Hablamos con Tomy Rohde, el agricultor de Córdoba que ha conseguido que le compren un tractor gracias a Twitter

Hablamos con Tomy Rohde, el agricultor de Córdoba que ha conseguido que le compren un tractor gracias a Twitter
2 comentarios

Cuenta Fernando Giraldo (que así se llama el protagonista de nuestra historia) que con lo blanquito y rubio que era le decían que le pegaba llamarse Kennedy. No forma parte de la ilustre y presidencial familia americana, pero desde hace unas semanas tiene más vinculación con Irlanda de la que habría pensado.

Nacido en Córdoba, pero de familia de La Carlota, un municipio en la Campiña cordobesa donde el olivo y el cereal cubren densas planchas de tierra, Tomy —al que Twitter ha puesto en el mapa— no solo ha saltado a la palestra por un hashtag (#UnTractorParaTomy), sino también por ser una voz del campo andaluz en tiempos de las redes sociales.

Una historia que pasa por aparcar Derecho y ADE, de vender seguros y de arrendar tierras hasta que decidió retomar el negocio familiar. Olivarero, agricultor y tractorista, no fue hasta hace un par de años cuando —también Twitter mediante— decidió vender su propio aceite

Millenial (nació el 24 de noviembre de 1987) y con los pies en la tierra —casi siempre de forma literal—, la historia de Tomy no se puede limitar solo a las redes sociales, aunque éstas le hayan servido de altavoz.

De la casualidad, virtud

tomy rohde

Era 2019 cuando Tomy Rohde aterrizó en Twitter, lo hizo, asegura, "para leer noticias y comentar tres o cuatro cosillas". De ahí a un estrellato inesperado al responder a un usuario que aseguraba tener mucha mala suerte. "Le contesté que yo sí que tenía mala suerte, que donde vivo [vive en El Rinconcillo, una pedanía de La Carlota] solo hay un bar y la camarera es mi exnovia".

Pequeñas desgracias cotidianas que se convirtieron en virales. "Al día siguiente me seguían 6.000 personas", comenta sobre un éxito arrollador que, sin embargo, no ha cultivado desde la vertiente humorista. "Luego me dí cuenta de que a la gente le interesaba la vida como agricultor y empecé a comentar cosas del trabajo y del campo", confiesa.

"Me sorprendía la cantidad de gente que no sabía que la pasta viene del trigo o que el azúcar viene de la remolacha", asegura este portavoz de lo rural cuyas 40 hectáreas están destinadas a colza y, principalmente, olivar de la variedad picual.

La ironía está en que él no tenía relación directa con el olivar, pero "sí mi familia, sobre todo mis tíos por parte de padre". Una realidad que volvió a fraguar desde hace 14 años tras aparcar la carrera de Derecho y ADE, y también de arrendar las tierras familiares. "Mi padre me dijo: 'si quieres llevarlo, llévalo tú', y eso que hice", asume.

Yo para ser feliz quiero un tractor

Que nos perdone Loquillo y los Trogloditas por versionar uno de sus clásicos, pero viene perfecto para ejemplificar la conversión de Tomy Rohde. "Soy tractorista y olivarero, apenas 40 hectáreas. Es poco porque casi con eso no llegas, pero si tienes más ya necesitas a más gente", advierte.

"Luego pasa que la gente piensa que empiezas a currar a las ocho de la mañana y te vas a las dos de la tarde, pero en verdad empiezas a las cinco y terminas a las dos, y luego hay que echar las aceitunas en la fábrica, así que te pueden dar las nueve de la noche perfectamente", advierte.

Un trabajo duro que "veía como lejano", pero que le salvó de una mala racha personal, cuando asegura que "la tesitura que me encontré al llegar al campo es que se te quitan las tonterías de encima". Una realidad que en un 2022 especialmente cruel con el campo: malos precios, huelga de transportes, encarecimiento de las materias primas… cobra más fuerza.

"Cuando trabajas en el campo y eres agricultor y autónomo nadie te ayuda. Tienes que aprender a estar solo y eso te ayuda mucho porque ves lo que estás haciendo y que va bien", considera.

Venta online, manual y amateur

En 2020, pandemia mediante; le llegó a Tomy la idea de vender su propio aceite, una idea que había descartado años atrás porque resume en "bastante tengo con lo mío", pero la realidad es que una llamada de la radio le convenció de hacerlo.

A través de un correo electrónico decidió lanzarse a la aventura. Garrafas de cinco litros en pet con una etiqueta hecha por él mismo en Paint y con el nombre de 'El aceite de Tomy'. La idea volvió a prender en redes, a pesar de que él, tras hablar con la almazara aseguraba "no saber si vendería diez litros o 100".

La realidad es que vendió toda la producción en un día. "Lo anotaba todo a mano y cuando me dí cuenta ya había vendido unos 30.000 litros", recuerda. En 2021, ya más 'profesionalizado', tuvo que esperar doble turno en la almazara porque para envasar él debe mandar una estimación y, al pasarse en la cantidad solicitada, tuvo que tardar algo más en proceder con los pedido.

"Es un aceite que vale cinco euros el litro puesto en casa. Podría venderlo más caro, pero no me interesa porque creo que el aceite está hecho para que las familias puedan consumirlo. No sé si el mío será de primera calidad porque no lo ha catado nadie profesionalmente, pero soy muy cabezón y quiero que tenga un precio asequible para que yo pueda vivir y que se pueda consumir. No me interesa que haya una botellita en un restaurante con muchos colorines, y no me hace ilusión", resume.

Si tuiteas no conduzcas —o sí—

Con un tractor John Deere con unos cuantos años, el camino de Tomy pasaba por renovar su tractor. "Bancos p'arriba, bancos p'abajo; decidí que tenía que comprarme un tractor", explica. Entre medias, una afición —controlada— al whiskey Jameson, del cual ha hecho más de una mención en redes sociales.

Así, como pequeñas miguitas de pan, llegó sin querer al conocimiento del community manager de la marca, el cual ahora es amigo del propio Tomy, que además conocía parte de las penurias por las que pasaba el agricultor con el tema del tractor.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Aparece en Twitter el reto de los 10.000 likes con el compromiso de la marca de comprar un tractor a Tomy si se llega a esa cifra. De nuevo una viralización y de nuevo, como si de una cenicienta se tratase, un sueño realizado.

El elegido, un tractor Massey Ferguson que calcula Tomy vale "unos tres años totales de sueldo" y que además obtiene de Jameson otra garantía: "me han asegurado que todo el mantenimiento y cambios que haya que hacerle el tractor se harán aquí, en el pueblo".

Jameson Original Whiskey Irlandés, 700 ml

Un auténtico final feliz para un cuento moderno donde el colorín colorado lo ponen el verde de las aceitunas y el ámbar del whiskey.

Algunas ofertas interesantes

Imágenes | Tomy Rohde

En DAP | Por qué no deberías comprar aceite de oliva en grandes cantidades (y cuál es la mejor forma de almacenarlo)
En DAP | Qué es el aceite de oliva sin filtrar o aceite en rama, cuáles son sus ventajas (y sus inconvenientes) y cómo usarlo en la cocina

Temas
Inicio