Compartir
Publicidad
Publicidad

Bocadillos y bebidas solidarias para los bomberos que luchaban contra el fuego de Doñana

Bocadillos y bebidas solidarias para los bomberos que luchaban contra el fuego de Doñana
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El incendio que ha arrasado 8.486 hectáreas en el entorno de Doñana desde el pasado sábado ha sido escenario también de gestos solidarios del mundo de la hostelería.

Según recoge el periódico ABC de Sevilla, dos hosteleros sevillanos -de las cervecerías Un Poquito de Dos Hermanas y El Jartible de Sevilla- veían por televisión las terribles imágenes del fuego en Huelva. "Yo cogía ahora el coche, lo llenaba y me iba a llevárselo a los bomberos", dijo uno de ellos. "Dame 10 minutos y vamos". Esto fue lo que pasó.

Héroes contra las llamas

En el vídeo anterior, grabado por el Batallón T-15 de los Bomberos Forestales que participaron en la extinción del fuego de Moguer se puede ver el infierno al que se enfrentaban los efectivos. "El calor", que ya les abrasaba los ojos y la garganta mientras conducían hacia las llamaradas. Más de 225 valientes bomberos forestales lucharon hombro con hombro con los tres batallones del Consorcio Provincial de Bomberos de Huelva, 200 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), 12 agentes de medio ambiente, ocho técnicos de operaciones y dos técnicos de extinción.

Durante horas trabajaron sin descanso en la defensa contra el fuego. Y en ese contexto, los dos amigos hosteleros que estaban viendo la televisión en Montequinto (Dos Hermanas) cargaron la furgoneta de lo que tenían -bocadillos, pinchos, bebidas- y acudieron al incendio para repartirlo entre los equipos que allí trabajaban. Francisco Javier Ramírez Cejudo y Felipe Neri Lamadrid restan importancia a su gesto, que sirvió de alivio en la madrugada.

"Vinieron los hombres desde Dos Hermanas, de Montequinto, y se fueron repartiendo comida y bebidas por todos los puestos en los que veían que había agentes de servicio y vamos, de verdad, a mí los pelos de punta cuando me dijo este hombre de dónde venían y todo lo que estaban haciendo" relata un audio enviado por un agente que presenció el reparto de comida y bebida, recogido por el diario ABC de Sevilla.

Los hosteleros prepararon bocadillos y montaditos, cargaron neveras con hielo, garrafas de agua, vaciaron sus botelleros de refrescos, cogieron bolsas de snacks, todo lo que tenían y lo metieron en el coche para llevarlo hacia Matalascañas. Nadie les esperaba y una patrulla de la Guardia Civil les dio el alto. Pero cuando contaron lo que llevaban les dejaron pasar. Lo que se encontraron fue un escenario dantesco. Se detuvieron en cada camión de bomberos, cada coche de policía y puesto militar que encontraron para ofrecerles su comida y bebida.

«Estaban derrotados. Al vernos se creían que veníamos de la Junta o del Gobierno y al decirles que no, que éramos dos particulares, de Montequinto y que veníamos a ofrecerles lo que teníamos, se sorprendían y quedaban todos muy agradecidos", ha explicado Ramírez Cejudo al diario ABC.

Cuando terminaron el reparto, a las cinco de la mañana, regresaron con su coche vacío de vuelta a Sevilla. Desde aquí nuestra sincera enhorabuena y agradecimiento por este gesto.

En Directo al Paladar | El precioso gesto del hotel de cinco estrellas australiano que ofrece comida de lujo a varias ONGs
En Directo al Paladar | "Robin Hood", el restaurante que alimenta gratis a personas sin hogar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio