Compartir
Publicidad

Pimentón, oro rojo

Pimentón, oro rojo
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En la cocina utilizamos a menudo el pimentón, es ideal para condimentar algunos platos. El pimentón de la Vera, es el resultado de la molienda de los frutos secos de los pimientos cultivados en un proceso de secado tradicional.

El pimentón nos llegó de América en el año 1493 como parte de una ofrenda que Colón hizo a los Reyes Católicos en el Monasterio de Guadalupe y quienes fomentaron su cultivo fueron los jerónimos de Yuste a lo largo del siglo XVI, pero no empezó a comercializarse este producto hasta el siglo XIX.

Bueno, después de repasar un poco la historia del pimentón, no está de más que expliquemos su proceso de elaboración. Este proceso se divide en dos fases, el secado y la molienda. El primer paso es una laboriosa técnica de deshidratación mediante corrientes de humo, el fruto se coloca bajo unos listones de madera, bajo los cuales arde un fuego de madera de encina o roble, este calor termina de secar el producto. La temperatura debe ser constante y hay que voltear a diario el pimiento para que su secado sea uniforme.

En la molienda, se despezona el pimiento ya seco para luego triturarlo y siempre a una temperatura no superior a 50 grados para que así sea completamente uniforme, después se pasa por la criba y se envasa.

Un pimentón tremendamente bueno que además de utilizarse en las recetas tradicionales como las migas o el pulpo, es el pimentón de la Vera, considerado como el oro rojo extremeño, que además también se utiliza en las nuevas tendencias culinarias por su aroma tan característico. ¿Notas la diferencia entre pimentones?

Más información | Pimentonvera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos