Sigue a Directo al Paladar

salsa

La salsa de Navidad es el postre típico de Ibiza, que se toma durante todos los días que duran estas fiestas. La mezcla de ingredientes puede parecer un poco extraña, pues no es un postre muy conocido, pero os aseguro que esta especie de turrón líquido es una auténtica delicia y una Navidad sin él no parece Navidad. Es una pena que no se prepare el resto del año.

Se trata de un postre muy antiguo, cuyo origen no se conoce muy bien, aunque se cree que es árabe. En Ibiza cada familia prepara la salsa de Navidad según su propia receta, que es diferente de una casa a la otra, hay quien le añade miel, pimienta, clavo, etc. Siempre se hace en cantidad suficiente para que dure todas las fiestas. A mí me la enseñó a hacer mi bisabuela, según la receta que aprendió de su madre.

Ingredientes para todas las fiestas navideñas

  • 1/2 kilo de almendras peladas, 4 o 5 huevos, 4 litros aproximadamente de caldo de pollo, sal, 1 kilo de azúcar aproximadamente, canela en polvo, azafrán.

Cómo hacer salsa de Navidad

Empezamos tostando las almendras a horno muy bajo, con cuidado de no quemarlas. Una vez están frías, las trituramos hasta obtener una pasta. En un mortero, vamos poniendo un poco de la pasta de almendras y añadimos un huevo hasta formar una bola de la medida aproximada de un puño cerrado. Repetimos la operación hasta mezclar las almendras con los huevos.

Esta mezcla la podemos hacer con unos días de antelación y vamos colocando las bolas obtenidas en una bandeja inclinada, para que las almendras suelten el aceite. Mi bisabuela lo recogía y lo guardaba en un botecito en la nevera porque decía que este aceite iba muy bien para los golpes.

Con la suficiente antelación, tendremos hecho un buen caldo de pollo. Hay quien lo hace con carnes variadas, pero a nosotros nos gusta sólo de pollo y un trocito de unto. Mientras este hierve, colocamos el azafrán en un paquete de papel, sobre la tapa de la olla, para que se vaya tostando, y después lo molemos en un mortero.

pasoapaso

En un bol vamos poniendo un poco de caldo de pollo (caliente pero sin hervir) y lo vamos mezclando con una cucharada de la mezcla de almendra-huevo, hasta que esté bien integrado todo. Ponemos un colador de agujeros grandes sobre una olla también grande y hacemos pasar la mezcla obtenida de almendra-huevo-caldo. Seguimos así hasta terminar con toda la masa de almendra-huevo. Si vemos que el resultado es demasiado espeso, podemos añadir un poco más de caldo.

Ponemos la olla al fuego y remover con una cuchara de madera hasta que hierva, entonces, sin dejar nunca de remover y siempre hacia el mismo lado, para no se corte, se puede ir añadiendo azúcar, sal, canela y azafrán poco a poco. Tendremos que ir probando porque las cantidades van a gusto.

Dejaremos cocer la mezcla una hora u hora y media aproximadamente, hasta que espese y quede todo unido. Notaremos cómo va cambiando el sabor, al principio sabe más a agua y poco a poco va aromatizándose con el azúcar y las especias. En Ibiza decimos que la salsa de Navidad está lista cuando al probarla se nota un ligero picor en la garganta.

Para conservarla y también cada vez que se vayamos a comerla, es necesario hervir la salsa cada día. Como va espesando cada vez que hierve, se puede aclarar con un poco de caldo caliente. Se conserva todas las fiestas navideñas. La serviremos en una escudilla y acompañada del bizcocho o “coc” de Navidad.

Tiempo de elaboración | 4 horas
Dificultad | Media

Degustación

No hay comida navideña en Ibiza que no culmine con la salsa de Navidad. Se sirve bien caliente, en escudilla y acompañada de un bizcocho típico, anisado, que se llama “coc” el cual se come sumergido en la salsa. Para mí, no hay aroma más navideño que el de la salsa recién hervida.

En Directo al Paladar | Comidas típicas de Navidad. Recetas tradicionales
En Directo al Paladar | Bavarois de turrón. Receta de Navidad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios