Compartir
Publicidad

Patatas a lo pobre, ¿cómo se hacen y por qué se llaman así?

Patatas a lo pobre, ¿cómo se hacen y por qué se llaman así?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta sabrosa guarnición es uno de los platos típicos de la zona oriental de Andalucía. Hay multitud de recetas para preparar este plato pero en general, todas tienen en común los ingredientes básicos, la patata, la cebolla, el pimiento y el ajo. Estamos hablando de las patatas a lo pobre. ¿Cómo se hacen y por qué se llaman así?

Sin duda conoceréis esta receta, o alguna de sus versiones más o menos historiadas, y seguro que la disfrutais como una de las mejores guarniciones para acompañar unas tajadas de pollo, -con alitas de pollo encajan de maravilla-, unos huevos fritos o unas tajadas de magro de cerdo.

¿Por qué se llaman patatas a lo pobre?

Las patatas a lo pobre tienen este nombre porque se preparan con lo que haya en la despensa y a veces sin más ingredientes que los antes mencionados para la receta básica. Además, en esta elaboración se recupera el aceite utilizado, que nos servirá para hacer tortillas, frituras y otras elaboraciones. Quizás por ese motivo se les llamaba patatas a lo pobre.

La receta se puede acompañar cuando hay posibilidad con unos huevos fritos o estrellarlos con las patatas haciendo unos huevos rotos. Si hay suerte y la despensa está nutrida, se pueden añadir trozos de jamón, chorizo y otros embutidos formando el almuerzo alpujarreño y otros platos similares.

El nombre deriva de los años de la postguerra en los que cuando no había nada en la cocina o la despensa, se hacían solas las patatas con la cebolla, el ajo y el pimiento y se decía que para comer, había patatas a lo pobre, es decir, que la guarnición se convertía en el plato principal o único con el que se alimentaba a toda la familia.

Receta de patatas a lo pobre

Patatas A Lo Pobre 2

Después de esta introducción solo nos falta hacer la preparación clásica de esta receta, sin más elementos complementarios. No os quepa duda de que es una receta sencilla, sabrosa y excelente tanto en su uso como guarnición como en su uso como plato único, en época de necesidad.

Ingredientes para hacer patatas a lo pobre

  • 3-4 patatas, 1 cebolla, 3 dientes de ajo, 1 pimiento verde, 1/2 pimiento rojo, perejil, aceite de oliva virgen extra, sal

Cómo hacer patatas a lo pobre

Las patatas a lo pobre son similares en aspecto a las patatas a la panadera, solo que las últimas se cocinan en el horno y las primeras se hacen en la sartén. En unas y otras, se busca una patata confitada y suave más que una patata frita y crujiente.

Para elaborar esta guarnición, pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de unos 3 mm de grosor -similares a las panaderas-, cortamos los pimientos en pedazos de tamaño mediano y picamos las cebollas en juliana fina.

En una sartén ponemos aceite abundante y echamos todos los ingredientes partiendo de aceite en frío. Así conseguimos que todo se fría muy lentamente o mejor dicho, que se vaya confitando. No os preocupéis por todo ese aceite que luego lo colaremos y lo podremos aprovechar para mil y una recetas, frituras y guisos.

Patatas A Lo Pobre Pasos 1

Tras unos quince minutos a fuego lento comenzará a haber movimiento en la sartén y veremos las primeras burbujas, momento en el que podemos subir el fuego para dorar ligeramente las patatas, una vez hayamos comprobado que éstas ya empiezan a estar blandas al haberse confitado.

Con otros cinco o diez minutos más a fuego medio tendremos listas las patatas a lo pobre. Para dorarlas un poco más, retiramos el aceite de freír y dejamos que se tuesten un minuto en la sartén. Tened cuidado para que no se partan, en la medida de lo posible.

Una vez hechas las patatas, las escurriremos bien en un colador para retirar todo el exceso de aceite. Al servirlas, se suelen espolvorear con perejil picado y hay quien recomienda añadir unas gotas de vinagre de vino blanco.

Patatas A Lo Pobre1

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

Las patatas a lo pobre están buenísimas como acompañamiento de guisos como el del guiso de conejo, los guisos de pollo o con unos simples huevos fritos, que son probablemente la mejor compañía para esta guarnición que por mérito propio, podría ser un plato principal.

En Directo al Paladar | Receta de patatas a lo pobre
En Directo al Paladar | Patatas guisadas con cordero y setas. Receta de otoño

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos