Bizcocho esponjoso de nata y limón. Receta

Síguenos

Bizcocho esponjoso de nata y limón. Receta

Este bizcocho esponjoso de nata y limón es una de esas recetas que guardo con especial cariño. Aunque en casa mi abuela lo hacía con nata que guardaba de la leche que se ordeñaba, la versión actual no deja de ser deliciosa aunque utilice nata comercial, hombre no es lo mismo, pero está delicioso.

Para aromatizarlo he utilizado limón, aunque queda riquísimo con naranja y también, si queremos seguir mi receta original de casa, un chorrito de anís, cosa que es muy habitual en los dulces tradicionales gallegos. Como más os guste el resultado es fantástico, como si no queréis ponerle nada más, la nata aporta un sabor y textura tan especial que por sí sólo no os defraudará.

Ingredientes para un bizcocho

  • 4 huevos M, 200 gr de azúcar, 200 gr de nata para montar, ralladura de 1 limón, 175 gr de harina de repostería, 16 gr de impulsor(Royal), mantequilla para engrasar un molde.

Cómo hacer bizcocho esponjoso de nata y limón

Calentamos el horno a 180º con calor arriba abajo sin aire. Engrasamos un molde para bizcocho mediano. Montamos las claras en un cuenco y las reservamos. Por otro lado batimos las yemas, el azúcar y la nata hasta conseguir una masa esponjosa. Mezclamos la ralladura de limón a la masa.

Añadimos la harina con el impulsor tamizados y unimos con cuidado hasta que esté todo bien integrado. Por último echamos en varias veces las claras montadas que teníamos reservadas a la masa, cuidando que no se bajen mucho en la medida de lo posible.

Vertemos con cuidado la masa en el molde y horneamos durante unos 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo en centro del bizcocho, éste salga seco. Sacamos el bizcocho del horno, dejamos en el molde durante cinco minutos y desmoldamos sobre una rejilla para que se enfríe completamente.

Bizcocho esponjoso de nata y limón. Receta

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Baja

Degustación

Este bizcocho esponjoso de nata y limón resulta muy jugoso, así que si queremos mantenerlo perfecto durante unos días, debemos envolverlo bien con papel film o plata lejos del aire. Incluso se puede conservar en la nevera y sacarlo un poco de antes de que vayamos a consumirlo. Debido a la nata que contiene aguanta varios días muy bien, pero no está de más seguir estos consejos.

En Directo al Paladar | Bizcocho de suero de mantequilla. Receta
En Directo al Paladar | Bizcocho de claras y chocolate. Receta

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

26 comentarios