Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué es un infiernillo

Qué es un infiernillo
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando era pequeña descubrí un extraño aparato guardado en el fondo de un armario de la cocina, era redondo, con unas patas de metal pintadas de color naranja que, aguantaban una especie de piedra con una espiral de metal incrustada en un bajo relieve en la misma “piedra”. Cada vez que lo veía le preguntaba a mi madre que era aquello y siempre me contestaba que era un infiernillo.

Estudiando catequesis, como estaba yo por aquella época, apunto estuve varias veces de decir en confesión que mi madre tenía un infierno pequeñito en la cocina, aunque nunca me atreví, no quería meterme un lío y que me prohibieran hacer la primera comunión, santa inocencia la mía por aquel entonces.

Menos mal que con el tiempo aprendí que un infiernillo es un aparato pequeño y portátil, que se utiliza para realizar cocciones, y al que también se le puede llamar “cocinilla“ y “hornillo“.

Pueden funcionar con alcohol, con gas o con electricidad. No se les considera placas de cocción ya que están provistos de unos pies cortos o de un zócalo para poder colocarlos sobre una mesa u otro mueble.

  • El infiernillo de alcohol se suele utilizar para cocer platos directamente en la mesa como pueden ser las fondues, para mantener calientes algunos platos ya cocinados o para flambear determinadas preparaciones justo en el momento de servirlas. Pueden ser de cobre, de acero inoxidable o de metal plateado, pueden tener entre uno y dos quemadores.
  • El infiernillo de butano suele ser el de campista, un quemador con un soporte metálico, donde se ponen encima los recipientes, posar los recipientes, y que se atornilla directamente en la botella de camping gas. También puede tener dos quemadores integrados en el mismo marco y unidos por un tubo a la botella de gas o al grifo de gas ciudad. Permite unas operaciones de cocción rudimentarias, aunque mucho más completas que el de alcohol.
  • El infiernillo eléctrico tiene una o dos placas calentadoras, que están empotradas en un marco de metal esmaltado. Los modelos antiguos tenían una resistencia metálica en un soporte de tierra refractaria, y montaban sobre un marco con pies de metal esmaltados. En muchas viviendas se les solía considerar una cocina de emergencia, para cuando se acababa el gas de la bombona.

No es invento moderno ni mucho menos, unos arqueólogos excavaron, en la zona asiática de Turquía, una cocina del neolítico donde encontraron entre otras muchas piezas un calentador de comidas parecido al fondue. Se sabe que en la época romana eran de bronce, funcionaban con brasas y se utilizaban como los alcohol, para cocer o recalentar directamente en la mesa.

En el siglo XIII se fabricaban infiernillos de hierro forjado montados sobre ruedas, y en el siglo XVIII se llegaron a fabricar modelos en plata.

Foto | Flickr
En Directo al Paladar | Qué es una marmita
En Directo al Paladar | Flambear o flamear

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos