Qué fue de SEPU, auge y caída de los primeros grandes almacenes low cost de España

Qué fue de SEPU, auge y caída de los primeros grandes almacenes low cost de España
Sin comentarios

Hubo un tiempo en la vida de los españoles en la que conocíamos casi de carrerilla el significado de un montón de iniciales como RENFE, Talgo, Pryca y el hoy extinto SEPU, los primeros grandes almacenes de nuestro país (incluso antes que Galerías Preciados o que El Corte Inglés).

Fundados en 1934, esta pequeña compañía que solo tenía instalaciones en Barcelona (donde iniciaron su andadura), Madrid y Zaragoza presumía de un curioso acrónimo que significa Sociedad Española de Precio Único, una auténtica declaración de intenciones para una cadena que en sus primeros años sufrió ataques racistas, debido al origen judío de sus dueños.

Fundada por los empresarios suizos Henry Reisembach y Edouard Worms, SEPU alardeaba de ser el primer comercio español en utilizar escaleras mecánicas (un hito en los años 30) y en un pegadizo claim de Quien calcula compra en SEPU, basando su oferta en textiles de poca calidad pero precio único orientadas a un público que no podía permitirse grandes lujos y, más adelante, incluyendo también calzado, cierto tipo de electrodomésticos y también un pequeño supermercado, aunque los cambios llegarían tarde.

Asentada en la década de 1940 después de sobrevivir a varios ataques xenófobos (incluyendo la rotura de cristales de varias de sus tiendas a manos de militantes de Falange, en la época que las campañas antisemitas en la Alemania nazi se convertían en constantes), SEPU supo conquistar a un público español atraído por precios populares y por ubicaciones muy cotizadas.

Tanto es así que, aunque solo llegase a tener seis centros, SEPU se encontraba en emplazamientos tan cotizados como Gran Vía, 32 (el espacio que hoy ocupa Primark) o en Las Ramblas, 120 (lugar que ocupó el primer SEPU en Barcelona).

Mantenido con éxito durante varias décadas y en manos de los herederos de Reisembach y Worms, SEPU vistió a una España del desarrollismo en las dos últimas décadas del franquismo. Sin embargo, la creciente competencia a partir de los años 70 y 80 empezaría a hacer mella en sus estructuras.

Sepu
SEPU en los años 40 y 60 en la por entonces Avenida José Antonio (actual Gran Vía). ©Memoria de Madrid,

El empuje de otros grandes almacenes como los ahora también extintos Galerías Preciados y la pujanza de El Corte Inglés, sumados a los cambios de gustos de los españoles supusieron las primeras paladas sobre la tumba de SEPU, un modelo anacrónico en cuanto a la experiencia de compra y al tipo de productos ofertados.

Así llegaría la primera suspensión de pagos en 1984, atenazada además por los coletazos de la crisis del petróleo, y que se consolidaría en 1994 con otra suspensión de pagos (con una deuda de 2.500 millones de pesetas) tras el durísimo 1993 que elevó los índices de paro españoles y la recesión, debilitando las ya de por sí frágiles cuentas de SEPU.

Un intento de reestructuración de la deuda tras ese año, incluyendo concursos de acreedores y el cierre de las tiendas de Barcelona fueron los fallidos pasos para salir de la quiebra técnica de la empresa. Sin embargo, no fue suficiente y en el año 2001 fue vendida a Partridge & Company, un holding australiano y británico que llegaba con la intención de ampliar capital y de reflotar la empresa mejorando la logística y la devaluada marca SEPU.

No obstante, los 570 millones de pesetas de este holding no fueron suficientes para hacer frente a la realidad de un SEPU herido de muerte que cerraría sus puertas definitivamente en 2002, poniendo fin a casi 70 años de vida en lo que fueron los primeros grandes almacenes de España

Imágenes | Foto de portada: Francisco Huertas Hernández / Biblioteca Digital Memoria de Madrid / Flickr / Twitter /

En DAP | Qué fue de Sergi Arola, el discípulo aventajado de Ferran Adrià que con 34 años ya ostentaba dos estrellas Michelin
En DAP | Qué fue de Juan Manuel Sánchez, el primer ganador en la historia de MasterChef España

Temas
Inicio