Compartir
Publicidad

El Hombre del Neolítico no podía digerir la leche animal

El Hombre del Neolítico no podía digerir la leche animal
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

La humanidad está ligada al consumo de leche de origen animal, disfrutamos de este alimento y de todos sus derivados aunque, nuestros antepasados no podían hacerlo. Así lo indica un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Mainz y el Colegio Universitario de Londres.

En el estudio se desvela que a los antiguos pobladores europeos de la época del Neolítico les faltaba un gen para poder tolerar la lactosa, este detalle se descubrió a través del examen genético de una muestra de esqueletos prehistóricos europeos datados sobre el 5000 y el 5840 a.C. La tolerancia a la lactosa fue desarrollada a medida que se empezó a disfrutar de este alimento y al parecer fue un desarrollo rápido, las causas parece que se encuentran ligadas a la ganadería, a la crianza del ganado concretamente. El gen de la lactosa se desarrolló garantizando así más ventajas para la supervivencia de los pobladores de aquella época, es una muestra más de la evolución.

¿Cómo sería el mundo sin los productos lácteos?, no nos imaginamos el no poder disfrutar de la gran cantidad de quesos que embriagan y seducen nuestro paladar, yogures, leche, mantequilla, en fin, el gen ha sido un gran regalo para la humanidad.

El estudio ha sido publicado en la revista científica electrónica Proceedings of the National Academy of Sciences.

Vía | El Periódico Más información | Proceedings of the National Academy of Sciences

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos