Compartir
Publicidad

Cinco tentempiés sin azúcar para ayudar a pasar el antojo nocturno

Cinco tentempiés sin azúcar para ayudar a pasar el antojo nocturno
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿No os ocurre a la mayoría? Sea porque vuestra última comida del día fue una cena temprana y ligera, porque sois un adolescente en crecimiento y os despertáis a las 2 de la madrugada con hambre, a pesar de que comisteis una copiosa cena, o tal vez porque solo os apetece un pequeño bocado para terminar de mirar vuestro programa favorito que termina a altas horas de la noche. Cualquiera que sea el motivo, os encontráis buscando en vuestra nevera un bocadito de medianoche porque os ruge literalmente el estómago, incluso aunque no sea precisamente medianoche.

Comer a altas horas de la noche o en la mitad de la noche puede ser el peor momento del día para comer, pero si va a suceder, y seamos honestos, sucede de tanto en tanto, es mejor que elijamos uno de estos tentempiés sin azúcar, lo más saludables posibles y que satisfarán las ansias de medianoche a la vez que no perjudicarán excesivamente nuestra salud. Por tanto, busquemos carbohidratos inteligentes, grasas saludables y proteínas, y limitemos al máximo el azúcar. Así que omitid el helado, las galletas, las patatas fritas o la pizza fría y, en su lugar, buscad una de estas opciones más inteligentes.

1. Tortitas sin azúcar y sin harina

Azucar1
  • Ingredientes: Plátano 150 g, Huevos L 2, Esencia de vainilla opcional, Canela molida opcional, Cacao en polvo opcional

  • Preparación: Pelar el plátano, procurando que sea uno maduro, al menos lo justo para machacarlo sin problemas. Trocear y aplastar con un tenedor hasta dejarlo hecho un puré sin grumos grandes. Añadir los huevos y batir todo muy bien hasta lograr una masa homogénea, espesita. Con el plátano en su punto las tortitas ya saldrán dulces y aromáticas, pero podéis añadir especias o aromas para darle otro punto de sabor, en este momento. Un poco de vainilla o canela irían bien, incluso una cucharadita de cacao puro en polvo si queremos un toque chocolateado. Engrasar ligeramente una buena sartén o plancha antiadherente y calentar a potencia media. Añadir una porción de masa, esperar unos segundos y empujar los bordes con una espátula, para darle más forma redondeada y gruesa. Cocinar unos 4-5 minutos por cada lado, hasta que salgan burbujas y se despeguen los bordes. Dar la vuelta con cuidado con la espátula y cocer por el otro lado. Si se rompe al principio tampoco os preocupéis, aplastad la masa para recomponerla, estarán igual de ricas. Continuar hasta terminar con la masa y servir inmediatamente.

Enlace receta | Tortitas sin azúcar y sin harina

2. Bizcocho sin azúcar de zanahoria, avellana y almendra

Azucar2
  • Ingredientes: Zanahoria rallada fina 240 g, Huevos L 2, Limón 1, Avellana molida 80 g, Almendra molida 70 g, Esencia de vainilla 5 ml, Canela molida 5 g, Jengibre molido 3 g, Bicarbonato sódico 5 ml, Sal una pizca, Clara de huevo L 2.

  • Preparación: Precalentar el horno a 180ºC y preparar un molde rectangular de unos 20 cm. Lavar y secar bien las zanahorias, pelarlas ligeramente si estuvieran un poco dañadas por fuera. Rallarlas hasta obtener 240 g y mezclar con el zumo de la mitad del limón. Reservar. Romper los huevos en un recipiente con la esencia de vainilla y batir con unas varillas. Si nunca habéis hecho bizcochos de este tipo, podéis empezar con un poco de azúcar (unos 40-50 g) o con edulcorante al gusto, y luego probar a ir reduciéndolo hasta que os acostumbréis al sabor de los demás ingredientes. Incoporar la avellana, la almendra, las especias, el bicarbonato y la sal. Remover y añadir la zanahoria, mezclando bien. Montar aparte las otras dos claras de huevo y añadirlas a la masa, con movimientos envolventes. Llevar al molde, igualar la parte superior con ayuda de una espátula y añadir un poco de canela, si se desea. Hornear durante unos 40 minutos, hasta que al pinchar el centro con un palillo salga prácticamente limpio. Esperar un poco antes de desmoldar y dejar enfriar por completo sobre una rejilla. Hay que tener en cuenta que dependiendo de las zanahorias, el tamaño de los huevos y el tipo de frutos secos saldrá más o menos jugoso, pero será un bizcocho húmedo igualmente. Si usamos un molde más pequeño quedará más gordito y podría ser más húmedo aún.

Enlace receta | Bizcocho sin azúcar de zanahoria, avellana y almendra

3. Pannacotta al cacao

Azucar3
  • Ingredientes: Gelatina en láminas 4.5 g, Vainilla en vaina 1, Nata líquida al 35%MG 375 g, Estevia 1.5 g, Nata líquida para la salsa de cacao 50 ml, Chocolate negro de cobertura sin azúcar 50 g

  • Preparación: Comenzaremos hidratando las hojas de gelatina en agua bien fría durante 10 minutos. Reservamos. Abrimos la vaina de vainilla y raspamos con un cuchillito los granos, los añadimos a la nata que habremos echado en un cacito. Añadimos la estevia en polvo a la nata, removemos y calentamos a fuego suave hasta que la mezcla llegue a 40ºC. Si no tenemos termómetro será como cocerla durante un minuto más o menos a fuego suave. Retiramos del fuego y echamos las hojas de gelatina escurridas, removemos para que se disuelvan con el calor. Rellenamos la mitad de unos cuencos donde vayamos a servir la pannacotta y metemos estos en la nevera durante 30 minutos reservando el resto de pannacotta a temperatura ambiente para que no gelifique. Para la salsa, ponemos en un bol el chocolate y echamos la nata. Calentamos durante 15 segundos en el microondas, removemos y volvemos a calentar de nuevo hasta que removiendo con una espátula veamos que los dos ingredientes se integran y queda una mezcla fluida y brillante. Añadimos una cucharaditas encima de la pannacotta gelificada y volvemos a la nevera durante 10 minutos para que se enfríe la salsa. Cuando pase el tiempo rellenamos los cuencos con el resto de pannacotta y dejamos que cuaje en la nevera durante 30 minutos como mínimo. Adornamos con unas gotas de salsa antes de servir.

Enlace receta | Pannacotta al cacao

4. Brownie de boniato y dátiles

Azucar4
  • Ingredientes: 600 g de boniato, 80 g de almendras molidas, 100 g de harina de trigo sarraceno, 14 dátiles Medjool, 4 cucharadas de cacao crudo, 3 cucharadas de jarabe de arce puro y una pizca de sal.

  • Preparación: Empezamos precalentando el horno a 180°C, luego pelamos los boniatos, los cortamos en trozos y los cocemos al vapor durante 15-20 minutos hasta que queden tiernos (lo mejor es pincharlos con un tenedor o un palillo y si este se hunde con facilidad ya están listos). Trituramos el moniato cocido con los dátiles. Ponemos el resto de ingredientes en un bol grande y los mezclamos. Añadimos la mezcla de boniato y dátiles y removemos bien hasta obtener una pasta homogénea. Forramos una bandeja de hornear con papel de horno. Ponemos en ella la mezcla que hemos preparado y la cocinamos unos 20 minutos o hasta que pinchando con un tenedor este salga limpio. Antes de cortar el brownie en cuadrados hay que dejar enfriarlo completamente.

Enlace receta | Brownie de boniato y dátiles

5. Mousse de chocolate y aguacate

Azucar5
  • Ingredientes: Chocolate negro mínimo 60% de cacao 125 g, Aguacate maduro 2, Cacao en polvo puro 20 g, Leche de almendras 125 ml, Esencia de vainilla 3 ml, Miel al gusto

  • Preparación: Comenzamos troceando el chocolate para fundir y colocándolo en un cuenco apto para microondas. Lo calentamos hasta que se funda, con cuidado de no quemarlo. Le damos golpes de calor cortos, de 30 segundos cada uno, y removemos entre ellos. Dejamos atemperar un poco. Cortamos los aguacates por la mitad, retiramos los huesos y extraemos la carne. La colocamos en el vaso de un robot de cocina y le agregamos el cacao en polvo, la leche de almendra y la esencia de vainilla. Trituramos hasta obtener una mezcla homogénea en la que no se noten trazas de aguacate. A continuación, agregamos el chocolate fundido y trituramos de nuevo. Probamos el punto de nuestra mousse y la endulzamos con miel al gusto. Agregamos una pequeña cantidad, trituramos, probamos y, si lo consideramos necesario, agregamos más. Así hasta obtener el punto de dulzor que nos guste. Dejamos reposar en frío entre seis y ocho horas para que pierda el sabor a aguacate y tome cuerpo antes de decorar y servir.

Enlace receta | Mousse de chocolate y aguacate

Fotografía | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio