Compartir
Publicidad
Publicidad

Alternativas económicas a las tradicionales cenas de empresa de Navidad

Alternativas económicas a las tradicionales cenas de empresa de Navidad
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con esto de la Navidad anticrisis me he dado cuenta que nos estamos centrando demasiado en los temas hogareños, que por otro lado está claro que son los que más os interesan. De todas formas hay otras fórmulas en las que podemos ahorrar en Navidad, y es con las tradicionales cenas de empresa. Por eso os quería sugerir algunas alternativas más económicas.

De hecho estamos entrando ya en unas fechas muy próximas y tal vez ya tengáis un plan pensado, pero en otros casos puede que todavía le estéis dando vueltas a qué hacer y cómo organizarlo. Seguramente, de hecho, muchas empresas hayan decidido que este año no hay cena o comida debido al gasto que supone.

Bien es cierto que ahora vuelve el "esto lo arreglamos entre todos" y tal vez muchos penséis que si unos pocos son los que lo estropearon, porque hay que arreglarlo entre todos. Pero bueno, ese tipo de debate creo que es mejor apartarlo. Mis ideas van por el camino de la cooperación para pasarlo bien de fiesta con los compañeros del trabajo. Da igual, el número de trabajadores que seáis, siempre se puede hacer algo divertido.

Cenas de empresa alternativas

Velas

Por ejemplo, ¿qué os parecería ir a un taller de cocina a cocinar y a comer lo cocinado? Sin duda alguna puede ser muy divertido. Si sois pocos, podéis comer lo que hayáis cocinado vosotros mismos. Si sois muchos, pueden ir los más cocinillas al taller de cocina, y a la hora de la cena llegar a mesa puesta los demás.

En este último caso podéis ser creativos. No solo para que negociar un precio con el taller más económico, si no que podéis formar grupos. Unos cocinan, los otros se encargan de la bebida y otros de la decoración navideña.

Incluso, puede que el jefe, que es el que más dinero suele tener de la empresa, tenga una casa hermosa. Pues decirle que la ceda, y podéis dividir el trabajo de la misma forma. Unos cocinan, otros decoran y otros se encargan de la logística.

De la misma forma, podéis organizar una tupperfiesta en la oficina, o picnic en la oficina. Que cada uno lleve un plato elaborado en casa. Y hacéis bote para el tema bebidas. Incluso podéis darle alguna temática a la fiesta y que la comida, vestidos, etc., vayan en consonancia.

Cenas de empresa tradicionales

Bolas de centro de mesa

Ahora, y si os gusta lo clásico y queréis tirar por ahí tenemos también algunos consejos para poder máximizar el dinero utilizado, y al menos para cuidar lo invertido.

Lo primero es buscar un sitio que os ofrezca lo mejor por el menor precio posible. Sí, en eso estamos todos, ¿verdad? Pero no es muy sencillo. Tirar de agenda o de contactos de amigos, siempre hay alguien que conoce a alguien. En especial porque a la cena irán desde los becarios que son menos de la mitad de un mileurista e irán los jefes que son mucho más que un mileurista.

Negociar bien el menú. Aseguraros, y a ser posible con fotos, de lo que os van a servir. Los nombres de los menús de Navidad son muy grandilocuentes y en muchas ocasiones decepcionan en la mesa. Vigilad bien las cantidades.

Negociar la bebida que os servirán y cuanta. Muchas veces, por ejemplo, se negocia una barra libre de un tiempo determinado, y resulta que sí, te ponen mucha bebida pero de mala calidad. A veces es mejor negociar una cantidad, en lugar de un tiempo determinado.

Y sobre todo, es un momento para pasarlo bien y del que saldrán muchos cotilleos. Así que, se trata de pasarlo bien, tengamos a mano los recursos económicos que tengamos.

Foto | andruby | gardener41 | Fisherga En Directo al Paladar | La dieta previa a la Navidad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos