Sobre el programa de Salvados "Qué comemos" ¿Seguro que trataba de alimentación?

Sigue a

Aditivos

Hace unos días Jose Miguel Mulet, me adelantó que le había entrevistado Jordi Évole para un programa de Salvados sobre la alimentación. Ayer por la noche se emitió el programa, y como me temía, no ha respondido a las expectativas. Pero quizá, lo que más me ha llamado la atención, es que se han mezclado churras con merinas, quizá para hacerlo más atractivo a la audiencia, pero ¿seguro que trataba sobre la alimentación en nuestro país?.

La dosis hace el veneno

Este fue el principal mensaje que JM Mulet ofreció en la entrevista con la que arrancaba el programa. Y puso un ejemplo demoledor. Lo voy a recordar y modificar un poco.

Imaginemos que una nueva normativa alimentaria obliga a etiquetar la cafeína como E-666 (que creo que no existe). A partir de ese momento, la cocacola tiene un aditivo más, pero también tu café soluble o el café que te tomas por la mañana. Luego, un bloggero alarmista, comenta que hay un estudio que demuestra que la cafeína es tóxica y que mata a las células. Al día siguiente, se crea un bulo, y a partir de ese momento, algo tan rico y sobre todo, tan saludable a dosis adecuadas, se convierte en un peligroso aditivo.

Esto es lo que vino a señalar muy acertadamente JM Mulet cogiendo un bote de cafeína de laboratorio etiquetada como “tóxica”.

Los antibióticos en el ganado y las resistencias

Que un catedrático de salud pública señale que porque se usen antibióticos en explotaciones ganaderas eso puede producir, al ingerirse “sus restos”, resistencia a antibióticos, me dejó KO. Son tantas las incorrecciones en una sola frase que no sabría por donde empezar. Bueno en realidad, no sería yo el que tendría que empezar, el catedrático debería haber señalado un solo estudio científico que dijera que eso es así y en qué medida, de lo contrario está creando un alarmismo innecesario.

Sí que estuvo acertado en señalar que el consumo de grasas está asociado a una mayor concentración de posibles tóxicos, pero sobre ese punto, pasó de puntillas, cuando sí que podría ser interesante.

Uno intuye” que los mayores problemas de resistencia a antibióticos, se producen en mucha mayor medida en un entorno hospitalario. O dicho de otro modo, que a un médico de un hospital le preocupan mucho más las resistencias bacterias que se puedan provocar en el propio hospital que los filetes que se vayan a comer sus pacientes.

En serio, la producción de ganado esta muy, pero que muy regulada y controlada en España y en la Unión Europea. A ningún ganadero se le ocurre meter un chute de antibióticos así como así, sin consultar con su veterinario, y además se está jugando mucho dinero en ello. Me faltó la opinión de un catedrático de veterinaria en este tramo.

Contaminación de Ríos

Sinceramente, la parte de la planta de químicos del Ebro, no sé qué pintaba en el reportaje. Hubiera tenido sentido si una parte importante de lo que comemos, viniera de peces que pescamos del Ebro. No es el caso. Sí que hubiera tenido sentido si se hubiera mostrado una relación con los preciosos arrozales del delta, pero creo que eso no se mencionó. Y lo más importante, ¿habéis oído que haya habido algún problema con el arroz del delta en los últimos 40 años? El Delta del Ebro, tiene otros problemas, pero no tienen que ver con la calidad del arroz o con posibles tóxicos.

De hecho, que una Comunidad Autónoma alerte a los pescadores que pescan ahí sobre cómo limpiar el pescado me parece de lo más razonable. Se podría haber optado por prohibir el consumo, o por no hacer nada, pero si con unas medidas de higiene se puede comer y a quien ha ido a pescar le apetece, no veo mayor problema. Otra cosa sería que hubiera piscifactorías a pie de fábrica sin controles. De nuevo, no es el caso.

Amianto y químicos tóxicos

La parte final comparó el amianto con el Bisfenol A, y se llegó a hacer una afirmación grave, en mi opinión, sobre el mismo. Se dijo más o memos así que “El Bisfenol A será prohibido como lo fue el Amianto dentro de unos 20 años”. Que una persona que participa en un comité científico tenga ese sesgo en público ya es grave, pero que no lo avale con ninguna prueba y que contradiga lo que la propia EFSA dice en su web, lo es más:

Following a detailed and comprehensive review of recent scientific literature and studies on the toxicity of BPA at low doses, the CEF Panel concluded they could not identify any new evidence which would lead them to revise the TDI for BPA of 0.05 mg/kg body weight set by EFSA in its 2006 opinion and re-confirmed in its 2008 opinion. The Panel also stated that the data currently available did not provide convincing evidence of neurobehavioural toxicity of BPA

Conclusión

El programa podría haber servido para despejar de una vez por dudas los mitos que rodean a la mejor alimentación que hemos tenido en España en muchos años. Por desgracia, el montaje del reportaje prefirió dejar a los espectadores con la duda de los miles de compuestos químicos que no conocemos. Supongo que vende más el alarmismo.

La realidad es que, desde que nací y salvo casos tan sonados como el “Aceite de Colza” o las “Vacas Locas” ¿cuántos problemas alimentarios graves hemos tenidos en España? ¿Cuántas veces compramos, comemos y bebemos millones de personas sin el menor problema? ¿Cuánto ha aumentado la esperanza de vida? ¿Cuánto la altura media de nuestra población? Lo miremos por donde lo miremos, todo han sido mejoras y la tecnología y ciencia de los alimentos, con toda su química, nos ha ayudado en ese proceso.

Cuando hablamos de I+D+i, ¿se nos olvida que también podemos innovar en alimentación y tecnología alimentaria?. También creo que dejó fuera a importantes actores del sector alimentario como son las fábricas y los mataderos, que hubieran tenido mucho que enseñar sobre los procesos de despiece y seguridad e higiene que siguen miles de profesionales cada día.

Por todo ello, el programa de Salvados “Qué comemos” me dejó un sabor amargo.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios