Recetas y pseudociencia en un nuevo programa de MasterChef en el que se intenta desperdiciar menos comida

Recetas y pseudociencia en un nuevo programa de MasterChef en el que se intenta desperdiciar menos comida
Sin comentarios

Cuarto programa de MasterChef y ya estaba tardando el concurso en soliviantar a la comunidad científica con una buena ración de magufismo y un invitado de excepción: la macrobiótica.

Más que una dieta, la macrobiótica es una suerte de culto religioso, donde los alimentos se dividen en función de su supuesta actividad en el universo según la filosofía oriental. Cierto es que promueve el consumo de alimentos, en general, saludables, pero es una pseudociencia en toda regla, que puede tener posibles consecuencias negativas para la salud si se sigue de forma estricta en sus últimos niveles, pues termina siendo básicamente una dieta cerealista muy restrictiva. Está considerada como una pseudoterapia por el Ministerio de Sanidad.

Masterchef Pgm 5 5

Los concursantes han preparado un plato libre prescindiendo de la carne y los productos procesados, por lo que han presentado de todo. Muchos se han atrevido con arroces o cereales que no sabían manejar: no es lo mismo cocinar arroz integral que arroz convencional y si no sabes preparar bien la quinoa te va a quedar pastosa. Más difícil aún es cocinar con algas sin tener ni idea.

Gritar en Mijas

En la prueba de promoción turística, el concurso se ha desplazado al pueblo malagueño de Mijas, con su habitual publireportaje por la localidad, esta vez usando como excusa a dos exconcursantes de MasterChef Junior, Henar y Antony. Allí los aspirantes han elaborado un menú confeccionado con productos de la zona y usando técnicas modernas como esferificaciones y nitrógeno.

Mijas
  • Ajoblanco de coco con pulpo frito, sandía osmotizada en Pedro Ximénez y shots de hierbabuena. Era el plato más fácil y el que mejor terminó saliendo a las mesas, también el mejor valorado. El ajoblanco es la otra gran sopa fría andaluza que no lleva tomate y es muy fácil de preparar con variaciones como el coco o la chufa, mientras que el pulpo, una vez bien cocido en su jugo y dejándolo tierno, es muy agradecido para presentaciones como la parrilla, la fritura o la plancha.

  • Arroz de marisco con carpaccio de gambas y emulsión de plancton. Fue un completo desastre; mala cocción de un arroz soso que incluso llegó a chamuscarse -no había que buscar el socarrat en este caso-, un carpaccio inexistente, sabores mediocres y malas texturas. La emulsión básicamente consistía en una mayonesa con una pasta de plancton, preparada mezclando el polvo del mismo con una mínima cantidad de agua. Ofelia no entendió el concepto hasta después de desperdiciar una gran cantidad de producto.

  • Chivo lechal de Málaga relleno con salsa bearnesa y patatas suflé. El chivo o cabrito es una carne muy típica en la zona que a menudo se prepara en ocasiones especiales como las fiestas navideñas, muy tierno si se cocina bien. Las patatas soufflés son otro cantar, una elaboración muy compleja y delicada que requiere gran dominio de la técnica, desde el propio corte del tubérculo, que además no es fácil llevar al emplatado o a la mesa del comensal sin perder su volumen y crujiente textura. En Zalacaín las bordan; los aspirantes de MasterChef no tanto.

  • Chocolate 2021, un postre relativamente básico y sencillo a base de brownie de chocolate con sorbete de fresas y fresas naturales. Es difícil fallar con esta combinación, aunque Jordi tuvo que ayudar para ligar el chocolate con el nitrógeno, y casi sirven el sorbete sin azúcar, cuando lo que lo diferencia de un helado es la grasa, y no el dulce. La presentación dejaba bastante que desear, eso sí.

Cocina de raza zero waste

De vuelta a las cocinas del programa, en la última prueba de eliminación esperaba a los delantales negros una nutrida selección de cortes de carnes de razas autóctonas nacionales. Daniel, el mejor de la prueba de Mijas, hizo el reparto de las piezas con las que tenían que cocinar sus compañeros en busca de la salvación, con los ingredientes que encontraron en la caja misteriosa, que eran los restos de todo lo que dejaron sin usar en la prueba de exteriores.

Carnes

Así se sumó al reto el requisito de reducir el desperdicio al mínimo, algo en lo que los aspirantes de este concurso suelen fallar con demasiada frecuencia. Teniendo en cuenta que somos uno de los países de Europa en los que más alimentos terminan en la basura, no ayuda ver cada semana a supuestos aspirantes a cocineros echar a perder tal cantidad de producto.

Con la habitual visita, esta vez de mano del exconcursante celebrity Juan José Ballesta, y la innecesaria participación en la cocina de Pepe Rodríguez, esto es lo que cocinaron los delantales negros:

  • Fran. Pierna de cordero guisada con un sofrito de verduras y vino, previo paso por la olla exprés, con calabaza asada y zanahoria marcada. Un plato básico y simple, que erró en la falta de aderezos, pues quedó la carne de cordero seca y muy sosa.
  • Arnau. Preparó un "Valhalla" con carne de cabrito, cocinando bien la carne pero dejando de lado el supuesto aprovechamiento de los demás ingredientes porque no le habían quedado como pretendía. Buen costillar de cordero pero sin guarnición.
  • Jiaping. Presentó unas pechugas de gallina rebozadas y fritas con una supuesta salsa de mandarina y aceite de sésamo. El problema es que la carne de gallina puede quedarse dura y seca, y así ocurrió, además que la salsa era casi inexistente.
  • Alicia. Quiso darle a sus carrilleras de cerdo un toque dulce y las estropeó por completo con el regusto a quemado que cogieron al quemar la olla por cocinar el guiso con azúcar a demasiada temperatura. Había conseguido una buena textura, pero faltó salsa y jugosidad, y el acompañamiento de un puré indefinido insulso no ayudaba.
  • Ofelia. Superando el horror de tener que cocinar carne de caballo, preparó un guiso con morcillo de potro sobre arroz, guisando la carne y dándole un toque de chocolate en la salsa reducida. Buena combinación, pues el chocolate marida muy bien en guisos de carnes más intensas, aunque hay que tener cuidado de pasarse con el toque dulce del cacao.
Masterchef Pgm 5 6

Las fallidas carrilleras de Alicia, con ese gusto a quemado que puede estropear por completo cualquier plato, la mala salsa y el pésimo acompañamiento, firmaron su eliminación. Un programa más, y un aspirante menos.

En Directo al Paladar | Las mejores recetas del último programa de MasterChef, en el que se repiten errores básicos de cocina
En Directo al Paladar | Breve curso de cocina para los aspirantes de MasterChef: recetas y técnicas que deberían ya saber

Temas
Inicio