Sigue a

coposdeavena.JPG

Los copos de avena que todos conocemos y que alguna vez, en mayor o menor medida, hemos consumido en un desayuno o como ingrediente en bollería, proceden de la Avena sativa, una gramínea que procede del sudoeste de Asia y que poco a poco se empezó a cultivar como acompañante del trigo y la cebada.

La avena principalmente se consume en los países del norte de Europa ya que el ambiente húmedo que les caracteriza favorece su crecimiento. En la época de los griegos y los romanos se consideraba como una forma enfermiza del trigo. Y a lo largo de la historia y siempre que se ha descrito a este cereal, la verdad sea dicha, no se le ha favorecido mucho. Lo mejor que se podía decir de este cereal durante mucho tiempo era, la avena es un “grano que en Inglaterra se suele dar de comer a los caballos, pero que en Escocia alimenta a las personas”.

Hoy en día la avena tiene otro prestigio o reconocimiento ya que forma parte de multitud de dietas “sanas” y está presente como ingrediente principal en mueslis, cereales para desayunar, granolas, etc.

Si buscáis recetas de avena por internet podréis ver como salen multitud de recetas para personas que practican culturismo o musculación. Esto es debido a que la avena es un cereal que contiene de 2 a 5 veces más grasa que el trigo y a la vez contiene una encima que digiere las grasas. Por lo que si esta enzima digiere las grasas, y la avena tiene mucha grasa, el tiempo de almacenamiento se hace muy corto y entonces necesita de tratamientos secundarios para inactivar la enzima.

Otra cualidad negativa de la avena es que no sirve para hacer panes esponjosos y de fácil digestión, por eso ha quedado un poco relegada a un segundo plano.

Pero encontramos características positivas de la avena, no todo iba a ser negativo. Tiene hidratos de carbono no digeribles, llamados betaglucanos, lo que ayuda a combatir el colesterol “malo” en la sangre. Y si hablamos de lo importante que es el no envejecer, la avena tiene componentes fenólicos que tienen acción antioxidante.

En Directo al Paladar | Galletas de avena con chocolate
En Directo al Paladar | Muffins de avena con pasas y manzana

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios