La Royal Society elige los mejores descubrimientos en la historia de la alimentación

Sigue a

The Royal Society

Hoy en día la tecnología avanza tan rápido que casi cuesta seguir el ritmo de los nuevos avances que prometen hacernos la vida un poco más fácil. La hemos asimilado de tal manera que parece que no podemos vivir sin depender de ella, y eso que la mayoría de descubrimientos son relativamente recientes, también en la cocina. Siguiendo estas ideas, la Royal Society ha querido indagar en la evolución de la alimentación y ha elegido los mejores inventos en la historia de la alimentación.

Para definir ese listado, la que es la academia de la ciencia del Reino Unido ha contado con la participación de un grupo de sus miembros más destacados en el conocimiento de la evolución humana. Dicho grupo seleccionó inicialmente unas cien invenciones de las que finalmente extrajeron una selección de veinte. Las propuestas finales se sometieron a la votación de expertos en la industria alimentaria y miembros de la propia asociación.

En el podio final de los tres primeros se han situado el enlatado de conservas, la pasteurización o estirilización, y, como “ganador” de este peculiar ranking, la refrigeración. Se trata de tres avances que produjo la ciencia en los siglos XVIII y XIX, por tanto, muy recientes, pero que sin duda marcaron un antes y un después en la vida humana. Las consecuencias de estas innovaciones fueron decisivas para el desarrollo de la industria alimentaria, pero también para la economía y la salud de la población general.

La refrigeración se ha impuesto de este modo sobre otros inventos más recientes, como el microondas, y sobre descubrimientos mucho más antiguos, como el arado. No hay duda de que una elección de este tipo puede resultar polémica y siempre estará sujeta a debate, pero lo interesante de este proyecto es la reflexión que deja abierta. Solemos valorar lo mucho que avanza la medicina, pero las innovaciones en materia alimentaria han sido también fundamentales para la evolución de la humanidad. Este es el listado de los diez finalistas:

  • La refrigeración.
  • La pasteurización y estirilización.
  • El enlatado en conservas.
  • El horno.
  • La crianza selectiva.
  • La irrigación.
  • La máquina trilladora y la cosechadora.
  • Las técnicas de horneado y cocción.
  • El molino.
  • El arado.

¿Estáis de acuerdo con la lista?

Imagen | Kaihsu Tai,
Más información | The Royal Society
En Directo al Paladar | Los tomates mutantes o por qué los tomates no saben a nada
En Directo al Paladar | ¿Por qué parece que unos sabores combinan mejor con otros?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios