Compartir
Publicidad

Cocina excéntrica, rica pero escasa

Cocina excéntrica, rica pero escasa
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Era un día especial, habíamos planeado ir a un restaurante especial. Creíamos que nos sorprendería su arte culinario, le atribuían una fama, digamos inmerecida ya que llevaba pocas semanas abierto.

A la entrada nos atendieron con suma cortesía y nos acompañaron hasta nuestra mesa. La carta, extremadamente elaborada y con un diseño muy clásico nos ofrecía unos platos con una apariencia realmente exquisita.

Esperando en la mesa apareció el camarero con el primero de los platos. Nos quedamos perplejos. Traía una cuchara de porcelana (tipo cuchara de sopa del chino) que contenía una pasta elaborada con puré de patata y condimentos variados. No estaba mal en cuanto a sabor, pero tan ínfima cantidad no permitió que paladearamos la receta. El segundo plato tenía una gran presentación y bien cuidada, pero ocurría lo mismo que con el primero (un lenguado con el tamaño de una sardina). Una cantidad insignificante que nos dejaría con demasiada hambre. Finalmente el postre, la tónica seguía siendo la misma, pero hay que decir que el chocolate estaba delicioso.

cuchara pure.jpg

Esta experiencia nos mostró que en algunos restaurantes de renombre no dan la importancia de saber colocar en una balanza la relación cantidad-calidad; ya os imaginareis el precio. Indudablemente, debemos asegurarnos del tipo de cocina cuando salgamos a comer o cenar a un restaurante excéntrico. No es de extrañar que a más de una persona le haya pasado algún caso similar al nuestro.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos