Compartir
Publicidad
Publicidad

Recolectar fruta en lugar de comprarla en el mercado. Todo es posible en Suecia

Recolectar fruta en lugar de comprarla en el mercado. Todo es posible en Suecia
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde que los blogs entraron a formar parte de mi vida, o al menos desde que tengo memoria bloguera, sigo una bitácora que me parece deliciosa. Se trata del blog de Desirée, una española que vive desde hace años en Suecia, y que día a día va desgranando en cada post detalles de su vida. Hay algo en ella que me tiene cautivada, y desde el silencio espero sus posts con avidez.

A través de ella he podido conocer algunas costumbres suecas, que para estas latitudes resultan tan curiosas como atractivas. La última de ellas me ha dejado impactada y llena de sana envidia, no solo por no poder disfrutar de una actividad tan divertida, sino por lo que tiene de vuelta a las raíces.

Démo, como se hace llamar en el blog, nos cuenta cómo en un domingo de asueto y pertrechada con unos recipientes, se preparó y puso tierra de por medio (tan solo unos kilómetros) para ir a un campo en el que recolectar fresas. En Suecia algunos agricultores acostumbran a abrir sus campos para que la gente pueda acudir allí a recolectar sus frutos, pesándolos al final y pagando por lo recogido. En esa ocasión Desirée recogió fresas, pero ya se relame pensando en la próxima visita, en agosto, en la que acudirá a recoger frambuesas.

Sin duda esta es una costumbre con un factor educativo importante, tanto para adultos como para niños. Por aquí no estamos acostumbrados a relacionar lo que comemos con el origen, lo encontramos todo envasado en cápsulas de plástico, que igualan y mimetizan los productos. Comer unas fresas que has arrancado de la mata, pisar el suelo en el que crecen y saludar a las personas que cuidan de ellas durante meses, aporta una experiencia que trasciende el simple hecho de comer.

Más información | Todo un Punto Imagen vía | Ana G. Campos Bautista en Flickr En Directo al Paladar | Ikea, la cocina y Suecia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos