Compartir
Publicidad

Muslo o pechuga, ¿qué prefieres?

Muslo o pechuga, ¿qué prefieres?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Nuestro compañero Juan Lara del blog de vida sana Vitónica, nos hace una pregunta interesante, a la hora de comer pollo qué elegimos ¿muslo o pechuga?, nuestra respuesta, depende del plato que vayamos a elaborar, aunque debemos reconocer que de pequeños ambos preferíamos el muslo y a ser posible con piel y bien tostada.

El pollo es uno de los alimentos más consumidos tanto por sus propiedades nutritivas, como por su versatilidad en la cocina, naturalmente el precio también es bueno. Además es un alimento que se puede incluir en casi todas las dietas, infantiles de personas mayores, con problemas gástricos, de adelgazamiento, etc., ya que posee muy poca grasa y es de fácil digestión.

El problema de elegir muslo o pechuga es muy esporádico en nuestra casa, ya que sólo surge cuando compramos un pollo a l’ast preparado, si, no hemos encontrado ningún sitio en el que mantengan unas pechugas jugosas, por los que todos preferimos el muslo que resulta muy sabroso y jugoso, así que hay que turnarse y preferiblemente, no comprar el pollo hecho. En cuanto a las diferencias nutritivas de muslo y pechuga, ya sabemos que retirando la piel antes de cocinarlo, nos evitamos la mayoría de grasas que aporta este ave, el resto es escaso, sobre todo en la pechuga, que por cada 100 gramos aporta entre 1 y 2 gramos, mientras que 100 gramos de muslo de pollo proporciona unos 4 gramos de grasa. Claro, siempre que se cocine a la plancha y sin piel.

Como ya sabemos, el muslo es más jugoso que la pechuga, pero si ésta se cocina poco, también resulta jugosa y muy rica. A nosotros nos encanta fileteada, vuelta y vuelta a fuego fuerte con pimienta y sal o con ajitos picados.

Muchas personas optan por la pechuga porque piensan que es mejor para realizar una dieta de adelgazamiento, pero como la cocinan como la cocinan, parece una suela de zapato, con lo cual tienen que incorporar alguna salsa que le de vida y entonces, adiós a la dieta.

Así que disfruta tranquilamente de la carne de pollo, sea muslo o pechuga, es un alimento muy saludable y lo mejor es cocinarlo como se merece. Nosotros os invitamos a que veáis la cantidad de recetas que se pueden hacer con el rey de la granja, sean alitas, muslos o pechugas, y a disfrutar.

Vía | Vitónica En Directo al Paladar | Recetas con pollo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos