La inflación en la fruta está disparada, pero los agricultores cobran lo mismo: ¿quién se lleva los 10 euros que cuesta una sandía?

La inflación en la fruta está disparada, pero los agricultores cobran lo mismo: ¿quién se lleva los 10 euros que cuesta una sandía?
Sin comentarios

El Índice de Precios al Consumo (IPC) difundido esta semana por el Instituto Nacional de Estadística (INE) confirma que la inflación interanual de España es ya del 10,2%. Es el nivel más alto desde hace 37 años.

Aunque en lo que va de año son la electricidad y el combustible los bienes que más han visto incrementado su precio, este mes ha sido la fruta fresca la que mayor repercusión positiva ha tenido en el IPC: cuesta un 6,4% más que en mayo. Ha subido un 19,3% en lo que va de año.

Pero, a diferencia de lo que ha ocurrido con el aceite, cuyo precio en origen ha subido casi al mismo nivel que en la distribución, los agricultores denuncian que esta subida de precios no les está repercutiendo en absoluto.

“Nosotros lo que vemos, después de analizar mucho, es que en esta campaña vamos a estar cortos de producción debido a las inclemencias meteorológicas”, explica a DAP Andrés Góngora, responsable del sector de frutas y hortalizas de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG). A esto hay que sumar una menor dedicación del campo a estos cultivos después de dos campañas consecutivas de bajos precios.

Los agricultores denuncian que “las cadenas están utilizando el precio como una barrera para controlar la demanda”

Hay menos fruta en el mercado y, como denuncia Góngora, “las cadenas están utilizando el precio como una barrera para controlar la demanda”. En junio, asegura, el melón y la sandía se ha estado pagando en origen a 30 céntimos el kilo mientras en el supermercado ha estado por encima de los dos euros.

Una subida “artificial”, según el responsable de COAG, que tiene poco que ver con el contexto general de la inflación, y está destinada a “no generar una situación de desabastecimiento, mantener mucho estocaje y que bajen los precios [en origen]”.

Melones

¿Hay una crisis de consumo?

Aunque la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS) no ha podido atender a DAP para este reportaje, su director general, Ignacio García Magarzo, ha estado presente en una rueda de prensa esta semana en la que ha asegurado que el sector “está viviendo un momento muy delicado y se está viendo sometido a una presión de costes desconocida”.

“Este sector que se enfrenta a estas circunstancias es el mismo que ha mantenido el IPC de alimentación estable durante 10 años”, aseguraba García.

“La gente tiene ganas de consumir fruta, pero el precio es un freno”, asegura Góngora

Los agricultores, mientras, extienden la misma queja que los llevó a protagonizar las mayores manifestaciones que se recuerdan en el sector, en los meses anteriores a la pandemia que condujeron a la aprobación de la nueva Ley de la Cadena Alimentaria.

“Los costes de producción se nos han disparado, en línea generales todos han tenido un aumento, pero no tenemos esta capacidad de recuperar lo invertido por la vía del precio, porque como decimos nosotros no vendemos, nos compran”, apunta Góngora. “Y el que compra es quien decide el precio”.

En lo que sí coinciden los portavoces de agricultores y supermercados es en apuntar a que estamos ante una crisis de consumo: como la comida está más cara, se compra menos. En particular, productos frescos, que son los que más han subido.

“La gente tiene ganas de consumir fruta, pero el precio es un freno”, asegura Góngora. “Estamos seguros de que en mayo y junio la gente no se ha llevado a casa toda la fruta que quería. La sandía a 2,5 euros en supermercados normales son 10 euros por sandía y esto no está dentro de las prioridades de todas las familias”.

Melocoton Arbol

La situación va a ir a peor

Para los que se pregunten si los precios de las frutas bajarán a medida que avance el verano tampoco hay buenas noticias.

En las próximas semanas llegarán a la frutería las frutas de hueso de Aragón y Cataluña –los melocotones buenos, entre otras cosas–, y tendrán un precio nunca visto. “Es la zona que más se vio afectada por las heladas de hace un par de meses, que fueron terribles”, explica Góngora.

Winnes Cortador de sandía, cortador de cubo de sandía de acero inoxidable, cuchillo de sandía seguro rápidamente, cortador de melón de ensalada de frutas divertido para utensilios de cocina, Ensalada.

También entra la campaña fuerte de la sandía y el melón manchegos, lo que debería hacer que bajaran algo los precios, pero Góngora asegura que, “una vez que los precios caen es muy difícil recuperarlos”. Así que temen que el melón y la sandía lleguen a pagarse a 20 céntimos en origen, un precio con el que no se cubren costes. La Interprofesional del melón y la sandía de Castilla-La Mancha ya ha pedido a las administraciones que actúen para que se cumpla la Ley de la Cadena Alimentaria persiguiendo las posibles prácticas desleales que perjudican al productor.

“Lo lógico sería que la inflación obedeciera a una situación real de mercado, y no una situación artificial”, concluye el responsable de COAG. “Debe haber una relación entre el origen y el destino, y en este caso no la hay”.

Imágenes | iStock En DAP | Por qué ya no hay sandías con pepitas en las fruterías (y comemos cada vez menos melón)
En DAP | Hablamos con Tomy Rohde, el agricultor de Córdoba que ha conseguido que le compren un tractor gracias a Twitter

Temas
Inicio