Receta de tajine de pollo y verduras, un plato completo y saludable lleno de sabores de Marruecos

Receta de tajine de pollo y verduras, un plato completo y saludable lleno de sabores de Marruecos
4 comentarios
20 votos

Un tajine es un guiso realizado en el recipiente del mismo nombre, típico de la cocina de Marruecos. Esta receta de tajine de pollo y verduras, es una de las más sencillas que se pueden hacer en esta magnífica cazuela de barro con tapa cónica, una vez la hemos curado o preparado para su uso en la cocina.

Una vez preparado, el tajine se puede conservar a temperatura de servicio durante casi una hora, simplemente manteniendo la tapa puesta hasta la hora de servir, por lo que resulta cómodo si tenéis que hacer otras cosas.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Pollo troceado en piezas pequeñas 0.5
  • Puerro hermoso 1
  • Zanahoria 2
  • Ciruelas pasas 8
  • Calabacín 1
  • Ras el hanout
  • Cebolla medianas 2
  • Tomate 2
  • Tomate concentrado 20 ml
  • Pulpa de pimiento choricero 15 ml
  • Caldo de pollo 500 ml
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Cómo hacer tajine de pollo y verduras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 50 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 40 m

Ponemos las ciruelas en remojo para rehidratarlas. Lavamos bien las verduras y las picamos en trozos pequeños, para que ninguna destaque frente a las demás. Repasamos el pollo, eliminando grasas, plumas y trocitos de hueso y con todo listo, comenzamos a cocinar.

En el fondo del tajine, ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, y calentamos a fuego bajo. En el aceite, rehogamos las verduras bien picadas, y posteriormente las tajadas de pollo troceadas en piezas de unos 2 cm de lado. Podemos usar pechugas, muslos o mezcla de ambos. Cuando el pollo tome color, añadimos las especias ras el hanut.

Removemos y mezclamos bien las especias, y añadimos el pimiento choricero y dos cucharadas del tomate concentrado. Seguidamente, cubrimos con un vaso de caldo de ave, y bajamos el fuego al mínimo, poniendo la tapa al tajine y dejando que se cocine sin prisa.

En el interior, se produce una cocción lenta, y simultáneamente una cocción al vapor que originan una mezcla de sabores estupenda, y al cabo de unos 20-25 minutos tenemos listo un plato en el que la carne está tierna, la salsa ha espesado y las verduras se conservan tersas y llenas de sabor.

20 votos

Con qué acompañar el tajine de pollo

Este plato podéis cocinarlo con dátiles en lugar de ciruelas, y tendrá un toque más auténtico. Después, podéis servir el tajine de pollo y verduras, acompañado de un cous cous o arroz blanco, que mezclará cada uno con la salsa en cada plato. Y ya está todo listo para disfrutar de un plato clásico de la cocina magrebí.

En Directo al Paladar | Guiso de cordero a la marroquí: receta sencilla en tajine
En Directo al Paladar | Tajine de pollo con miel, zanahorias y calabacín: receta agridulce para disfrutar de la carne y las verduras

Temas
Comentarios cerrados
Inicio