Publicidad

Para qué sirve realmente una nevera inteligente: un año con el frigorífico Samsung Family Hub

Para qué sirve realmente una nevera inteligente: un año con el frigorífico Samsung Family Hub
1 comentario

Hace casi una década que se presentaron las primeras neveras inteligentes: frigoríficos conectados que, además de conservar en buen estado nuestra comida, nos prometían tener en todo momento ordenado lo que salía y entraba en ellos.

Pero del dicho al hecho, hay un trecho. Al final, muchos de estos frigoríficos se limitaban a tener una pantalla con un sistema operativo Android, en la que podíamos, sí, apuntar la lista de la compra, pero al final todo el mundo usaba para escuchar música o ver el calendario.

Pero hoy la domótica no es una promesa, sino una realidad, y los modelos más avanzados de neveras inteligentes hacen cosas que hace no tantos años consideraríamos de ciencia ficción.

En el CES de 2016 Samsung presentó su primer frigorífico Family Hub, una de las neveras conectadas más avanzadas, cuyo último modelo fue cedido por la compañía coreana a Directo al Paladar para formar parte de nuestra recién estrenada cocina.

Los nuevos electrodomésticos llegaron a nuestras oficinas en navidades de 2019 y todo el mundo sabe lo que pasó a los pocos meses: la pandemia trunco todos nuestros planes. Por suerte, poco a poco, fuimos recuperando la actividad, y, tras meses probando la nevera, podemos escribir con conocimiento de causa sobre ella.

Nevera2

Una nevera de uso intensivo

La Samsung Family Hub es una nevera de tipo americano, con dos puertas: la izquierda para acceder al congelador, la derecha para la nevera. Su interior es enorme: hablamos de una capacidad neta de 593 litros, 210 en el congelador y 383 para el frigorífico.

Una familia, aun numerosa, nunca tendrá problemas de espacio en esta nevera, en la que se puede almacenar comida suficiente para sobrevivir durante meses. La distribución del espacio, además, la convierte en una nevera muy cómoda y fácil de mantener ordenada: hay cajones para frutas y verduras, un soporte para botellas, baldas muy altas y espaciosos compartimentos laterales.

El frigorífico cuenta con la tecnología de Samsung metal cooling, un recubrimiento metálico en el interior del frigorífico que reduce la dispersión del frío que ayuda a conservar y restaurar la temperatura original independientemente de cuántas veces abras y cierres la puerta.

Para los amantes de las neveras americanas, el frigorífico cuenta, claro está, con el típico dispensador frontal de hielo y agua.

Y hasta aquí lo que podemos esperar de una buena nevera. Pero lo verdaderamente sorprende es todo lo demás.

Capacidad

Capacidad bruta

640 litros

Capacidad neta

593 litros

Capacidad neta frigorífico

383 litros

Capacidad netra congelador

210 litros

Ancho

912 mm

Dimensión altura con bisagra

1780 mm

Fondo neto con tirador

716 mm

Peso neto

127 kg

Material de los estantes

vídrio templado

Regrigerante

R600a

Autonomía

10 horas

Clase de eficiencia energética

A++

Consumo de energía

382 kWh/año

Nivel sonoro

39 dBA

Frigorífico Family Hub Grafito A++ RS68N8941B1

Frigorífico Family Hub Grafito A++ RS68N8941B1

Una pantalla con la que hacer de todo

La puerta de la derecha de la nevera cuenta con una pantalla táctil de 21,5 pulgadas, desde la que se gestionan todas las funciones de la nevera.

La interfaz recuerda a la de cualquier móvil Android, con muyas aplicaciones que podemos configurar a nuestro gusto. De un vistazo, podremos ver en la cocina el calendario familiar (que se puede sincronizar con Google o Microsoft), el tiempo, las noticias, los mensajes que quiera dejarnos el resto de miembros de la familia o, incluso, hacer llamadas a través de Bluetooth.

La nevera tiene un altavoz integrado (que no suena nada mal) desde el que podemos escuchar música –cuenta con las aplicaciones de Spotify y Amazon Music– o ver cualquier contenido audiovisual enviándolo desde el móvil con la aplicación Smart View.

Pero las funciones más interesantes son las propias de la nevera, que pueden cambiar por completo la forma en que organizamos nuestras compras si nos entregamos a ellas.

Nevera5 Se puede ver el interior de la nevera sin abrir la puerta, pero lo verdaderamente interesante es que también puede verse desde el móvil.

La gran virguería de la nevera, que nos dejó muy sorprendidos cuando la descubrimos por ver primera, es la función view inside que, como indica su nombre en inglés, nos permite ver dentro de la misma sin necesidad de abrir las puertas, ni estar siquiera en la cocina.

El interior de la nevera cuenta con tres cámaras, orientadas a los tres grandes compartimentos del frigorífico (el congelador no tiene), que se pueden consultar desde cualquier ubicación a través del móvil. Ni que decir tiene que esto es muy útil si, estando en el supermercado, no recordamos si nos falta una u otra cosa: basta acceder a la aplicación y ver qué hay dentro de la nevera.

La nevera cuenta también con una aplicación en la que podemos hacer listas de la compra e ir apuntando los alimentos que metemos en ella, con su fecha de caducidad, para que la aplicación nos avise cuando se acerque esta.

Todas estas funciones requieren de cierto esfuerzo de nuestra parte, a la hora de mantener la nevera bajo control, pero si nos entregamos a ellas son verdaderamente útiles. En un solo lugar podemos ver una receta (visitando, por ejemplo, Directo al Paladar a través del navegador integrado), comprobar qué ingredientes nos faltan para añadirlos a la lista de la compra, que se sincroniza en nuestro móvil. Y una vez en el supermecado, si creemos que hemos apuntado algo mal, podemos ver el interior de la nevera. Es casi imposible dejarse algo.

Nevera6 Las configuraciones de temperatura de la nevera también se controlan desde la pantalla táctil, que nos avisa de cuándo hay que reemplazar los filtros.

Precio y conclusiones

Cuando la nevera Family Hub se presentó por vez primera, en 2016, tenía un precio de casi 6.000 dólares. Hoy cuesta la mitad, y se puede adquirir por 3.000 euros o desde 83,31€ al mes hasta 36 meses en la web de Samsung.

Sin duda, es una nevera cara, que no se puede permitir todo el mundo (ni por precio ni por espacio), pero teniendo en cuenta que este tipo de frigoríficos americanos de gran capacidad no suelen bajar de los 2.000 euros, lo que verdaderamente hay que valor, si te lo puedes permitir, es la utilidad de las funciones inteligentes. Y si hace unos años podríamos afirmar que servían para poco o nada, hoy no es el caso. No se me ocurre una función más útil de una nevera que poder mirar qué hay dentro desde el móvil.

Frigorífico Family Hub Grafito A++ RS68N8941B1

Frigorífico Family Hub Grafito A++ RS68N8941B1

En Directo al Paladar | Cómo congelar verduras y frutas en casa correctamente (y no salir tanto a hacer la compra)
En Directo al Paladar | Cuánto aguanta la comida en la nevera: el tiempo máximo para comer seguro es siempre cuestión de días

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio