Compartir
Publicidad
Publicidad

Aceite de argán, el más sano

Aceite de argán, el más sano
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En cocina me gusta mucho usar los aceites de semillas como el de sésamo, muy bueno por su aroma tostado, o el de nuez. Desde hace generaciones, las tribus bereberes han elaborado el Aceite de Argán, de forma artesanal y totalmente natural, a partir del fruto del “Argania spinosa”, un árbol autóctono declarado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera, y que crece de forma silvestre en zonas desérticas del sur de Marruecos y algunas zonas de Argelia. Su laboriosa obtención, a partir de sus semillas, así como el creciente interés fuera de Marruecos por sus virtudes cosméticas y medicinales, ha hecho que alcance precios exorbitantes, que puede llegar a 70 euros por litro.

Lo comparan, por su sabor y aromas, al aceite de nuez. Las semillas de las que se obtiene, ya sean crudas o tostadas, se trituran hasta hacer una especie de pasta, parecida a la pasta de sésamo. Una vez reposada esta pasta en un lugar oscuro durante una semana, se exprime de forma manual para extraer el aceite vegetal con el que se elabora una especie de nutritivo bizcocho que se toma en el desayuno. Para usos alimentarios se usan dos tipos, el natural, a base de semillas sin tostar, y el tipo bereber, a partir de semillas tostadas, y que está alcanzando gran repercusión en la nueva cocina por su sutil aroma y textura. En Marruecos se usa con profusión en ensaladas y postres típicos. También se elabora el amlou, mezcla de aceite de argán, miel y almendras, y que sirve de base a gran número de elaboraciones de repostería tradicional.

mujeres-argan

Pero además de sus usos alimentarios, ha demostrado propiedades medicinales como antiinflamatorio y analgésico, ideal para tratar enfermedades de la piel como la psoriasis. A esto se añade su alto contenido en ácidos grasos insaturados, ácido oleico y vitamina E, que lo hacen uno de los mejores aceites conocidos para la salud, por sus propiedades antioxidantes, regenerativas y cardioprotectoras, superando incluso al aceite de oliva en estas cualidades. Ha demostrado reducir los niveles del colesterol perjudicial LDL y prevenir la hipertensión arterial, así como propiedades antitumorales e incluso como antidiabético. Increíble, ¿no? Una pena que tenga unos precios tan poco asequibles.

Más información | Aceites de marruecos.com. En Directo al Paladar | Todo sobre el aceite.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos