Compartir
Publicidad
Publicidad

San Valentín. La cena

San Valentín. La cena
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para una cena de San Valentín, lo recomendable es una cena ligera, de fácil elaboración, por ejemplo una carne ó un pescado al horno, con su guarnición de verduras, ó una tabla de quesos, patés, ensalada de rúcula y espinacas tiernas con nueces, acompañada con un buen vino tinto que, además de ser un afrodisíaco de los más reputados, nos proporcionará color en las mejillas y nos ayudará a desinhibirnos, sin abusar, por supuesto.

Tras la cena ligera, algún chocolate u otro dulce que, a ser posible se coma con los dedos, como dátiles con almendra y miel, por ejemplo. Y ya solo nos queda dejarnos llevar por la pasión y disfrutar de la noche junto a nuestra pareja.

Alimentos afrodisíacos:

gambas rojas de Garrucha

Mariscos:

Por su composición, por su atractivo aspecto y, porque se comen con los dedos, los mariscos están catalogados por los alimentos afrodisiacos por excelencia. Además Venus, la diosa romana del amor era la reina del mar y estos bichitos, como todos sabemos, moran en sus aguas.

Chocolate:

El alimento de los dioses, como lo denominaban los aztecas contiene numerosos antioxidantes y una sustancia llamada teobromina, parecida a la cafeína, con un fuerte poder estimulante. Combinado con el vino tinto, desinhibe al más tímido de los mortales.

Miel:

La luna de miel en realidad existió como tal. Hubo un tiempo en el que los jóvenes amantes en la noche de bodas, bebían aguamiel para propiciar el amor. Los egipcios elaboraban medicinas para la esterilidad y la impotencia a base de miel.

mojama con almendras

Almendras:

Las almendras junto con la miel, los higos y los dátiles han sido consideradas por la cultura árabe como alimentos para el amor. De hecho los postres de esta gente son en su mayoría a base de estos ingredientes, puramente mediterráneos, y es que el pueblo mediterráneo, con afrodisíacos ó sin ellos, hemos sido durante toda la historia, conocidos por nuestra pasión, por nuestra facilidad para disfrutar de todo aquello que tuviera lo más mínimo de ser disfrutado

Todos estos alimentos pueden ser candidatos a formar parte en una cena de San Valentín, lo importante es decantarnos por elaboraciones sencillas y combinarlos sabiamente.

¡Feliz noche cena de San Valentín!

En Directo al Paladar | San Valentín. Alimentos afrodisíacos
En Directo al Paladar | El Caminante se viste de oro para su 100 cumpleaños

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos