Los siete tipos de coles más comunes y cuáles son las mejores recetas para cada una

Los siete tipos de coles más comunes y cuáles son las mejores recetas para cada una
Sin comentarios

Te sorprenderás al conocer la variedad de coles que manejamos en Occidente (las orientales las dejamos para otro día porque va a ser demasiada información) y lo mejor de todo es que, gracias a este humilde artículo, por fin vas a saber qué recetas elaborar con cada una de ellas.

Bajo la denominación genérica de col tenemos la posibilidad de acceder a un sinfín de especies y variedades que si por algo destacan es por su versatilidad en la cocina. ¿Te parece que vayamos directos a ver cuáles son los tipos de coles más comunes, para aprender a diferenciarlas y de paso veamos algunas recetas que puedes hacer con ellas?

Col de Bruselas

Es una de las más populares. Muy rica en agua, se caracteriza por su sabor suave y porque, a diferencia de otros tipos de col en los que se aprovecha la flor, en este caso se utilizan los brotes de la planta. Está especialmente indicada en las dietas de adelgazamiento porque aporta nutrientes, diferentes tipos de vitaminas y sales minerales. Además, es muy baja en calorías (100 g contienen apenas 45 calorías).

Es ideal para guisos, en los que las puedes mezclar con otras verduras y legumbres. Pero también vas a disfrutar de las coles de Bruselas si las cocinas al horno o a la plancha. Otra opción es combinarlas con el pescado al horno, es siempre una pareja ganadora.

Col De Bruselas

Coliflor

Es también muy conocida en nuestro país. Consta de una parte redonda y blanca (o verde o violeta), denominada masa, y una cubierta exterior de hojas. De nuevo nos encontramos con un sabor suave pero que, en ocasiones, presenta también un toque dulzón. A nivel nutricional, destaca por sus niveles de vitamina B, muy importante para el desarrollo del cerebro.

A la hora de cocinar con la coliflor, si quieres ir a lo seguro, lo mejor es que la incorpores en la elaboración de cremas y sopas, ya que es capaz de adquirir una textura especialmente cremosa. Por ejemplo, la puedes usar para una crema de coliflor (y añadirle hinojo en caso de que te guste).

Coliflor

Col rizada (o kale)

Desde hace unos años se ha convertido en tendencia. De repente empezó a aparecer en blogs de cocina y revistas de salud, de manera que los consumidores de este tipo de medios empezaron a conocer todas sus propiedades y a darle aún más difusión. El caso es que es una de las coles más ricas en fibra y, aquí viene lo mejor, se puede consumir cruda o cocinada.

Groots - Bolsa de Brotes Frescos de Col Kale - 60 g - Ideal para Ensaladas, Salteados, Cremas, Purés o Batidos Verdes - Rica en Fibra, Vitaminas y Minerales - Sin Pesticidas

Las posibilidades a la hora de trabajar con ella son múltiples y muy variadas. La puedes usar para hacer los famosos chips de kale, pero también mezclarla con una calabaza asada o, incluso, atreverte con un pesto de kale. Como truco, se suele recomendar añadirle zumo de limón al tomarla en crudo, para aumentar la asimilación del hierro que esta verdura nos proporciona.

Kale

Repollo (o col berza)

Un clásico en la gastronomía de los países del Norte de Europa, especialmente Alemania, donde se utiliza para la preparación de recetas como el Sauerkraut. Es la hortaliza más importante de la familia Cruciferae –la misma de la lombarda- en todo el mundo. Presenta un sabor fuerte que puede ser ligeramente dulzón en la variedad lombarda. Además de ser muy bajo en calorías, es rico en vitaminas A, C, tiamina, riboflavina y niacina.

El repollo, como las anteriores coles, se puede cocinar de muchas formas, pero si lo comes crudo en ensaladas aprovecharás más sus nutrientes. En este caso, es importante que primero te asegures de que está tierno.

Repollo

Brócoli

¿Quién no ha caído rendido alguna vez ante esos pequeños arbolitos de intenso color verde? Este pariente cercano de la coliflor y el repollo llama la atención, primero, por sus abundantes inflorescencias (los pequeños arbolitos), que están unidas a tiernos tallos. Conviene dejar claro que son aptas para el consumo cuando aún están inmaduras y que el brócoli destaca por su alto valor nutricional y sus propiedades anticancerígenas.

Si nos metemos en la cocina, de nuevo nos encontramos un producto muy versátil que se puede combinar con carnes, pescados o, una vez más, comer en ensaladas. Por cierto, hay que tener su maña a la hora de cortarlo, aquí te dejamos unos trucos muy útiles.

Brocoli

Nabo

Aunque te sorprenda por su aspecto, el nabo también pertenece a la familia de las coles comestibles. Como sabrás, es una hortaliza muy típica de la temporada fría del año (meses de otoño e invierno) y destaca por su alto contenido en vitamina C y sales minerales. Es lo que hace que sea un ingrediente perfecto prevenir los resfriados o para recuperarse tras las gripes típicas de la temporada.

Es ideal para añadir un sabor ligeramente picante a las cremas y sopas. Puedes comprobarlo dándole una oportunidad a esta crema de nabos y puerro. También se recomienda su uso en ensaladas o dentro de una guarnición de hortalizas asadas provenzales. Esta última receta, por ejemplo, es perfecta para acompañar cualquier carne o pescado, o para tomar con legumbres.

Nabo

Romanesco

Cerramos este especial sobre las coles más populares con un cruce de brócoli y coliflor. Una de sus características más llamativas, en lo visual, tiene que ver con sus inflorescencias de geometría fractal. Nos referimos a que la estructura básica de la flor se repite a diferentes escalas, lo que permite que, antes de cocinarla, te puedas tirar un rato mirando lo peculiar que es.

Comparte los mismos beneficios para la salud que sus predecesores y puede ser un ingrediente perfecto para la preparación de ensaladas que, además, te permitirá dar un toque decorativo a tus platos. También es muy recomendable para la preparación de cremas y gratinados.

Romanesco

Por supuesto, no están todas las (coles) que son, pero sí son todas las que están. Ten en cuenta que nos hemos dejado alguna de las occidentales fuera, por no ser tan popular como las que te hemos mostrado, y que luego están las orientales: brécol chino, pak choi, verduras mizuna, repollos chinos, komatsuna mizuna,… ¡Pero estas ya son para nota!

En DAP | La lombarda, la colorida col morada para disfrutar de temporada (y más allá de Navidad): propiedades, características y recetas

En DAP | En defensa de las coles de Bruselas, la verdura navideña más odiada de España

Temas
Inicio