Publicidad

Las 10 setas de otoño e invierno más importantes de España: dónde recogerlas, cómo cocinarlas y con qué variedades no debes confundirlas

Las 10 setas de otoño e invierno más importantes de España: dónde recogerlas, cómo cocinarlas y con qué variedades no debes confundirlas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En solo unas décadas, las setas han pasado de ser un producto de subsistencia, solo apreciado en zonas rurales muy concretas, a ser un alimento que no falta en la carta de todo buen restaurante.

Como explica Llorenç Petràs en su recién publicado libro Comer Setas, fue a partir de finales de los años setenta cuando la mejora de las comunicaciones permitió a muchos cocineros fuera de las zonas con más tradición micológica acercarse con éxito al mundo de las setas.

“Fue así como ya a principios de los ochenta este producto experimentó un boom que ha resultado imparable hasta nuestros días y que en mi opinión, por numerosos motivos, no ha tocado techo todavía”, explica Petràs.

Lo sabe bien Petràs, fundador de Bolets Petràs, el puesto del barcelonés mercado de La Boquería que es, en parte, responsable de ese boom micológico; y, aún hoy, uno de los principales distribuidores de setas de España.

En su libro, Petràs reúne un buen puñado de interesantes recetas, pero se detiene, además, a repasar cuáles son las principales setas con interés gastronómico de España.

Con ayuda del volumen, y otros libros de referencia publicados con anterioridad –como la imprescindible Guía de campo de los hongos de España y Europa, de Marcel Bon–, hacemos un repaso por las diez variedades de setas más comunes de nuestro país, explicando detalladamente cómo distinguirlas, dónde recogerlas y cómo cocinarlas.

1. Oronja

Oronja

Descripción y taxonomía

La oronja o amanita de los césares (de nombre científico Amanita caesarea) se caracteriza, cuando su sombrero está abierto, por su color anaranjado, pero es valorada en todas sus formas. Las más caras son, de hecho, las que se encuentran todavía en el interior del huevo, porque son más vistosas y manipulables.

Temporada

Es una de las primeras setas de la temporada y puede encontrarse desde finales de verano a principios del otoño. También se encuentra, aunque en menor cantidad, en primavera.

Localización

Es una seta meridional, que en España se encuentra en Extremadura, Andalucía y Cataluña, sobre todo en zonas de la Costa Brava. Es especialmente abundante en la comarca cacereña de Sierra de Gata.

La Amanita cesarea tiene predilección por los bosques de alcornoques, encinas, robles y castaños, aunque ocasionalmente crece también en coníferas.

Especies parecidas a evitar

Es muy importante no confundir la Amanita caesarea con su prima la Amanita muscaria, que es muy venenosa. Aunque la Amanita muscaria es roja y con puntos blancos, puede confundirse en ocasiones con el color naranja de la oronja. La característica inconfudible entre ambas es que tanto el pie como las láminas de la oronja son de color crema intenso mientras que en la muscaria siempre son blancos.

Cómo cocinarla

La Amanita caesarea es una de las pocas secas que sienta bien cruda, y está exquisita en carpaccio, con un sencillo toque de aceite de oliva, sal y, si acaso, queso parmesano.

2. Boletus

Boletus

Descripción y taxonomía

Esta variedad de seta se conoce con el nombre de boletus, boletos, ceps y otras denominaciones según la zona y se caracteriza por su forma: un pie blanquecino de forma ambombada y un sombrero ancho de color pardo tirando a marrón oscuro en la parte superior. En cuanto al tamaño, hay boletus que pueden llegar a casi un kilo, aunque la mayoría están entre los 100 y los 300 g.

Aunque el Boletus edulis es el más apreciado, también son estupendos comestibles otras variedades de la familia como los Boletus aestivalis, aereus, pinophilus y los appendiculatus, todos ellos parecidos y con aplicaciones similares en cocina.

Temporada

Aunque cada año es distinto, el boletus es una seta tirando a abundante en otoño y, según el clima, puede darse durante casi todo el año.

Localización

Son abundantes en Galicia, Extremadura, País Vasco y Cataluña, además de algunas zonas de Castilla y León, principalmente la provincia de Soria.

Se encuentra normalmente en bosques de hoja caducifolia (hayas, robles, castaños…), pero también en pinares o entre jaras.

Especies parecidas a evitar

Los boletus son fácilmente reconocibles y, aunque puede haber confusión entre especies, casi todos son comestibles y, en el peor de los casos (si confundiéramos las especies más apreciadas, por ejemplo, con el Boletus satanas) el problema no pasaría de una ligera indigestión.

Cómo cocinarlos

Como apunta Petràs, una de las grandes ventajas del boletus es que se aprovechan todas sus partes y es muy versátil: se puede tomar a la plancha, en arroz, en caldo, en tortilla, para croquetas… Aquí tienes 11 recetas con boletus entre las que elegir.

Ten en cuenta, además, que el boletus es una seta que se congela a la perfección.

3. Níscalo

Niscalos

Descripción y taxonomía

El níscalo o robellón, de nombre científico Lactarius deliciosus, es una de las setas más apreciadas de España, particularmente en Cataluña. De color anaranjado, tirando a rojizo, es muy fácil de identificar. Su principal problema es que suele tener parásitos: si está muy picada, como se conoce popularmente, mejor descartarlos.

Temporada

Los primeros níscalos salen tras las primeras lluvias de verano y aguantan todo el otoño, hasta que llegan las heladas.

Localización

Es una seta muy común en los pinares de toda España.

Especies parecidas a evitar

Se puede confundir con otros Lactarius. Aunque la mayoría son comestibles hay que tener especial cuidado de no recolectar el Lactarius torminosus, también conocido como “falso níscalo”, que aunque no es tóxico resulta indigesto. Se diferencia fácilmente porque tiene el borde del sombrero lanoso o barbado.

Cómo cocinarlo

Los níscalos se pueden utilizar en multitud de platos. Lo más habitual es consumirlo a la plancha o a la brasa con ajo y perejil, pero está buenísimo en guisos de toda condición. Particularmente, me encantan guisados con patatas o al horno, como en esta receta ibicenca, en la que van acompañados de sobrasada.

4. Mucosa

Mucosa

Descripción y taxonomía

La mucosa, de nombre científico Hygrophorus latitabundus, se distingue, sobre todo, por su sombrero de entre 10 y 15 cm de color pardusco y su carne viscosa.

Temporada

Es una seta típica de todo el otoño.

Localización

La mucosa es una seta poco conocida fuera de Cataluña, donde es una de las más buscadas, pero se puede localizar en otras zonas, como por ejemplo la serranía de Cuenca, donde es bastante abundante.

Se encuentra siempre en pinares de suelos calcáreos, habitualmente en filas de diez a quince ejemplares.

Especies parecidas a evitar

Se puede confundir ligeramente con otras especies de Hygrophorus, pero se trata de un género que no cuenta con variedades especialmente peligrosas.

Cómo cocinarla

Es una seta muy versátil, pero se suele consumir guisada. En Cataluña, apunta Petràs se acostumbra a comer con ternera. También funciona muy bien como guarnición de pescados.

5. Lengua de gato o gamuza

Repandum

Descripción y taxonomía

De nombre científico Hydnum repandum, esta seta es especialmente apreciada en Francia, donde se conoce como pied de mouton. Es una seta blanca y limpia, sin gusanos, y muy fácil de manipular. Se distingue fácilmente por la pelusa irregular que tiene bajo el sombrero que recuerda, precisamente, a una gamuza. En catalán se conoce como llengua de bou.

Temporada

Es una seta que comienza a recolectarse en otoño, pero aguanta bien las heladas, por lo que puede encontrarse hasta el mes de marzo.

Localización

Se puede encontrar en toda España bajo árboles planifolios y coníferas.

Especies parecidas a evitar

No hay setas muy parecidas.

Cómo cocinarla

Esta seta, de sabor ligeramente amargo y picante, se puede consumir de muchas formas, aunque Petràs recomienda cocinarla en revuelto.

6. Trompeta de la muerte

Trompeta Muerte

Descripción y taxonomía

De nombre científico Craterellus cornucopioides, las trompeta de la muerte es una seta oscura, casi negra, fácilmente reconocible, pero difícil de encontrar pues es pequeña y se confunde con la hojarasca del bosque.

Temporada

Es una de las últimas setas del año: no aparece hasta mediados de invierno y se puede recoger hasta el comienzo de la primavera.

Localización

Crece en zonas húmedas de los bosques de planifolios (robles, fresnos, hayas…) en todo el norte peninsular.

Especies parecidas a evitar

Es muy parecida a la Pseudocraterellus cinereus, también conocida como trompeta de la muerte cenicienta, pero es también un buen comestible.

Cómo cocinarla

Los franceses conocen a las trompetas de la muerte como la trufa del pobre, pues si se seca y se corta en finas láminas recuerda a esta. Como apunta Petràs, es una seta muy versátil y sabrosa, que va genial con acompañamientos sencillos, como unos buenos huevos fritos. También funciona bien con pescados.

7. Negrito, negrilla o ratón

Tricholoma Terreum

Descripción y taxonomía

El negrito, negrilla o ratón, de nombre científico Tricholoma terreum, es una seta de sombrero grisáceo de unos 6 a 10 cm y laminas también grises. En Cataluña se conoce como fredolic.

Temporada

Es una de las especies más tardías. Suele aparecer bien entrado el otoño y no finaliza su temporada hasta que llega el invierno e, incluso, más allá. Es especialmente buena en años húmedos.

Localización

La negrilla se encuentra en bosques de coníferas de toda Europa. Como ocurre con la mucosa, es una seta que se halla en grupos: no es fácil de encontrar, pero cuando se encuentra te llevas la cesta llena.

Especies parecidas a evitar

Debe identificarse con mucho cuidado, pues puede confundirse fácilmente con el Tricholoma pardinum, una especie que puede provocar graves gastroenteritis.

Cómo cocinarlo

Cómo casi todas las setas, el negrito se puede usar en múltiples platos, pero Petràs recomienda tomarlos junto a una sopa de cebolla o acompañados de puré de patatas.

8. Rebozuelo

Rebozuelo

Descripción y taxonomía

El Cantharellus cibarius, conocido popularmente como rebozuelo o cabrilla, es una de las setas más apreciadas de España. Aunque tiene muchas variedasdes, todas se distinguen por un color entre amarillo blanquecino y naranja y su sombrero en forma de copa. Raramente tiene gusanos.

Temporada

Los rebozuelos se pueden ver durante todo el otoño y en las zonas en las que crece se puede encontrar de forma abundante.

Localización

Se puede encontrar en toda la península, aunque abunda especialmente en Galicia, País Vasco, Extremadura y Andalucía.

Crece en bosques de planifolios (más) y coníferas (menos), normalmente escondido en la hojarasca y muy pegado a los árboles, también junto a jaras y helechos.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Especies parecidas a evitar

Es una seta difícil de confundir y su familia, a la que pertenece también la trompeta de la muerte y la angula de monte, no es en ningún caso peligrosa.

Cómo cocinarlo

El rebozuelo es una de las setas más apreciadas en gastronomía en todo el mundo (pues su hábitat es muy amplio). Es una de las mejores setas para cocinar junto a carnes y pescados, pero también se puede tomar sola, salteada con un toque de cebollino, o acompañando un huevo poché.

9. Angula de monte

Angula

Descripción y taxonomía

Se conoce como angula de monte o rebozuelo atrompetado a la especie Cantharellus lutescens, que se distingue del Cantharellus cibarius por su sombrero más plano y pardo. Es también un genial comestible, especialmente querido en el País Vasco.

Temporada

Crece durante todo el otoño, entre las lluvias y las primeras heladas.

Localización

Tiene un comportamiento parecido al del rebozuelo, aunque la angula de monte se encuentra en bosques de pinos, principalmente en los de pino albar, por lo que aparece solo en la mitad norte de la península.

Especies parecidas a evitar

Como ocurre con el resto de Cantharellus, es una seta difícil de confundir y su familia no es en ningún caso peligrosa.

Cómo cocinarla

Tiene las mismas aplicaciones que el rebozuelo, pero es especialmente indicada para deshidratar. Juan Mari Arzak la preparaba como si fuera una verdadera angula, concinándola con aceite y guindilla.

10. Seta de cardo

Seta Cardo

Descripción y taxonomía

De nombre científico Pleurotus eryngii, la seta de cardo se distingue fácilmente por su sombrero de tonalidades gris o beige y su pie largo y ligeramente desplazado. Su carne es blanca y olorosa. Es una seta que ha logrado cultivarse, por lo que puede comprarse todo el año.

Temporada

Es una seta que, si el clima es favorable, puede encontrarse durante buena parte del año, en primavera, en otoño e, incluso, en los inviernos menos fríos.

Localización

Es una seta habitual en el centro de la península, sobre todo en Castilla y León, aunque también se ve en Castilla-La Mancha y Madrid. Es especialmente apreciada en Soria y sus alrededores.

Crece en praderas, aislado o en pequeños grupos, asociada siempre al cardo (de ahí su nombre).

Especies parecidas a evitar

Es difícil confundir la seta de cardo con otras especies venenosas, pero se pueden asemejar a algunos Clitocybes como el dealbata o el diatreta que sí son tóxicos. Lo mejor en este caso es guiarse por el aroma, que es muy diferente.

Cómo cocinarla

La seta de cardo se suele comer con huevo, un ingrediente con el que combina a la perfección.

Imágenes | Becky Lawton (Planeta Gastro)/Yaqui/Paffka/D J Kelly/Jean-Pol Grandmont/Retama/Andreas Kunze/Gerhard Koller
En Directo al Paladar | La reina de las setas que ha traído una estrella Michelin a un pueblo de 800 habitantes de Soria
En Directo al Paladar | Siete originales recetas de setas de temporada con un toque especial para sorprender a vuestros invitados

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios