Compartir
Publicidad

El origen de las tradiciones navideñas, el roscón de Reyes y las uvas de Nochevieja

El origen de las tradiciones navideñas, el roscón de Reyes y las uvas de Nochevieja
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchas veces no nos paramos a pensar en el origen de las tradiciones navideñas, como el roscón de Reyes o las uvas de Nochevieja. El roscón se basa en una tradición muy antigua de origen pagano, pero el caso de las uvas de Fin de Año es muy diferente. Según parece se debe a intereses económicos, promovido por los productores de uvas que en el año 1909 tuvieron grandes excedentes y decidieron darles salida de esta original forma.

Tradición relativamente moderna la de las uvas, que además es exclusiva de España. En otros países, o no se toma nada con las doce campanadas, o como mucho se toma una sopa de lentejas durante la cena, como en Italia, costumbre romana que se supone nos dará fortuna para el nuevo año, inspirada quizás en la forma de las lentejas, que simulan pequeñas monedas.

La Navidad no siempre ha sido época tan religiosa. En tiempos de la Roma imperial, el mes de enero estaba dedicado al dios Janus, con dos caras, una de anciano que mira atrás y otra de joven, que mira al futuro, simbolizando el nuevo año que comienza. Ya desde comienzos del imperio los romanos ofrecían en estas fechas, a amigos y familiares, miel con dátiles e higos, con la esperanza que el dulzor ayudara a olvidar las penalidades del año pasado y empezar el nuevo con un dulce sabor.

Con motivo de las fiestas de invierno se estableció como costumbre repartir unas tortas redondas hechas con higos, dátiles y miel, que se daban a ciudadanos y esclavos, sin distinción de clases sociales. En su interior se introducía un haba seca, y al afortunado que la encontrara se le honraba como “rey de reyes” durante unos días.

Sin embargo, el catolicismo hizo cambiar la tradición, de modo que en el siglo XI en Francia la figura del “rey haba” recaía siempre sobre el niño más pobre de cada ciudad.

Parece ser que Felipe V trajo de Francia esta tradición, ya desprovista de su simbolismo, y se añadieron las frutas escarchadas, forma tradicional de conservación, cubiertas de azúcar, de las frutas en aquella época.

Sea como sea, estoy seguro que en Fin de Año nadie dejará de tomar las doce uvas, símbolo de suerte y felicidad para el nuevo año. Aprovecho para desearos ya, por adelantado, un muy feliz Año Nuevo a todos.

Imagen | Flickr
En Directo al Paladar | La Bûche de Noël, o la tradición del tronco de Navidad
En Directo al Paladar | Receta de Roscón de Reyes
En Directo al Paladar | Pestiños andaluces. Receta de dulce de Navidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos