Cómo extraer más zumo de naranja con las mismas piezas de fruta: el truco del microondas

Cómo extraer más zumo de naranja con las mismas piezas de fruta: el truco del microondas
Sin comentarios

Puede que sea uno de los desayunos más apetecibles del mundo, sobre todo cuando nos lo preparan, pero cerrar el primer bocado del día con un zumo de naranja es un placer bastante suculento.

Es cierto que no deberíamos caer en la tentación de convertirlo en un gesto cotidiano, ya que un zumo de frutas —en el caso que sea— supone consumir en apenas unos tragos todo el azúcar de la fruta de golpe.

En ese caso, nos dejamos atrás la valiosa fibra que los acompaña, como puede pasar con los zumos de naranja o con los zumos de piña, que despachamos en unos pocos sorbos y sin aprovecharlos a bocados.

Muerto el mito de que las vitaminas desaparecen al exprimirse, razón por la que se suponía que teníamos que beber rápido el zumo, convierte poner sobre la mesa otra realidad: cómo conseguir más zumo de naranja para nuestros desayunos o para nuestras recetas.

Un vistazo a…
Cómo envolver croquetas en cero coma

Frío y calor, dos caminos para tener más zumo de naranja

Orlando Sant Anna Cduf2rhwojw Unsplash
Con frío o calor podemos romper las paredes membranosas que albergan el zumo de las naranjas.

Aunque sinteticemos en zumo de naranja esta técnica, quizá por ser el más común, la realidad es que funciona con cualquier cítrico. Pomelo, mandarina, limón o lima se pueden beneficiar de este par de soluciones que, como veréis, tienen que ver con la propia estructura de los cítricos y a su maduración.

Las naranjas, los limones o las limas son frutos no climatéricos, que significa que no siguen madurando una vez se han recolectado. Al contrario de lo que pasa con peras, manzanas o plátanos, una naranja no madurará más en nuestro frutero.

Tampoco necesitamos que sean conservadas en frío, salvo que vayamos a almacenarlas mucho tiempo, ya que el frío o el calor extremo echa a perder sus propiedades. Sin embargo, es posible que encontremos en estos dos ejemplos el camino para tener más zumo de naranja con las mismas piezas.

Como veréis a continuación, el proceso pasará por dilatar las bolsitas de zumo que se encuentran dentro de los gajos de las naranjas.

Microondas y calor

Philippe Gauthier Eaojez8746k Unsplash
Las naranjas son una fruta no climatérica, es decir, no maduran más una vez recolectadas.

Si no tenemos microondas, podemos conformarnos con dar un suave masaje sobre la encimera a nuestras naranjas, ya que este traqueteo irá rompiendo poco a poco las bolsas que contienen el zumo y que, una vez pasen por el exprimidor, ofrecerán más cantidad.

El procedimiento es tan básico como hacer rodar por la mesa las naranjas, ejerciendo un poco de presión, y después no habrá más que exprimirlas.

La solución del microondas es algo más drástica pero también más efectiva. En este caso solo habrá que meter nuestras naranjas durante unos 20 segundos a máxima potencia para obtener más zumo.

IZSUZEE Exprimidor Zumo Manual, Exprimidor Naranjas Profesional de Plástico 4 en 1, Esprimidores Exprimidora de Zumo Limon Limones Cítricos con 2 Escariadores y 400ml Peeler Container Measurement

¿Por qué sucede esto? Por la dilatación de las pequeñas paredes de estos saquitos que contienen el zumo, que se rompen debido al calor recibido, y que servirán para que las mismas naranjas nos den algo más de zumo.

Congelador y frío

No solo el calor es una ventaja, sino que el frío extremo también nos puede hacer un apaño siempre que tengamos en mente el zumo de naranja. Esta práctica, sin embargo, no es tan tentadora para comer naranjas de mesa.

Aquí volvemos a jugar con un doble efecto, aunque el frío no siente bien a las naranjas, la congelación vendrá en nuestra ayuda. Como pasa con tantos otros productos frescos, la cantidad de agua que está en ellos hace que durante la congelación se rompan las fibras que los componen.

Lo que puede ser una desventaja en carnes, pescados o mariscos, sobre todo por esa formación de cristales de hielo, en los zumos de naranja puede ser un aliado. Al congelarse, ese agua rompe las paredes de las bolsas de zumo de las naranjas.

Lumaland Exprimidor de Frutas Manual con Palanca - Exprimidor de Acero Inoxidable para Naranjas, Limones y Zumo - Exprimidor de Cítricos Profesional y Duradero a Mano - Plata

De esta manera, tras descongelarlos en la nevera —olvidemos el descongelar a temperatura ambiente—, tendrán más zumo de lo habitual aunque, como es lógico, necesitaremos masajear ligeramente nuestra naranja para que el exceso de frío tras la nevera no merme el zumo final.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

Como resulta evidente, es bastante más práctica la solución del microondas que la del congelador, pero en cualquier caso ambas funcionan para tener más zumo de naranja con las mismas piezas.

Imágenes | Unsplash

En DAP | Las naranjas están en su mejor momento: las mejores variedades y nueve ideas para utilizarlas en recetas dulces y saladas
En DAP | Torrijas de zumo de naranja, una original variación de la receta de Semana Santa

Temas
Inicio