Compartir
Publicidad
Publicidad

Croquetas, nuestras amigas

Croquetas, nuestras amigas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¡Ay, las croquetas! Primero debo explicar eso de "Croquetas, nuestras amigas". Realmente todo el post, explica el título, pero puedo resumirlo en un simple y llano, ¿a quién no le gustan las croquetas? Desde los más pequeños a los más mayores las croquetas seguramente sean uno de los platos o recetas que más nos gustan. A unos las de pescado (bacalao, merluza, rape, etc.) a otros las de carne (pollo, ternera, jamón, etc.) a otros las de queso, o de hongos (boletus, setas, etc.), hay mil y una y todas geniales, simpáticas, en definitiva las croquetas, son nuestras amigas.

Lo más ventajoso de las croquetas es que podemos utilizar los restos de otras comidas. Que nos sobra pollo asado, pues utilizamos la carne para unas croquetas. Que nos sobra ese jamón pegado al hueso, pues lo utilizamos para unas croquetillas. Lo mismo con el pescado, otras aves, etc.

Además, el relleno de bechamel, cremoso, y el sabor del ingrediente, hace de las croquetas un auténtico manjar bastante fácil de hacer, y además el dorado del frito es algo que las hace atractivas a ojos de todo el mundo.

Peculiaridades en profundidad de las croquetas. ¿Cómo hacer las croquetas de una forma correcta?

Para hacer las croquetas de una forma correcta hay que seguir unos pasos muy sencillos. Se pueden hacer de salsa bechamel o salsa alemana, una u otra deben ser bastante espesas. Y nunca debe ser a costa de cargarla de harina, ya que lo único que conseguiremos será cargarnos el sabor final del producto además de conseguir una salsa muy poco fina al tacto y al gusto. La manera de conseguir que espese será cocer la salsa durante al menos 10 o 15 minutos, de esa forma reducirá y espesará.

Otro aspecto fundamental para hacer correctamente las croquetas es que esté confeccionada con anterioridad y que la masa obtenida de la salsa esté perfectamente fría cuando se vayan a moldear las croquetas.

Las formas y tamaños que haremos serán las que queramos, pero eso sí deberán ser tamaños medios y regulares. No podemos hacer croquetas en forma cilíndrica unas grandes y otras pequeñas. El resultado de la fritura sería dispar. Al igual tampoco podemos hacer una croqueta cilíndrica y otra con forma de pera o cuadrada. O las hacemos todas con forma de pera o con forma cilíndrica... El caso es hacerlas todas iguales, y eso se obtiene con la práctica.

Otro aspecto importante es el del aceite, hay que utilizar aceites que aguanten temperaturas elevadas y durante una larga duración. Además hemos de procurar que haya cantidad abundante para que las croquetas queden bañadas por el mismo y sobretodo debe estar bastante caliente. Después solo queda escurrirlas bien y secarlas en papel.

¿Y vosotros como hacéis las croquetas?

En Directo al Paladar | Croquetas de verduras con especias. Receta vegetariana con Thermomix En Directo al Paladar | Máquina para hacer croquetas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio