Sigue a Directo al Paladar

Pollo en bolsa a las cuatro horas

Esta receta de pollo en bolsa a las cuatro horas nació de un descuido. Hacía poco que me había animado a cocinar con la ayuda de las bolsas de asar, cuando un día preparé y metí el pollo al horno y me puse a otras cosas con tal dedicación, que a las cuatro horas me levanté de la silla con un grito al acordarme de que el pollo seguía allí. Curiosamente en la casa no olía a quemado, y es que por fortuna programé mal la temperatura.

De esa manera, durante esas cuatro horas el pollo se cocinó a 150º, dando como resultado una carne suave, tierna, y muy sabrosa, una pieza de pollo que se deshuesa sola, y un jugo exquisito. Este tiempo se puede aplicar a muchas preparaciones variando solo los ingredientes con los que acompañar al pollo, un día hierbas provenzales, otro ras el hanout, romero, etc.

Ingredientes para cuatro personas

  • Un pollo de corral de unos dos kilos, especias o hierbas aromáticas a escoger (en este caso hemos escogido ras el hanout), sal gorda, un vaso (100 ml) de vino blanco, aceite de oliva virgen extra, una bolsa de asar con su cierre.

Cómo hacer pollo en bolsa a las cuatro horas

Preparación

Precalentamos el horno a 200º. Limpiamos el pollo de despojos y quemamos los restos de plumas con un soplete o mechero. Salamos con sal gorda en lomos y patas, y espolvoreamos ras el hanout por toda la superficie del pollo. Introducimos el pollo en la bolsa, y una vez dentro ponemos el vino blanco, y dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra sobre la parte de la pechuga. Cerramos con una de las cintas que acompañan a las bolsas, y la colocamos sobre la bandeja de horno con la pechuga hacia arriba. Practicamos dos agujeros con una brocheta en la parte superior de la bolsa, e introducimos en el horno colocando la bandeja en la posición más baja. Bajamos la temperatura a 150º y dejamos que se haga durante cuatro horas.

Una vez pasado este tiempo, sacamos el pollo de la bolsa a una fuente; para ello ponemos la bolsa sobre la fuente, cortamos la parte inferior de la bolsa, la tomamos por el otro extremo y dejamos que se deslice todo el contenido a la fuente. Separamos las pechugas, las fileteamos, y retiramos los huesos de la carne, que saldrán con gran facilidad. Servimos con una guarnición de nuestro agrado, bañando la carne con los jugos resultantes.

Tiempo de elaboración | 4 horas y media
Dificultad | baja

Degustación

Con esta receta de pollo en bolsa a las cuatro horas he conseguido que los miembros de la asociación No Más Pollo con los que comparto mi vida se chupen los dedos cada vez que la cocino. La carne queda muy tierna, mucho más que con un asado tradicional hecho en menos tiempo y a más temperatura.

En Directo al Paladar | Receta de pollo a la crema
En Directo al Paladar | Receta de tajine de pollo y verduras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

21 comentarios