El Gobierno quiere prohibir la caza del lobo, los ganaderos aseguran que los que están en peligro de extinción son ellos: estos son sus argumentos

El Gobierno quiere prohibir la caza del lobo, los ganaderos aseguran que los que están en peligro de extinción son ellos: estos son sus argumentos
Sin comentarios

El lobo es un animal presente en las fábulas desde tiempos inmemoriales. Y nunca hacía de bueno. Se comía a las ovejas y arruinaba a los ganaderos. Y aunque los tiempos han cambiado desde que se empezara a contar el cuento de Caperucita Roja (probablemente, hace más de un milenio), la ganadería extensiva sigue viendo al cánido como una amenaza.

La pasada semana, en una votación muy ajustada de la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad, en la que participaron las comunidades autónomas y el Ministerio para la Transición Ecológica, se decidió incluir al lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, lo que implica que la especie dejará de ser cinegética (objeto de caza y pesca) en todo el territorio nacional.

El anuncio, que aún tendrá que ratificar el Gobierno, ha puesto en pie de guerra a ganaderos y políticos de las comunidades con mayor población de lobos (Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria) donde vive el 95 % de los ejemplares, que están muy molestos con las regiones que han votado a favor de prohibir su control cinegético, ninguna de las cuales tiene una población reseñable del animal.

El lobo está ya protegido por debajo de la frontera del Duero. Solo en el norte, el animal es objeto de explotación mediante cupos de caza que conceden anualmente las comunidades autónomas.

Lo que no está nada claro es cuántos lobos tenemos exactamente en España. Las organizaciones agrarias calculan que, al menos, hay 2.500 ejemplares, frente a los 300 que había en los años 60. El último censo oficial data del periodo 2012-2014.

Rpendas Gansdeor2
En la rueda de prensa virtual organizada por las asociaciones agrarias han participado hasta 80 personas.

Ecologistas vs. ganaderos

Los ganaderos, en una rueda de prensa convocada hoy por las principales organizaciones agrarias del país –ASAJA, GOAG Y UPA–, han sido enormemente críticos con la decisión del ministerio para la Transición Ecológica, que, insisten, les ha ninguneado, no ha accedido siquiera a reunirse con ellos y quiere prohibir la caza del lobo sin saber siquiera cuántos ejemplares hay y dónde están.

Según las organziaciones agrarias, el lobo mata cada campaña a más de 15.000 reses

“La mayor amenaza para el lobo es la ministra y el secretario de estado de medio ambiente y por supuesto los grupos ultras que pululan alrededor de este ministerio”, asegura Miguel Blanco, secretario general de COAG. “El lobo mata cada campaña a más de 15.000 reses declaradas o no declaradas, porque algunas ni compensa declararlas. ¿Qué sentido tiene este atropello? El postureo de escaparate político, a espalda de la realidad del medio rural”.

Para los grupos ecologistas, muchos de los cuales llevan reclamando décadas endurecer la protección del lobo, la decisión de la comisión se vive como una victoria. Ecologistas en Acción cree que la prohibición acabará “con los controles descontrolados que varias comunidades autónomas vienen realizando” e insta a los ganaderos “a evitar o reducir los ataques del lobo al ganado mediante la utilización de perros mastines, el incremento de la vigilancia del ganado, la recogida nocturna del ganado, coordinando las parideras, y otras muchas prácticas que muchos ganaderos realizan con éxito”.

Los ganaderos, muy críticos con los ecologistas, insisten en que están haciendo todo lo que está en su mano para convivir con el lobo, pero la población está descontrolada y está acercándose, incluso, a explotaciones estabuladas. El pasado 6 de febrero en Villalonso (Zamora), un ganadero perdió a 59 ovejas que dormían en el establo.

“Te piensas que tienes algo y en una noche estás en la ruina”, asegura un joven ganadero

“A ver si se piensa la gente que los ganaderos no están haciendo cosas, con mastines, con vallas, con todo tipo de medios y al final todo se lo salta el lobo, porque lo hemos visto, sabe cómo actuar, es muy listo y les coge las vueltas a los mastines, a los ganaderos, y ataca de noche y de día. Hay más lobos en Zamora que en toda Francia. Los que se encuentran en peligro de extinción son los ganaderos”, insiste Lorenzo Ramos Silva, secretario general de UPA.

Raúl Gómez Bellido, un joven agricultor de Cantabria que ha intervenido en la rueda de prensa, lleva solo dos años con una explotación de ovejas, y ya ha tenido casi 20 bajas: “Tengo claro que quiero vivir de esto, pero no sé si podré seguir, porque es imposible. Te piensas que tienes algo y en una noche estás en la ruina, y con qué animo meto inversiones en mi ganadería sabiendo que igual de aquí a un mes me he quedado sin ganado”.

Las comunidades autónomas tienen previstas ayudas ante el ataque de los lobos, pero los ganaderos insisten en que estas solo cuantifican las reses perdidas, no el resto de daños que producen los ataques de lobos, que provocan situaciones de estrés y abortos en los rebaños, imposibles de cuantificar.

Ovejas

Un gran embrollo político

Pese a la votación favorable a la prohibición, el dictado de la comisión no es vinculante, una baza a la que se agarran las asociaciones agrícolas, que han enviado ya una carta al presidente del Gobierno, pidiendo que de marcha atrás inmediatamente a la decisión tomada por la comisión de patrimonio.

El asunto es complejo, y enfrenta a políticos de todos los partidos. Asturias (gobernada por el PSOE), Cantabria (Partido Regionalista Cántabro), Castilla y León (PP y Ciudadanos) y Galicia (PP) han dejado a un lado sus diferencias políticas y han coincidido en su rechazo ante la iniciativa, que ha abierto un nuevo cisma en el Gobierno de coalición: la cartera de Transición Ecológica es del PSOE, pero la dirección general de Medio Natural, que lidera la iniciativa, está gestionada por Podemos.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, del PSOE, se ha mostrado abiertamente en contra de la medida, asegurando que, “como ministro de los ganaderos, estoy a su lado y comparto su preocupación”. Las organizaciones agrícolas le interpelan directamente para que interceda su favor.

La pelota está ya en el Consejo de Ministros, pero los ganaderos avisan: “Si el ministerio de transición acaba ordenando la inclusión del lobo en el listado de especies protegidas estará declarando la guerra al sector agrario y no quedará sin respuesta”.

En Directo al Paladar | Viaje al país de la ternera: cómo Galicia ha logrado tener una de las mejores carnes del mundo
En Directo al Paladar | “Este brick de leche me salvó la vida”: llega a España la iniciativa que está librando a los ganaderos franceses de la ruina

Temas
Comentarios cerrados
Inicio