En busca de la gyoza perfecta, cómo darles forma y cocinarlas

En busca de la gyoza perfecta, cómo darles forma y cocinarlas
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Si cuando preparamos nuestra receta de empanadillas infalible sabemos que serán un éxito seguro, en Japón ocurre un fenómeno parecido con las gyozas. Puede que el sushi no guste a todo el mundo, pero las deliciosas empanadillas japonesas se ganan el paladar de todo el que las prueba. Y lo mejor de todo es que podemos prepararlas a nuestro gusto en casa, pues una vez que se le coge el truco para darles forma, salen casi solas.

Siguiendo con la comparación del sushi, en Japón realmente no lo comen tanto como a veces creemos, y mucho menos lo preparan a menudo en casa. Las familias cocinan platos más sencillos y hogareños, y las gyozas son perfectas porque gustan mucho a los niños y son ideales para compartir juntos en la mesa. También como nuestras empanadillas, son un bocado irresistible que triunfa tanto en los menús diarios como en las celebraciones especiales.

¿Quieres ganar 10 lotes valorados en 250 euros de utensilios de primera calidad Le Creuset y masas Buitoni? Regístrate en Buitoni y participa en el concurso para hacerte con las herramientas de los mejores chefs.

Consejo ofrecido por la marca

Allí lo habitual es emplear masa de gyoza ya lista para usar, cocinando casero el relleno favorito de cada familia. Nosotros lo tenemos muy fácil también gracias a las obleas pequeñas de Buitoni, las de las empanadillas de toda la vida, tan flexibles y resistentes que se adaptan perfectamente a la técnica de las gyozas.

¿Y cuál es el relleno perfecto? Eso ya depende un poco de cada uno, pero las obleas Buitoni son tan versátiles que merece la pena jugar con sabores distintos, ¿por qué quedarnos solo con uno?

Receta de gyozas de pollo

Ingredientes

  • 1 paquete de obleas pequeñas Buitoni (160 g)
  • 200 g de carne picada de pollo
  • 1 tallo de cebolleta o cebolla verde tierna
  • 2 hojas de repollo o col blanca
  • 1 diente de ajo pelado
  • 1 trocito de 3 cm de jengibre pelado
  • 1 cucharadita de sake o vino de Jerez
  • 1/2 cucharadita de sal y 1 pizca de azúcar
  • 1 cucharadita de almidón de maíz
  • 1 cucharadita de salsa tamari o salsa de soja
  • 1 cucharadita de aceite de sésamo u otro vegetal
  • 30 ml de salsa de soja para acompañar
  • 30 ml de vinagre de arroz para acompañar
  • Aceite de girasol

Tiempo de preparación

30 minutos

Tiempo de cocción

15 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar las gyozas de pollo fácilmente paso a paso

Arrancamos con el relleno

Cocemos 2 minutos las hojas de col lavadas en el microondas a máxima potencia para ablandarlas un poco, y las picamos. Picamos finamente la cebolleta y el ajo, y rallamos el jengibre.

Depositamos la carne de pollo en un bol grande y la mezclamos con los ingredientes anteriores, el sake o vino, la sal, el azúcar, el almidón de maíz, la salsa tamari o de soja y el aceite. Trabajamos hasta tener una mezcla homogénea. Tapamos con plástico film y dejamos en la nevera 20 minutos.

Rellenamos y formamos

Gyozas 4

Repartimos el relleno depositando una cucharada con la mezcla en el centro de cada oblea. Mojamos el borde interior con agua y la doblamos por la mitad, envolviendo el relleno.

Formamos la gyoza cerrándola con los dedos y creando pliegues en cada lado. Repetimos con las demás obleas hasta terminar con los ingredientes. Mientras realizamos este proceso, vamos dejando las gyozas en un plato tapadas con un paño limpio.

Cocinamos las gyozas

Calentamos una sartén con un poco de aceite a fuego medio-alto y doramos las gyozas cocinándolas desde la base plana, sin amontonarlas.

Añadimos medio vaso de agua a la sartén caliente, tapamos y dejamos cocinar al vapor unos 8-10 minutos. Mezclamos la salsa de soja y el vinagre de arroz para acompañar.

Receta de gyozas de pulpo

Ingredientes

  • 1 paquete de obleas pequeñas Buitoni (160 g)
  • 2 patas de pulpo cocidas pequeñas
  • 2 tallos de cebolleta o cebolla verde tierna
  • 1 cucharadita de jengibre encurtido
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de almidón de maíz
  • 30 ml de salsa de soja para acompañar
  • 30 ml de vinagre de arroz para acompañar
  • 1/2 cucharadita de copos de chile para acompañar
  • Aceite de girasol

Tiempo de preparación

25 minutos

Tiempo de cocción

15 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar las gyozas de pulpo fácilmente paso a paso

Mezclamos el relleno

Picamos finamente el pulpo, las cebolletas y el jengibre. Mezclamos estos ingredientes en un bol, junto con la salsa de soja y el almidón de maíz hasta tener una masa homogénea.

Formamos las gyozas

Gyozas 3

Repartimos el relleno depositando una cucharada con la mezcla en el centro de cada oblea. Mojamos el borde interior con agua y la doblamos por la mitad, envolviendo el relleno.

Formamos la gyoza cerrándola con los dedos y creando pliegues en cada lado. Repetimos con las demás obleas hasta terminar con los ingredientes. Como antes, según completemos cada gyoza, la vamos dejando en un plato cubierto con un paño limpio.

Cocinamos y servimos

Calentamos una sartén con un poco de aceite a fuego medio-alto y doramos las gyozas cocinándolas desde la base plana, sin amontonarlas.

Añadimos medio vaso de agua a la sartén caliente, tapamos y dejamos cocinar al vapor unos 8-10 minutos. Mezclamos la salsa de soja con el vinagre de arroz y los copos de chile para acompañar.

Receta de gyozas de soja

  • 1 paquete de obleas pequeñas Buitoni (160 g)
  • 50 g de soja texturizada fina seca
  • 2 cucharadas de arroz cocido
  • 1 tallo de cebolleta verde o tierna
  • 1 guindilla
  • 1 zanahoria
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de semillas de sésamo
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de almidón de maíz
  • Sal y pimienta negra al gusto
  • Aceite de girasol

Tiempo de preparación

40 minutos

Tiempo de cocción

15 minutos

Dificultad

Fácil

Cómo preparar las gyozas de soja fácilmente paso a paso

Preparamos el relleno

Ponemos a hidratar la soja en el doble de volumen de agua tibia y dejamos que se hidrate durante unos 30 minutos. Escurrimos bien el agua sobrante y la depositamos en un cuenco.

Picamos finamente la cebolleta, la zanahoria y el diente de ajo. Retiramos las semillas de la guindilla y la picamos también. Mezclamos estos ingredientes con la soja, el arroz, las semillas de sésamo, la salsa de soja y el almidón de maíz, y salpimentamos al gusto.

Rellenamos y formamos

Gyozas 2

Una vez tengamos una masa homogénea, repartimos este relleno depositando una cucharada en el centro de cada oblea. Mojamos el borde interior con agua y la doblamos por la mitad, envolviendo el relleno.

Formamos cada gyoza cerrándola con los dedos y creando pliegues en cada lado. Repetimos con las demás obleas hasta terminar con los ingredientes. Una vez más, según vayamos acabando gyozas, las vamos dejando en un plato tapadas con un paño limpio.

Cocinamos las gyozas

Calentamos una sartén con un poco de aceite de girasol a fuego medio-alto y doramos las gyozas cocinándolas desde la base plana, sin amontonarlas, hasta que queden crujientes y doradas.

Entonces, añadimos medio vaso de agua a la sartén caliente, tapamos y dejamos cocinar al vapor unos 8-10 minutos. Después, solo hay que sentarse a comer.

Trucos y consejos para preparar las mejores gyozas caseras originales

Relleno compacto, pero jugoso

Unas buenas gyozas ofrecen ese rico contraste entre la masa tierna de base crujiente, con el relleno jugoso y lleno de sabor. Hay que procurar que no quede seco, pero tampoco excesivamente húmedo, pues debe poder compactarse sin desmoronarse. Escurrir los jugos y dejar enfriar la mezcla ayudará a obtener esa masa homogénea, y también un poco de almidón de maíz.

La forma perfecta

Formar una gyoza puede parecer complicado al principio, pero en cuanto se coge práctica, resulta muy sencillo. La masa de obleas Buitoni tiene el grosor fino perfecto y la textura elástica ideal para manipularlas sin que se rompan. Solo tenemos que procurar no pasarnos con la cantidad de relleno.

Lo más fácil es depositar una bolita de masa en el centro, humedecer todo el borde interior y doblarla sobre sí misma, formando una media luna, como haríamos con nuestras empanadillas. A continuación, hay que coger el borde del cierre y ponerlo hacia arriba, para marcar un poco la base y aplanarla, y después hacer los pliegues pellizcándolos. ¡Enseguida te saldrán perfectas!

Gyozas 7

Bien doradas

Las gyozas se cocinan primero sobre su base para marcar la oblea por un lado, que debe quedar bien crujiente y dorada, pero sin quemarse. Una buena idea es calentar la sartén sola a temperatura alta y, después, bajar a media potencia antes de añadir un poco de aceite y colocar las empanadillas. De este modo, el aceite no se calentará en exceso.

Cocinar muchas gyozas

Si vamos a aprovechar para preparar muchas gyozas a la vez, o si somos muchos en casa, querremos mantenerlas calientes a medida que las sacamos de la sartén. Para ello, lo mejor es tener el horno encendido a mínima temperatura (o aprovechar el calor residual), colocando las gyozas listas dentro con la base hacia arriba para que la condensación no humedezca la masa de las obleas y conserven su textura.

Otras recetas similares

Innovar y fusionar culturas gastronómicas está más que permitido en el mundo de las gyozas. De hecho, podemos encontrar propuestas muy originales en los mejores restaurantes japoneses de todo el mundo.

Son una delicia las gyozas marineras con pescado o marisco, por ejemplo con centollo, langostinos, carabineros, merluza, atún... Y, por supuesto, admiten todo tipo de carnes, además del clásico relleno de cerdo picado o pollo. Son muy populares también con pato, foie, pintada o ternera, y quedan sabrosísimas con algo de embutido, como longaniza o butifarra.

En cuanto a las versiones vegetales, se pueden rellenar con cualquier mezcla de verduras de temporada, aunque funcionan especialmente bien las hortalizas con un punto más crujiente, como las coles. También tienen muchos adeptos las de setas y algas, e incluso se pueden rellenar con mezcla de quesos.

Con qué acompañar y maridar las gyozas caseras

Gyozas 6

Cualquier menú de cocina japonesa o inspiración asiática ganará muchos puntos con una bandeja de gyozas caseras, desde el típico sushi variado a la tempura vegetal, pasando por el ramen. También casan con platos más de China o la India, por ejemplo, combinándolas con pakoras, rollitos de primavera o arroz tres delicias.

Lo cierto es que las gyozas están tan ricas que merece la pena convertirlas en el centro de la mesa, convirtiéndolas en el plato principal para la cena simplemente acompañadas de una ensalada fresca sencilla y una tabla de quesos o encurtidos variados.

El maridaje ideal son bebidas frescas. Por eso, en Japón se suelen acompañar de cerveza bien fría con o sin alcohol, pero también combinan muy bien con té con hielo, vinos afrutados, sidra o un vermut.

Si quieres descubrir más recetas y trucos para cocinar con masa de hojaldre, empanada, brisa u obleas, te lo contamos todo en el Espacio Triunfa con Buitoni.

Consejo ofrecido por la marca
Inicio