Sigue a

saleros


Desde hace ya mucho tiempo escuchamos que es mejor evitar la sal en las comidas si queremos cuidar la salud del organismo, sin embargo, si bien su exceso no nos beneficia, ¿es tan mala como parece?. La realidad es que un poco de sal a diario no es nocivo y por el contrario puede colaborar en el funcionamiento del organismo.

La sal y su composición

La sal de mesa común que utilizamos ampliamente para saborizar preparaciones está compuesta mayoritariamente por cloro y sodio, alrededor de un 40% de este ingrediente es sodio, mientras que también ofrece otros minerales que el cuerpo necesita tales como magnesio, yodo, y calcio.

La sal de mesa común no aporta calorías, pues todos estos micronutrientes o electrolitos no ofrecen energía al organismo, por lo tanto, la sal no engorda como muchos creen, simplemente contribuye a la retención de líquidos por su elevado contenido en sodio.

En menores proporciones la sal común presenta fósforo, selenio y zinc.

La sal marina, a diferencia de la sal común, posee un sabor más intenso y en su composición destaca un porcentaje mayor de yodo que en la sal común.

La sal en relación con la salud: ¿tan mala como parece?

Dado su alto contenido en sodio la sal consumida en exceso se vincula al desarrollo de hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.

Sin embargo, en el lado positivo del consumo de sodio se encuentra su función para regular el equilibrio de agua en el organismo y contribuir a la distribución de fluidos en el cuerpo.

Asimismo, el sodio interviene en funciones nerviosas que permiten estimular y dar origen a la contracción muscular, por lo tanto, sus funciones en el cuerpo son necesarias para que éste funcione adecuadamente.

sal

Un déficit de sodio en el organismo, al asociarse a pérdida de fluidos y deshidratación puede dar origen a una baja presión arterial, calambres musculares, fatiga extrema, falta de concentración y memoria así como debilidad general.

Un consumo excesivo de sal que lleva a un consumo elevado de sodio no sólo se asocia a mayor riesgo de sufrir hipertensión y problemas cardioavsculares, sino que también ha asociado a la salud de los huesos, pudiendo ocasionar una menor retención de calcio y así, incrementando la posibilidad de sufrir osteoporosis. De igual manera se ha vinculado el consumo elevado de sal a problemas gástricos, tales como cáncer de estómago.

Concluyendo, la sal no es tan mala como parece, pero su consumo debe ser equilibrado, no propiciando ni excesos ni déficits de sodio.

Consumo de sal y recomendaciones

Para que el cuerpo funcione adecuadamente se necesita un mínimo de 500 mg de sodio al día o lo que sería equivalente: 1,2 gramos de sal. Sin embargo, el consumo actual se sitúa en unos 9 a 10 gramos por día de sal, cuando la recomendación es no superar los 5 gramos de sal diarios.

Debemos considerar que el perjuicio o beneficio de la sal se debe siempre a su compuesto principal el sodio, por lo tanto, no podemos dejar de aclarar que si bien se necesita un mínimo de sodio para que el organismo funcione con salud, este mineral no sólo se encuentra en la sal, sino también en muchos alimentos de forma natural, sobre todo, frutas y verduras frescas.

ingredientes-sal

No obstante, podemos hacer uso de la sal como ingrediente de nuestros platos, siempre y cuando esta no abunde en nuestra dieta y afecte negativamente nuestra salud.

Para ello, podemos hacer uso de la sal de mesa siempre y cuando limitemos alimentos muy ricos en sal como son los alimentos procesados que representan el 60% de la sal consumida a diario en la actualidad. Nos estamos refiriendo a fiambres, embutidos, comida rápida, snacks, galletas, productos de bollería, comidas congeladas y elaboradas industrialmente.

Si evitamos productos procesados y hacemos más uso de ingredientes frescos, podremos utilizar sal común siempre con moderación para saborizar nuestros platos, sin colocar en riesgo la salud del organismo.

En Directo al Paladar | Más estudios sobre el consumo de sal y más proyectos de hacer algo
En Directo al Paladar | Qué alguien controle la sal
En Directo al Paladar | La importancia de reducir la sal en la dieta
Imagen | Aschaeffer, Wikimedia y Tchor1974

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios