Compartir
Publicidad

Nace un sello diferenciador de calidad, Elite gourmet

Nace un sello diferenciador de calidad, Elite gourmet
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un par de días tuvimos la suerte de acudir a la presentación de Elite gourmet. Definido de una forma aséptica digamos que es una asociación de empresas españolas que certifican que los productos acogidos con su propio sello son “Gourmet”.

Los miembros afiliados a esta asociación son un total de 11, cada uno con su producto entre los que hay diferentes y variados tipos. Por ejemplo hay un vino rosado, un cava, caviar granadino, ventresca de bonito, aceite de oliva, productos ibéricos, un queso, un foie, un costillar de cerdo confitado, una cerveza y un vino tinto.

La presentación del acto corrió a cargo de Rafael Ansón (Presidente de Real Academia Española de Gastronomía), impulsor de la iniciativa y portavoz de la asociación formada para tal efecto. A lo largo del evento donde pudimos probar algunos de los productos que ya tienen el sello de Elite Gourmet se hizo hincapié en varios aspectos. Principalmente en lo que definían como un producto gourmet claramente diferenciado a otro tipo de productos de calidad.

El principal objetivo de la asociación podría ser el dar alojamiento a un concepto, el de gourmet, que se ha visto difuminado en el mercado. Yo les doy toda la razón en este aspecto. Es cierto que en el mercado podemos encontrar muchísimos productos que se autoproclaman gourmet y que luego solo es una excusa para vender caro porque la calidad de algunos está muy entredicho.

Mis dudas con respecto a lo “gourmet” de Elite

Elite Gourmet

Debo decir que a priori me parece realmente una iniciativa muy interesante. Seguramente tal y como explicaron varias personas durante el evento hacía falta en España una especie de sello que certifique que productos sean o no Gourmet. Pero debo poner una serie de reservas porque hay cosas que no tengo muy claras.

La pega fundamental que puedo ponerle a este sello de calidad es precisamente la forma de acceder, nada clara para mi, de nuevos productos. Además hay que sumar el hecho de que vayan a limitar a “20 o 25 productos, porque no tiene sentido que fuesen 2.000 dentro de la asociación”, en palabras de alguna de las personas que allí estaban.

Casi todos los sellos de calidad que conozco están impulsados de una forma más o menos directa desde instituciones de diferentes niveles de gobierno. Por ejemplo Reyno Gourmet señala a los productos de calidad que se producen en Navarra. Tierra de sabor son los productos de Castilla y León. Y así hay una serie de sellos que certifican mediante una serie de normas que un producto pueda entrar o no en esta categoría de calidad. Para mí esto es una selección objetiva.

Con Elite Gourmet, por lo que yo he entendido y como Alejandra Ansón comenta, son los propios asociados los que deciden quien lo merece y quien no lo merece de aquellos que lo soliciten. Por lo tanto y aunque seguramente se ajusten a una serie de criterios medibles y por lo tanto más o menos objetivos, tengo la sensación de que al ser una iniciativa privada no deja de ser una selección con un criterio muy subjetivo.

Quién quiera puede proponer productos, después, Elite Gourmet, decide si es una categoría que puede tener este sello y por último, lo prueban todos los afiliados. Para que finalmente forme parte de Elite Gourmet un producto; tienen que estar de acuerdo TODOS los afiliados. Por ahora, creemos que esta autorregulación es la mejor forma de mantener un nivel de calidad muy alto.

Pero yo me pregunto. Qué pensarán todos aquellos pequeños productores y no tan pequeños que se esfuerzan diariamente por hacer llegar sus productos gourmet al mercado y que por una u otra razón no podrán ver este sello en los envases de sus productos. Razones que no puedo aclarar de la misma forma que tampoco aclaran desde Elite Gourmet qué tipo de requisitos se piden para la entrada de nuevos productos así como para aquello que dijeron en el desayuno de prensa de poner un límite de 20 o 25 productos cómo máximo.

De todas formas, todo lo que sea posicionar una serie de productos, independientemente de sus marcas, en la “elite” de los productos gourmets seguramente que le vendrá genial a la gastronomía española. Pero sobre todo hay que darle tiempo a que crezca y se posicione el sello Elite Gourmet para ver hasta dónde puede llegar.

Más información | Elite Gourmet
En Directo al Paladar | Gourmet o no gourmet, esa es la cuestión
En Directo al Paladar | Gazpachos gourmet a examen

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos