

Kitchenaid 5K45SSEWH Serie Classic - Batidora amasadora multifunción, color blanco

Kitchenaid 5K45SSEWH Serie Classic - Batidora amasadora multifunción, color blanco

Marcato MC002057 - Máquina para hacer pasta, color plateado

Marcato MC002057 - Máquina para hacer pasta, color plateado

Ingredientes

Para 4 personas
  • Harina de trigo 500 g
  • Huevos M 3

Cómo hacer pasta fresca al huevo

Dificultad: Media
  • Tiempo total 30 m
  • Elaboración 30 m
  • Reposo 1 h

En una mesa de trabajo limpia hacemos un volcán con la harina y cascamos los huevos dentro. Amasamos poco a poco mezclando primero con la punta de los dedos y después con toda la mano. Hay que hacerlo con energía, que quede bien ligado todo. Obtendremos una masa ligeramente dura y se tiene que despegar de las manos. Si nos queda muy seca añadimos un poco de agua y si está húmeda un poco de harina. Todo dependerá del tipo de harina que uses y del tamaño de los huevos.

Istock 1215484254 Hacemos un volcán con la harina y cascamos los huevos dentro

Envolvemos la masa en papel film, para que no se seque, y dejamos reposar durante una hora. Con esto conseguimos que la proteína se desarrolle, coja cuerpo y se vuelva más elástica. Algo que ayudará enormemente cuando llegue el momento de estirar.

Una vez reposada, dividimos la masa en porciones y boleamos. Espolvoreamos con un poco de harina la superficie de trabajo y estiramos cada bola con un rodillo. Es importante que quede bien una lámina fina y rectangular, para que al cortarla obtengamos unas buenas tiras de pasta.

Istock 1215216453 Dividimos la masa en porciones, estiramos y cortamos

Existen infinidad de cortes y formas que dar a la pasta. Nos decantamos por los tagliatelle, muy sencillos. Espolvoreamos cada lámina con una fina capa de harina y doblamos en zigzag. Con un cuchillo bien afilado cortamos porciones de un centímetro. Colocamos las porciones de pasta sobre una tabla, formando nidos con cada una de ellas, y tapamos con un trapo mientras continuamos cortando el resto de la pasta.

Istock 1206646318 Formar nidos con la pasta

Una vez lista, solo queda cocerla en agua con sal. El ratio que recomiendan los expertos en pasta es de 10 gramos de sal por cada litro de agua y un litro de agua por cada 100 gramos de pasta. No obstante, si no quieres andar midiendo, asegúrate de usar abundante cantidad de agua para que la pasta suelte la harina que lleva adherida y cueza libremente.

Istock 483322715 Cocer en abundante agua

El tiempo de cocción dependerá del grosor de la pasta y de si es rellena o no. Puede variar desde los dos hasta los cinco o seis minutos. Lo mejor es probar el punto antes de sacarla del agua. A nosotros nos gusta dejarla ligeramente dura para poder darle un último golpe de cocción en la salsa y que quede al dente.

13 votos

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Con qué acompañar la pasta fresca

Si te has animado a preparar pasta fresca casera, lo ideal es que hagas lo mismo con la salsa para darte un festín en condiciones. Prueba nuestras salsas clásicas o úsala para cocinar todo tipo de recetas de pasta.

En Directo al Paladar | Índice del curso de cocina
En Directo al Paladar | Cómo hacer pasta fresca, los utensilios

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios